Páginas



lunes, 23 de noviembre de 2009

Horizontalidad Intelectual


En estos tiempos en donde hay intereses mercuriales, políticos y corporativos, que obligan a personas o grupos incurrir en deshonestidad intelectual con mezquindades, insultos, calumnias, mentiras, medias verdades, manipulaciones, deformaciones de los hechos y/o negadores de méritos ajenos. O en defecto tropezarse con fanatizados con el raciocinio cercenado, nublado y mutilado ó con enanismo mental, es frustrante para aquellos que nos interesa construir, aportar y edificar...

Por ello, me solidarizo con este gran aporte del colega, amigo y compueblano Vladimir Diderot Paulino Polanco, publicado en sus notas de Facebook, el cual considero de gran contribución al respeto, debate y enriquecimiento de las ideas.


La horizontalidad intelectual es el proceso verificado en un conjunto de personas, verdadera y sinceramente entregadas al estudio de una rama del saber o de la ciencia... Que hace que entre estos individuos... Puedan verificarse desacuerdos... Pero no exclusiones fundadas en aspectos como raza, estatus social, origen étnico o nacional, pensamiento político etc.

Este grupo de individuos, aun los que dentro de su campo poseen las opiniones más disímiles se sienten vinculados el uno al otro...por el amor a la ciencia...y sus comunes esfuerzos y trabajos en ella...por esto...no importando lo dispar de sus opiniones siguen el uno al otro sus trabajos...propuestas...observaciones y aportes...

El ámbito del auténtico estudio científico genera un cuadro de camaradería y debate muy similar al que producen la coincidencia de conceptos teológicos en los practicantes de determinado credo o fe religiosa...y del mismo modo produce desencuentros y diferencias intelectuales parecidas a las que se verifican entre partidarios de diferentes credos o variantes teológico-doctrinales.... Aunque notablemente más pacíficas

Ha sido en el campo de la verdadera intelectualidad donde primero han sido rotos notables prejuicios tales como la discriminación por razón de género o raza o estatus social...el hombre de ciencia auténtico… Hablará... debatirá e intercambiará con cualquier persona... aislando o no tomando en cuenta prejuicio alguno...cuando dicha persona fuere portadora...de una inquietud científica que le pareciera interesante o sólida... de un material que fuere novedoso..O que expusiere premisas o tesis que independientemente de que fueren acertadas o no, estuvieren incrustadas en una estructura conceptual llamativa o ingeniosa.

El vivir bajo una ética de horizontalidad intelectual no se consigue mentalizándose para eso... ello es, sin embargo, el resultado de un auténtico y sincero compromiso con la ciencia...

El hecho de debatir con cualquier persona...sin tener en consideración nada más que la seriedad de las premisas sujetas a discusión... Es una demostración dinámica de madurez cívica intelectual, emocional... E incluso republicana...en la persona que se auto identificare como ligado a alguna ciencia.

Existe una ley clara en la actividad científica que obliga a la indicada horizontalidad...y esta responde al hecho de: la premisa demostrada...esto quiere decir que quien propone un concepto, hipótesis, criterio, categoría, sistema o estructura ideológica...y puede demostrar mediante estudios fiables o análisis históricos detallados la exactitud y verosimilitud de sus postulados..Es instantáneamente respetado y reconocido en la comunidad o ramo de la ciencia en la que se desenvuelva...no importa de donde haya salido...

Este hermoso fenómeno lo explicó con una sola sentencia del maestro chino Confucio al que ya me he referido, cuando, casi cuatrocientos años antes de Cristo, enseñó a sus discípulos diciendo: "Donde hay educación… No hay distinción de clases"

Fuente:http://www.facebook.com/profile.php?ref=profile&id=608878914#/note.php?note_id=340907750622

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo