Páginas



domingo, 3 de enero de 2010

MARY JOE FERNANDEZ: La súper estrella del tennis mundial que nunca aceptó ser dominicana.


En esta serie especial "República Dominicana", hemos sacado a relucir casos de "dominicanidad", ya sea adquirida, "transmutada" o heredada. Pero existe una gran excepción... Se trata de la ex súper estrella del tennis mundial y doble medallista olímpica Mary Joe Fernández.

Excepcional, porque aunque ha desaparecido de las portadas de los grandes tabloides y revistas deportivas del mundo, llama la atención de que a pesar de su incuestionable descendencia dominicana, nunca la quizo aceptar... Llegó al colmo de poner a sus relacionadores decir que su nacimiento en suelo quisqueyano fue "por accidente" porque al momento de su nacimiento sus padres "vacacionaban" en ese lugar, entre otros embustes...

Por ello les dejo la verdadera historia y reflexiones del reputado periodísta Don Alvaro Arvelo hijo, aparecidas en El Nacional en fecha 1 de Junio del 2009, al final, una pequeña observación del responsable de este blog:



Había una vez una niña muy bonita, blanca, rubia y de ojos verdes, que era hija de un matrimonio de campesinos pobres del Cibao, creo que de un campo de La Vega Real.

Un matrimonio español que no podía tener hijos andaba por estos lares en busca de adoptar una criatura.

Y lograron adoptar a esa niña preciosa pero sumergida en un ambiente de pobreza que a nada positivo, salvo lo que Dios y el Destino decidieran, la iba a conducir.

Estoy seguro que con el dolor, la tristeza, la impotencia, la angustia y lo inevitable los padres biológicos decidieron darla en adopción en procura de que la niña lograra un sólido presente y futuro.

Esa niña se llamaba María José Fernández, y el caso en cuestión sucedió hace varias décadas (no puedo precisar) y lo tengo presente como el primer día.

Los padres adoptivos marcharon al extranjero con la niña dominicana, estableciéndose en los Estados Unidos, donde de inmediato la linda criollita de rasgos anglosajones comenzó a vivir una nueva vida, en un hogar de personas ricas, de padres “postizos” que le dieron lo mejor de una sociedad como la del primer país del mundo: USA.

La niña ya hecha toda una señorita, comenzó a destacarse en el tenis, logrando una posición de categoría en el ranking de su país de adopción, tras ser la República Dominicana su país de origen, nacimiento y genética.

En un momento dado daba la impresión de que María José Fernández, ahora Mary Joe Fernández, sería una superestrella del tenis de campo de los Estados Unidos… ¡y quizás del mundo! Fracasó rotundamente.

Cuando comenzó a brillar, los medios de comunicación comenzaron a fijarse en ella, ya que además de sus cualidades como tenista exhibía ahora un cuerpo a lo Sherapova y acentuados los rasgos de su nacimiento: pelo rubio al estilo de Helena de Troya (?), ojos más verdes que los Sharon Stone y pelo más rubio que Marilyn Monroe.

Pero… desde la primera entrevista Mary Joe Fernández comenzó a sacarle el cuerpo a la República Dominicana, a sus orígenes pobres, a su campo cibaeño y a su condición de haber pasado de la pobreza campesina a la riqueza “made in USA”.

Y ya no paró jamás, es decir, a partir de ahí renegó por completo de todo lo que oliera a República Dominicana, mientras aquí eran muchos los que a diario insistían en decir, decir y decir que ella era dominicana.

Y recuerdo que este servidor insistía en decirles a esos optimistas que dejaran ese asunto, que ella no quería ser dominicana, que ya se sentía “toda gringa”, que hablarle de sus raíces era mentarle la madre (la de aquí no la de allá), que lo logrado por ella en sus estudios, actividad deportiva, contratos, etcétera, la hacían sentir por USA y no por RD. Fracasó, repito. Hoy no se sabe de ella.

Finalmente, los que insistían en “dominicanizarla” se dieron por vencidos, y yo escribí por última vez sugiriendo una solución salomónica (?): digan de ella que es estadounidense de origen dominicano.

A la misma conclusión llegué, después de yo mismo mortificarme con el tema, que lo del súper astro Alex Rodríguez lo resolviéramos de la misma manera, esto es, estadounidense de origen dominicano.

¿A qué viene este comentario? Muy sencillo: dejen tranquila a nuestra compatriota Zoé Saldaña, que tantas muestras de cariño dominicano nos ha dado, pero tiene allá toda una vida artística, por lo que ella tiene que manejarse con cuidado, cogiendo y dejando.

Propongo lo mismo que con Mary Joe y con Alex: nuestra gran actriz Zoé Saldaña, criolla sincera, es también estadounidense de origen dominicano.

Fuente: http://www.elnacional.com.do/opiniones/2009/6/1/17359/Capsulas

OBSERVACIONES:

Me permito aclararle a Don Alvaro, que independientemente de estar de acuerdo con sus reflexiones... Mary Joe en su época fue tremenda Súper estrella del tennis, como lo demuestra las medallas olímpicas de oro y bronce conquistadas en Barcelona 1992, concluyendo con foja profesional de 7 títulos individuales, 17 títulos de dobles y 2 títulos de dobles de la ITF + finalista en tres torneos individuales del Grand Slam.

Pero eso no es todo, en la época que irrumpía en el tennis femenino profesional, estaban en pleno apogeo de sus carreras las "semi Diosas" Steffi Graf, Martina Navratilova, Monica Seles, Lindsay Davenport, Gabriela Sabatini y Arantxa Sánchez Vicario.

Todas esas VERDUGAS, miembras del Salón Internacional de la Fama del Tenis o a punto de serlo, se alternaban disputar las finales de los diferentes torneos mundiales con la renegada compatriota.

Mary Joe, se codeaba de ahí ahí con esas glorias y pertenece a ese Olimpo, llegando a clasificarse 4ta. en el ranking mundial.

Hubiese sido en esta época, sin esas grandes rivales de por medio, nuestra renegada compatriota hubiese reinado durante muchos años ininterrumpidamente, sin oposición alguna, semejante a cierto Emperador caribeño... Aunque le reitero toda la razón, no hay peor pecado que "negar la sangre" y probablemente le hubiese ido mucho mejor en su carrera si la hubiese reinvindicado, tal como empieza acontecer con Alex Rodríguez, lo que tampoco significa que niegue su país adoptivo y agradezca todo lo que ha hecho por ella.

En otro tenor, los hijos de dominicanos nacidos en el extranjero son "dominicanos" de acuerdo a nuestras leyes.


 TEMAS RELACIONADOS

* ALEX RODRIGUEZ: Al invocar su dominicanidad se le acabó "el fucú" en post temporada.

- ¡¡EL MUNDO DEPORTIVO QUE SE PREPARE PA LO QUE VIENE!! Tendrán que "matarse" con los dominicanos para ganarles en competencias internacionales.

3 comentarios:

  1. Anónimo11:20 a. m.

    ¿Blanca, rubia y de ojos verdes? Pero, ¿han visto la fotografía? ¿Están todos ciegos?. Por cierto, Fernández jugó 3 finales del Grand Slam. Vaya fracaso.

    ResponderEliminar
  2. Anonimo
    Usted debe aprender a conocer la ironia del dominicano, muy en especial a la persona que he citado... Cuando hablamos de personas con esas caracteristicas para luego "acabar con ellas" es porque mofarse.

    En cuanto a su carrera individual reitero todo lo que escribo en "las observaciones" y le añado la edad que tenia cuando se retiro.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:00 a. m.

    dominicanos cin talento habemos demas si ella no quiere ser idetificada como dominicana pues tiene derecho...estoy segura d que lo de ser adoptada puede ser mentira ...como sea sus padres no son dominicanos ..ella es espanola y cubana muchas personas nacen en paises extranjeros por coincidencia no quiere decir que son d esa nacionalidad y tiene derecho a rechazarla...dominicanos orgullosos habemos demass

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo