Páginas



jueves, 14 de marzo de 2013

El siglo de Juan Bosch


Con motivo del fallecimiento del notable intelectual venezolano Simón Alberto Consalvi, les presento nuevamente este tema original del 28 de diciembre del 2009:

Juan Bosch ha sido el escritor dominicano más universal de todos los tiempos... Por dedicarse al descubrimiento, desarrollo,  formación del liderazgo político y sentar las bases de la imperfecta democracia dominicana , perdió la oportunidad de ser galardonado Nobel de literatura en varias oportunidades.

Citado por muchos, en especial el Presidente venezolano Hugo Chávez que ha recomendado leer, obras de su autoría: "El pentagonismo, sustituto del imperialismo", "De Cristobal Colón a Fidel Castro" y "El Caribe, frontera imperial"

Por ello me siento sumamente contento, de que una de las grandes plumas venezolanas Simón Alberto Consalvi, le dedicara tema especial, aparecido en la edición dominical de "El Nacional" de fecha 27 de los corrientes y reproducido en varios diarios digitales y regionales de Venezuela:

Simón Alberto Consalvi
El Nacional / ND


Conocí a Juan Bosch en La Habana, ambos doblemente exiliados porque huíamos de una dictadura y vivíamos bajo otra, la del general Fulgencio Batista y Zaldívar, nombre sonoro con el cual se adornaba al antiguo sargento que sirvió a las órdenes de Estados Unidos.

En efecto, su biografía escrita por un periodista norteamericano lleva ese título: Un sargento llamado Batista. El clima era cada vez más asfixiante, el escritor optó por viajar a Chile porque era un hombre prominente y no un desterrado político que se refugiaba en el anonimato.

Con el tiempo, nos reencontramos en varias ocasiones, y cuando viajaba a Santo Domingo caía por su casa como una escala obligada y necesaria para testimoniarle el afecto y la admiración de siempre. La última vez que lo visité está registrada de su puño y letra, el 2 de febrero de 1979. Ese día me dedicó con palabras afables y "un abrazo cordial", el más importante de sus innumerables libros, De Cristóbal Colón a Fidel Castro. Con todo y su importancia, no es la obra que se grabó en mi corazón y en mi mente, sino Cuba, la isla fascinante. Un libro incomparable, una biografía del país y de su gente, un retrato de la tierra que le había dado cobijo durante muchos años, desde 1939 cuando huyó de su tierra para salvarse de la muerte a la que el dictador Trujillo condenaba a quienes no le entonaban himnos y alabanzas.

Cuba, la isla fascinante es como una biblia, un canto a la historia y al paisaje y, sin duda, a la gente. Fue el tributo del desterrado y del condenado al nomadismo por una dictadura que parecía no tener fin. Es el libro que habla por todos los desterrados.

De La Habana Juan viajó a Chile. No sé qué otras escalas hizo en su deambular. Estuvo en Caracas en varias ocasiones. Desde 1930, Rafael Leónidas Trujillo imperaba en la República Dominicana, directamente unas veces, a través de payasos otras, hasta el domingo 30 de mayo de 1961, cuando fue cazado como una fiera. Se hizo llamar "el generalísimo", le cambió el nombre a todo, y a la antigua capital la bautizó "Ciudad Trujillo".

Punto final a "una Tiranía sin ejemplo", como el escritor había llamado esos 30 años de tiranía. Entonces, Juan Bosch se reencontró con su tierra.

Como el intelectual de mayor prestigio, y líder del Partido Revolucionario Dominicano, al poco tiempo fue postulado para la Presidencia de la República, triunfó en las primeras elecciones libres de su país. Fue elegido en diciembre de 1962 con más de 60% de los votos, se juramentó el 27 de enero de 1963, y desde ese momento las conjuras nacionales e internacionales no le dieron tregua. Gobernó 2 meses menos que Rómulo Gallegos, pero en los 7 que ejerció el poder promulgó una constitución que democratizaba la nación, que consagraba los derechos de los trabajadores a la participación de los beneficios de las empresas, los derechos humanos, la transparencia en la administración pública, puso en marcha programas para rescatar la economía atada a los intereses del dictador muerto, pero no enteramente desaparecido. Los 30 años de Trujillo habían establecido una red de privilegios que Bosch enfrentó resueltamente. Por primera vez en su historia, la República Dominicana respiraba aires de libertad.

Una política reformista de tan modestos cambios soliviantó a los herederos de la dictadura.

El 24 de septiembre de 1963, Bosch fue derrocado por un golpe militar, respaldado por Washington. En 1965, un grupo de militares pretendió restituirlo en la Presidencia. Los enfrentamientos violentos suscitados tuvieron como epílogo la invasión de Estados Unidos ordenada por el presidente Lyndon Johnson que generó un grave conflicto. El presidente Raúl Leoni protestó contra la invasión en un mensaje histórico. Intervino la ONU, el secretario general U Thant designó como enviado personal al venezolano José Antonio Mayobre, quien tuvo éxito en la superación de la crisis. Después de estos sucesos, Bosch intentó sin fortuna volver a la Presidencia.

Las fuerzas de la antihistoria se coaligaron para impedírselo.

Lo admirable en Juan Bosch como escritor, novelista, cuentista, ensayista, historiador no es sólo la calidad de su obra, sino el haberla llevado a cabo contra viento y marea, a prueba de todas las adversidades del destierro y de las turbulencias políticas. Incursionó en los tiempos bíblicos con David, biografía de un rey y Judas Iscariote, el calumniado. Varios libros de cuentos, entre ellos La muchacha de La Guaira. Obras políticas: Dictaduras dominicanas, Clases sociales en la República Dominicana, Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo. Históricas como Bolívar y la guerra social y De Cristóbal Colón a Fidel Castro / El Caribe, frontera imperial. Esta es una de las grandes historias del Caribe y de sus conflictos, escrita en Benidorm, España, en 1969.

Juan Bosch nació en La Vega, República Dominicana, el 30 de junio de 1909, y murió el primero de noviembre de 2001.

sconsalvi @el-nacional.com

Fuente: http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=604790

TEMAS RELACIONADOS:

- Entre el 24 y el 28 de abril de 1965: Una corrección.

- ¿¿EL ESTADO COMO EMPRESARIO??

- ¿PORQUE FRACASA EL SOCIALISMO?

- MANUEL ROSALES: ¡¡No seas pendejo coño!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo