Páginas



viernes, 13 de noviembre de 2009

CASO ANGEL VILLALONA: Desistimiento, transacción y mala praxis de los abogados de las partes envueltas.



Todo el mundo está enterado que el prospecto Ángel Villalona se encuentra procesado judicialmente acusado de supuestamente darle muerte al señor Mario Félix de Jesús Valette en una discoteca de La Romana.

También, todos saben que dicho pelotero, ha obtenido la libertad provisional bajo fianza, luego de que los familiares de la víctima “desistieran” del caso.

Pero sin embargo, a pesar del “desistimiento” ha salido a relucir que el Angelito tuvo que “flojar” la friolera de 2 millones de pesos (US$60,000.00), para que los familiares de la víctima “dejaran las cosas así”… Otros reiteran, que la suma pactada fue por 5 millones de pesos. (US$145,000.00)

El desistimiento en el Derecho dominicano.

Desde que “Cuca bailaba” ha sido parte de la cultura jurídica dominicana, el desistimiento, transacción o renuncia a interponer demandas judiciales.

El mismo está expresamente consagrado en la legislación civil (pleitos exclusivos entre personas), pero con el paso de los años, dicha práctica ha sido extendida y adoptada en la legislación penal (casos de interés general para la sociedad perseguidos por Fiscal).

Tanto es así, que aunque el antiguo Código de Procedimiento Criminal, tácitamente lo prohibía, uno de los primeros doctrinarios dentro de ese ámbito, el destacado jurisconsulto, catedrático, experimentado Magistrado y ex jefe del suscrito, Dr. Manuel Antonio Florencio Estrella se ha referido a los efectos contundentes que tiene el “desistimiento” dentro de la acción penal, aunque el Ministerio Público (Fiscal) continúe con el caso:

Palabras más, palabras menos:

El desistimiento por parte de la víctima tiene como efecto inmediato que la acción penal sea extinguida, aunque continúe siendo perseguida por el Ministerio Público… La víctima, es la que aporta los elementos de prueba, indicios y testigos en contra del acusado… Y sin esos elementos, no hay caso ni condena…

Practica, que imperativamente tuvo que ser consagrada en el vigente Código Procesal Penal en sus artículos 30 y siguientes, entre otros....

Discrecionalidad.

Como el desistimiento, en el fondo conlleva pacto de transacción entre las partes, en donde el acusado paga en dinero, bienes o especies a la víctima o sus familiares, a cambio de que estos renuncien a la acusación… Necesariamente, como dichas cláusulas no figuran expresamente en la misma, porque “podrían” constituir prueba o indicio para que la acción se mantenga sustentada y continúe hasta el final por parte del Ministerio Público, es perentorio que los abogados actuantes y las partes que representan, guarden la más estricta discreción.

Reitero: Sin discreción, el desistimiento “podría” no tener efecto legal.

¿La transacción y desistimiento es admisión de culpabilidad?

No necesariamente… Hay personas que para “no perder el tiempo” (que es oro) intentando probar inocencia en el largo trajinar judicial, mejor prefieren “pagar” a su acusador, pa quitarse eso de encima.

De hecho hay ciertos colegas, especialistas en demandas ficticias contra personas o emporios, a sabiendas de la anterior primicia, para obtener dinero o bienes por parte de las mismas… Para ello hasta se inventan “agraviados” y hechos para sustentar sus temerarias y criminales procederes.

Personas como Michael Jackson y el propio Ángel Villalona, a quienes “el clamor popular” señala poseedores de “grandes fortunas” son las “víctimas ideales” para esos casos.

En el caso de Angelito, llevar "hasta las últimas consecuencias" el proceso en su contra, conllevaría perderse 1 a 2 temporadas, su jugoso contrato y hasta el visado yankee (acabadito de ser revocado en el instante que escribo estas líneas)

¿Qué pudo haber pasado en el caso de Ángel Villalona?

No puedo señalar al pelotero Villalona “culpable o inocente”, por las razones que he enunciado anteriormente.

Aunque si puedo afirmarles, que los abogados incurrieron en lamentable mala praxis, por haber tomado dinero que no les correspondía, aparte del 30% que se embucharon de la suma restante.

Se afirma que hubo 5 millones, se “pierden” 3, se repartieron 2 y de esa parte, los abogados tomaron Seiscientos Mil Pesos Oro (RD$600,000.00)… Lo que nos dá como resultado Tres Millones Seiscientos Mil Pesos (RD$3,600.000.00) “perdidos en el camino”

De ahí, las inconformidades que han aflorado por parte de los familiares de la víctima, al develar la parte que finalmente les correspondió.

Como si todo fuera poco, dado el nivel de descomposición moral de la sociedad dominicana, que abarca al Ministerio Público… Como muy probablemente “no les salió lo suyo” o "si les salió” se encuentran “comprometidos” han optado por continuar el caso…

CONCLUSION:

Lo lamento mucho por Ángel Villalona y por los familiares del difunto Mario Félix de Jesús Valette, por el tipo de “colegas” que se buscaron.

Aunque el caso es muy probable que sea resolutado a favor de Villalona, ahora tendrán que perder tiempo y dinero extra en citaciones, comparecencias, indagatorias, juicios, "investigaciones" y hasta chantajes.

Pa la próxima, busquen a gente como yo, ambiciosa pero no codiciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo