Páginas



jueves, 10 de diciembre de 2009

NO REGULACION ESTATAL y MONOPOLIO: Los males comunes del estatismo (disfrazado de socialismo) y el neoliberalismo.


El socialismo y el neoliberalismo es más lo que los une, que lo que los separa.




Para terminar con las reflexiones acerca del socialismo, capitalismo y neoliberalismo quiero ser enfático en algo que he dejado entrever en temas posteriores y que había prometido tratarles…

Aunque parezca increíble lo que les voy a decir, el estatismo (disfrazado de socialismo) y el neoliberalismo tienen males comunes que los ha llevado al fracaso: La falta de regulación del Estado y su tendencia al absolutismo monopólico.

En el neoliberalismo, se aboga porque el Estado sea “pequeño” y que no intervenga en las relaciones mercantiles, declinando sus potestades regulatorias al libre juego de la “oferta y demanda” y una supuesta “competencia” entre las entidades financieras y comerciales.

En el estatismo (supuesto socialismo), al Estado entrometerse directamente en el comercio y las finanzas, en calidad de propietario de los medios de producción, no se auto regula.

El resultado al final es el mismo: QUIEBRA y RUINA.

Ya que en el primer caso la falta de controles, supervisión, regulación y monitorio, estimula la gula empresarial que lleva a la ruina de los pueblos a favor del grupito constituido en oligopolio o en su defecto, incurriendo esos mismos “empresarios” en acciones dolosas que llevan a las entidades que manejan a la ruina, como en el caso de las quiebras fraudulentas dominicana, norteamericana y venezolana.

Mientras que en el segundo caso, es igualito… Con la diferencia de que el Estado coloca a sus conmilitones como administradores de esas empresas y como ese mismo Estado no se auto regula así mismo, ya que tiene que atender “sus fichas”… Esos administradores, las saquean y las llevan a la ruina… Como en el caso de las empresas estatales dominicanas heredadas de Trujillo y la caída estrepitosa de la Unión Soviética y sus satélites de Europa del Este…

En el primer caso se crean OLIGOPOLIOS; Mientras en el segundo caso se crea MONOPOLIO… Que en esencia, forma y sustancia es la misma vaina.

Ya que esas perversidades, impiden que la mayoría de los ciudadanos, no puedan tener acceso a oportunidades de tener su propio medio de producción y administrarlos por sí mismos… Lo que coarta el talento y la iniciativa, cercenando la productividad y el bienestar individual y colectivo en provecho de unos pocos…

SOLUCION: Socialismo y Capitalismo.

Tal como he dicho en tema anterior: Carlos Marx no era anticapitalista, muy por el contrario, abogaba de que el socialismo era la etapa superior al capitalismo, ya que era necesario desarrollar los medios de producción, crear riquezas y posteriormente crear la sociedad equitativa y justa que las distribuyera.

Por esa razón: El socialismo como receta para paliar las necesidades colectivas y el capitalismo para satisfacer las necesidades individuales.

Para ello, el Estado debe GOBERNAR, ejerciendo sus atribuciones regulatorias y fiscalizadoras, tanto a lo interno como a lo externo, en lo político, social y económico.

Mientras que los medios de producción, deben pertenecer a LOS GOBERNADOS... Esos medios deben ser administrados por sus propios dueños: EL PUEBLO y no un grupito de burgueses, oligarcas o burócratas oligárquizados.

Para ello, es necesario que el Estado vigile que ninguna de las empresas hagan uso de prácticas monopólicas ni oligopólicas en desmedro de otras, tal como está planteado en la mayoría de las legislaciones del mundo.

De lo contrario, si el Estado no regula… Se fortalece la burguesía y se empequeñece a la mayoría como en el neoliberalismo.

O si es en el estatismo disfrazado de socialismo… Se crean oligarquías plutocráticas y feudales que APLASTAN a la mayoría…

CONCLUSION:

El socialismo marxista, para que deje de ser utopía y sea sea real, debe tomar las premisas neoliberales del "Estado pequeño", medios de producción "no estatizados", prohibir "los monopolios" e impedir los oligopolios con todas sus variantes.

Pero desechando la premisa de "no intervención en la economía" para en cambio tener papel activo y protagónico en la regulación y buen funcionamiento de los medios de producción, para evitar abusos y practicas oligopólicas.

Por igual, impulsando la iniciativa privada, la productividad, la educación, salud y garantizando todos los derechos fundamentales que merecen sus gobernados.

TEMAS RELACIONADOS:

* ¿PORQUE FRACASA EL SOCIALISMO? 

* ¿HA FRACASADO EL CAPITALISMO?

- ¿Por qué los países poderosos del G8 no son socialistas?

- Las Expropiaciones de empresas y el falso socialismo venezolano

2 comentarios:

  1. un poco delayed pero gracias por la dedicatoria, jaijai Manuel este planeta esta mas enredado que un kilo de estopa los humanos no han entendido que gobernar es servir al pueblo que lo elige y no al contrario, que la economia debe generar bienestar y no malestar, que la produccion no puede estar asociado a destruccion, en fin es mucho lo que tenemos que aprender

    ResponderEliminar
  2. Como diria Lincol: la democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

    NO de un grupio de charlatanes o alguien que se crea predestinado.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo