Páginas



miércoles, 8 de septiembre de 2010

Trujillo: Mi Padre… En mis memorias. (II)


El 25 de Febrero de este año, tuve el honor de recibir el libro “Trujillo: Mi Padre… En mis memorias”, como obsequio por parte de su autora Angelita Trujillo Martínez por intermedio de UNICARIBE of Florida y su Presidente José A. Aybar.

De ñapa, debidamente autografiado y dedicado por la propia autora de su puño y letra.

Tal distinción la asumo como reconocimiento a los escritos que plasmo en este blog… ¡¡Muchas gracias!!

El libro.

Estuve escrudiñando todo el contenido de “Trujillo: Mi Padre…” Indudablemente es una obra que amerita estudio por historiadores, curiosos y aquellos deseosos de conocer “la otra cara de la moneda” que fueron los 31 años de la tiranía del Generalísimo Rafael Leónidas Trujillo Molina.

En principio, la autora tuvo la intención de presentarlo como testimonio o relato de su vida personal al lado de su Padre… Pero en la medida que va desarrollando los acontecimientos, paulatinamente se convierte en “la otra versión” de ese capítulo de la historia dominicana.

Lógicamente, la autora, como hija predilecta del Generalísimo Trujillo, no va a ofrecer una versión “objetiva e imparcial” de los hechos, como ella misma advierte… Sería una tontería pensar lo contrario. Pero si consideramos sus aportes como útiles para conocer la verdad de todo lo ocurrido, e incluso, confrontarlo con las demás “versiones de la realidad” que han sido bombardeados a lo largo y ancho de los últimos 50 años.

Detalles interesantes.

No voy a entrar en los relatos concernientes a las vivencias de la autora, cuando fue coronada como Reina de la Paz y Confraternidad del Mundo Libre, ni de sus encuentros con la Reina Isabel de Inglaterra, el Papa Pío VI, el Generalísimo Francisco Franco, etc.

Tampoco voy a resaltar hechos incuestionables como la reconstrucción de Santo Domingo luego del ciclón de San Zenón, la devolución de la soberanía económica de la Nación (con el pago de la deuda externa y la devolución de las aduanas). Ni siquiera las transformaciones institucionales que consagran al Generalísimo Trujillo como el Fundador del Estado dominicano.

Tampoco la “visión desarrollista de La Era” y de otras grandes obras de infraestructura que fulminan la condición de “aldeanos” que tenían los dominicanos antes del año 1931.

Desde mi punto de vista, aunque tiene importancia histórica, es poco trascendente ante el resto del contenido, tan solo me limitaré a citar hechos notables que han sido omitidos por la historia:

- Fotografías inéditas de la época.

- La profunda amistad entre el Generalísimo Trujillo con Ercilia Pepín.

Este relato es completamente inédito en los anales de la historia dominicana... La relación de amistad entre el militar y la heroína, se remontaba a los tiempos de la ocupación colonial americana de 1916 - 1924.

- Las singulares relaciones entre Trujillo y Horacio Vásquez.

Se señalan algunos detalles que empujaron a Trujillo a supuestamente "traicionar" a su mentor.

- Las extraordinarias relaciones bilaterales entre Trujillo y los Estados Unidos de América.

Ningún gobernante dominicano había desarrollado tan estrechas relaciones… Durante sus estadías en tierra norteamericana, El Generalísimo era agasajado por Ministros, Senadores, Gobernadores, militares de alto grado y personalidades, sin mencionar que hasta fue recibido por los Presidentes electo y en ejercicio de los Estados Unidos.

- Las insistentes gestiones de Minerva Mirabal ante el General Ramfis Trujillo para liberar a su esposo Manolo Tavares Justo y sus cuñados.

- La muerte de las Hermanas Mirabal, justo cuando Ramfis, había asegurado garantías de que sus esposos serían liberados.

- La tesis de que el asesinato de las Hermanas Mirabal, fue perpetrado por los mismos personajes que ajusticiaron al Generalísimo Trujillo, con el objeto de socavar su régimen.

En esta tesis se señala básicamente al General Pupo Román como autor intelectual y a Segundo Imbert Barreras entre los materiales.

- La amistad de Angelita con Licelot Marte, a quien le agradece por ser de las pocas que ha estado a su lado en las buenas y malas.

- La gran amistad entre Trujillo y Manuel Arturo Peña Batlle, a quien distinguió como PADRINO de su hija predilecta.

- Angelita revela que es MADRINA del General Carlos Luciano Díaz Morfa.

- El robo de una importante suma de dinero que llevaba el Generalísimo Trujillo, al momento de su ajusticiamiento (la autora lo califica de “asesinato”)

- El desinterés manifiesto de Ramfis Trujillo por los asuntos políticos y de “heredar” a su Padre en esos menesteres.

- El manejo pulcro y austero del Generalísimo Trujillo de las finanzas públicas.

- Las relaciones entre Trujillo y su hija Flor de Oro.

Hay detalles interesantes en cuanto a esa tormentosa relación entre padre e hija… Se derrumba el mito de que Trujillo solo era débil con los hijos procreados con doña María Martínez… A Flor de Oro la quería intensamente, solo que para no dar la impresión de que “se doblegaba” ante su díscola hija, la mantenía a su lado por intermedio de su esposa doña María Martínez, que era la que velaba directamente por ella y la hizo parte integral de la familia Presidencial.

- Datos que demuestran que los Trujillo no se robaron nada, al momento de partir hacia el extranjero.

- El asesinato (la autora lo llama “ajusticiamiento”) de los involucrados en el ajusticiamiento de Trujillo.

La autora justifica plenamente ese crimen por 3 razones: a) No existían condiciones para celebrar juicio justo; b) Por los aprestos de marcharse del país lo antes posible, c) A instancias del Presidente Joaquín Balaguer que “sugirió” al General Ramfis Trujillo “dejarle ese problema resuelto”

Enigmas del libro:

- La autora no se refiere a la extraña muerte ó desaparición de su hermano Radhamés Trujillo.

- Tampoco a los rumores que circulan en los círculos de Poder, de que la muerte de Ramfis fue un asesinato calculadamente planificado y simulado como "accidente de tránsito", provocado por su incidencia en los cuerpos castrenses y supuestos apréstos de "regresar al Poder"

CONCLUSIÓN:

Este libro vale la pena leerlo, estudiarlo y escudriñarlo detenidamente… Sin pasiones ni enojos ni pendejadas para tener una visión más amplia de la historia dominicana.

Nuevamente agradezco a doña Angelita Trujillo, a sus familiares, a UNICARIBE of Florida y a su Presidente José A. Aybar por el obsequio.

Muy halagado por el detalle.

TEMAS RELACIONADOS:

* TRUJILLO, MI PADRE. En mis memorias

- Breve historia de la estabilidad cambiaria en la ex República Dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo