Páginas



jueves, 30 de diciembre de 2010

SAIME: Se descentraliza y mejora notablemente sus servicios de cedulación y pasaporte.


El Servicio Autónomo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME) se convierte en uno de los puntos luminosos del Gobierno Bolivariano de Venezuela.



Observando los acontecimientos venezolanos, he podido tropezarme con algo positivo:

La increíble mejora de los servicios que presta el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME), adscrito al Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia.

Esta dependencia gubernamental, es la encargada de todo lo relativo a identificación (tramitación de cedula y pasaporte) y Extranjería (cedulación, naturalización y visados para los inmigrantes en suelo venezolano)

Historia Patria

El ayer: ONIDEX.
Esta dependencia es la sucesora de la antigua Oficina Nacional de Identificación y Extranjería (ONIDEX) que brindaba idénticos servicios.

Anteriormente, ir a tramitar cualquier tipo de diligencia ante esa entidad, era prepararse para bajar al infierno mismo…

Para los venezolanos, era muy difícil, casi imposible, obtener pasaporte. Para obtener tan preciado documento, había que apelar al tráfico de influencias o a cierta “mafia” a quienes había que “comprarles” los formularios y “citas” de solicitud.

Luego, esperar “a que Colón bajara el dedo” o un “milagro” para que lo entregaran a su titular.

Conozco casos de personas que esperaban largos meses y hasta más de un año.

En cuanto a los extranjeros… La cosa era peor.

Durante mucho tiempo, estaban cerradas las “renovaciones de visados”.

Y para ese y cualquier otro trámite, había que dar un largo viaje hacia la Sede, ubicada en la ciudad de Caracas.

Hoy y mañana: SAIME.
A partir de la designación de Tarek El Aissami como Ministro de Interior y Justicia y Dante Rivas al frente de esa dependencia, desaparece la tortura.

- Las planillas y “citas”, ahora son más fáciles de obtener por el internet.

- Se acortaron las filas y tiempos de espera.

- Abreviación de la entrega de documentos.

- Abreviación de los requisitos.

- Nuevas, automatizadas y confortables oficinas en gran parte del país (Ej. Maturín)

- Descentralización de los servicios hacia todas las oficinas diseminadas en el territorio nacional.

En definitiva:

Anteriormente los extranjeros debían ir a Caracas a realizar todos los trámites, ahora basta acudir a la oficina local.

Anteriormente para los venezolanos obtener pasaporte, debían apelar a las mafias, largas esperas y “chuparse” tremenda fila bajo las inclemencias del tiempo… Ahora tienen el internet, acuden a oficinas mientras esperan cómodamente sentados su turno y en pocos días obtienen su pasaporte.

Anteriormente, había que acudir a “citas” fijadas en remotas localidades para la entrega de los requisitos para obtener pasaporte (Ej. De Maturín a Cumaná)… Ahora acuden a la de su localidad.

Aparte de que también, su personal está mejor adiestrado en sus tareas. Mientras que también han habilitado personal extra para brindar informaciones al público.

CONCLUSIÓN:

Felicito al Gobierno venezolano por haber mejorado esos servicios. Particularmente se los agradezco.

Aunque todavía faltan mejoras en esa dependencia y otras entidades gubernamentales.

lunes, 27 de diciembre de 2010

En penumbras: SALVADOR JORGE BLANCO.


El "legado" del llamado "Gobierno de Concentración Nacional".


"Si no quieren arroz, que coman piedras."
Frase atribuida a Jorge Blanco y a José Michelen.

Lamentablemente no me voy a sumar "al coro" de bocinas, velloneras, oportunistas, perredeistas o cualquier otro que quiera “caer en gracia” o sacar algún tipo de ventaja, que se han destapado en loas hacia el Presidente Salvador Jorge Blanco luego de su esperado fallecimiento.

¡¡No señores!!

No me voy a prestar a ese ejercicio de hipocresía y politiquería barata.

LO POSITIVO

En lo personal.

Para ser justo, nuevamente reitero todo lo que he dicho a lo largo y ancho de Facebook:

"El Dr. Salvador Jorge Blanco fue en su época, antes de ser Gobernante, el mejor abogado, el más completo y brillante que ha tenido la historia jurídica dominicana".

Tengo en mi haber varias obras de su autoría, no me perdía su columna dominical en “El Nacional” en donde exponía brillantes aportes jurídicos, las cuales demostraba en la praxis profesional, tanto en lo privado, como en lo político, defendiendo intereses personales, empresariales y perseguidos políticos durante los 12 años Balagueristas.

También el haber impulsado en su condición de Senador, innovaciones legislativas como la incorporación del “Amparo” o “Referimiento” y abreviar los plazos de los juicios en materia civil.

A Jorge Blanco, lo admiro como jurisconsulto.

Hasta gestioné en mi época de Presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la UASD-CURNE que nos impartiera sus conocimientos en conferencia, charla o “cátedra especial”. (Cosa que lamentablemente no se pudo realizar)

En su Gobierno

Admito que en su condición de Presidente de la República, impulsó otras reformas legales, como la del Perdón y Libertad Condicional, Régimen Penitenciario y se crearon las primeras comisiones de reforma, que a la larga, parieron los actuales Códigos de Trabajo, Menor, Procesal Penal, Inmobiliario, etc.*

Hasta le quitó “en teoría” algo del “endiosamiento” que disfrutan nuestros gobernantes dominicanos, al auto-proclamarse “Ciudadano Presidente”, tal como debe ser en toda país que se aprecie Democrático, en donde todos somos iguales ante la Ley.

Por igual, mantuvo la despolitización de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, y en cierta medida, las libertades públicas impulsadas por su antecesor el Presidente Antonio Guzmán

LO NEGATIVO

Todo lo nefasto del Presidente Jorge Blanco, se resume en lo que fue su administración del cuatrienio 1982 – 1986.

El Presidente viajero.

Si hay un "pionero" de los improductivos viajes internacionales, es precisamente el Presidente Jorge Blanco.

Anteriormente, los mismos eran muy pocos, para atender asuntos estrictamente necesarios, pero en esta etapa, se convirtieron en "plaga".

Más de 20 viajes al extranjero, rompiendo récords individuales y colectivos de todos sus antecesores, pero sin ningún resultado tangible y beneficioso para los dominicanos.

De ahí el nombre con el que ese nefasto "Gobierno de Concentración", bautizó a su incumbente: El Presidente viajero.

Llega el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Los dominicanos NUNCA habían escuchado las letras “FMI” o Fondo Monetario Internacional… La llegada de Jorge Blanco al Poder, fue también el arribo de ese ente financiero mundial, cuyo trabajo es imponer draconianas y abusivas condiciones para el pago de la deuda externa a nuestros paisajes tercermundistas, mientras simultáneamente otorgan nuevos empréstitos para hundirnos en la dependencia con los países ricos.

De ahí vinieron las famosas “recetas fondomonetaristas”, consistentes en nuevos impuestos, aumento de los existentes, devaluación de la moneda y reducción de las inversiones públicas con el correspondiente descenso de puestos de trabajo y encarecimiento del costo de la vida.

En este período de gobierno, fue que nacieron los famosos Impuestos a la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS) y el “Ad Valorem” que fueron aplicados directa e indirectamente sobre todos los productos, bienes y servicios, nacionales y extranjeros, encareciendo notablemente la existencia de los dominicanos.

Inflación y Poblada de Abril del 1984.

De esas medidas, estalla la poblada del 24 y 25 Abril del 1984, con la secuela de destrucción a propiedades, decenas de muertos y miles de heridos.

Los dominicanos NUNCA ANTES habían visto tanto derramamiento de sangre en “tan poco tiempo”.

Intentaron, colocar unos productos “subsidiados”, entre ellos un arroz de cuestionable calidad… De ahí la famosa frase que encabeza este tema, al poner oídos sordos a los reclamos por la deficiencia de ese producto, el encarecimiento de los productos de la "canasta familiar" y el resto de las angustias del pueblo.

Cierre Radio Central.

Otro capítulo negro, el cierre se origina por un reportaje emitido por Cadena de Noticias, que aseguraba que el Presidente y su escolta fueron “agredidos a pedradas”, por manifestantes.

Jorge Blanco no se conforma con desmentir la especie, también cerró el medio, aunque por algunas semanas.

Asesinatos de Héctor Méndez y los Hermanos De La Cruz Gálvez.

Episodios oscuros, todavía no resueltos ni esclarecidos, constituyeron los asesinatos de Héctor Méndez y su chófer Napoleón Reyes y el de los hermanos Patricio y Etanislao de la Cruz Gálvez.

Sigue siendo vox populi, que los mismos tuvieron connotaciones políticas, a la altura de “Crímenes de Estado”

Se especula que los asesinados, controlaban el mercado cambiario de divisas y que tenían el poder de “poner el precio” a las divisas extranjeras.

Como no fueron convencidos, fueron asesinados, como “formula mágica” para detener la galopante devaluación de la moneda dominicana, que gracias al maldito FMI y la especulación, se disparo de 2 pesos x 1 dólar hasta los 10 pesos por cada dólar.

No está comprobado que los mismos hayan sido ordenados desde las altas esferas, pero si coinciden con la militarización de las casas de cambio, la prohibición total de importaciones de vehículos y restricciones para el resto de las demás importaciones de productos.

Corrupción galopante.

Es cierto que siempre ha existido la corrupción gubernamental en la ex República Dominicana, pero durante esta gestión adquirieron características épicas. Tanto que le sirvieron de “ejemplo” a las administraciones gubernamentales posteriores y muy en especial a la actual Monarquía de Quisqueya
Con los desastres en el Instituto de Estabilización de Precios (INESPRE) regenteado por el infame José Michelén.

La tragedia en los suministros a las Fuerzas Armadas y otras instituciones del Estado, encabezadas por los ingratos Fulgencio Espinal, Ángeles Suarez, Cuervo Gómez, entre otros.

Ciertas “jugarretas” y tráficos descarados de influencias, de ciertos funcionarios gubernamentales. Y la llegada “triunfal” del narcotráfico internacional a tierras de Quisqueya.

Sabotaje a las aspiraciones Presidenciales de Jacobo Majluta.

Aunque es cierto que el Presidente Jorge Blanco no intentó la reelección (probablemente porque no se lo permitían las circunstancias), no es menos cierto que traicionaron a su propia entidad política el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) al sabotear sistemáticamente las aspiraciones del Lic. Jacobo Majuta a la Presidencia de la República.

Primero con la elección de un Presidente paralelo en el Senado (el Dr. Tavares Areche), desconociendo al Presidente legal y legítimo que era Jacobo Majluta.

Segundo con el tristemente recordado Concordazo en que intentaron por fraude y luego a la fuerza, desconocer el triunfo de Jacobo en las primarias en que el PRD elegía su candidato Presidencial para las elecciones de 1986.

Tercero, ya resignados a “chuparse” al candidato oficial del Partido, hicieron todo lo inimaginable para torpedear la candidatura de Jacobo.

Labor que consistió en perseguir a sus dirigentes, no darles cabida o despidiéndoos de la nómina estatal, denegándoles servicios públicos y hasta cortándoles, sin previo aviso, los servicios de agua y electricidad por supuesta o realmente “no estar el día con los pagos”

Con la ñapa de incrementar impuestos, apagones, subida de tarifas, etc. al resto de la población durante toda la etapa electoral comprendida entre Diciembre de 1985 hasta el 16 de Mayo de 1986. Pulverizando los más de 10 puntos porcentuales de delantera del "candidato oficial" sobre el "candidato opositor"

Cuarto, ya contados los votos, no hacer ni dejar hacer absolutamente nada, para lograr la validación de más de 50 mil votos, doblemente marcados a favor de Jacobo Majluta en las boletas del PRD y La Estructura.

Ese detalle, le otorga el triunfo al “candidato de la oposición” el Dr. Joaquín Balaguer, por 44 mil votos de diferencia.

Acontecimiento que trajo como fatal consecuencias que el PRD se fragmentara y nuevamente sucumbieran electoralmente en las elecciones de 1990, 1994 y 1996....

Etapa post Gubernamental y acusaciones de corrupción.

Regresando Balaguer al Poder, inmediatamente abre procesos de presunta corrupción contra el mismo Salvador Jorge Blanco, colaboradores y empresarios que se beneficiaron de su gobierno.

No quiero hablar de ese tema, ampliamente discutido, si fue o no proceso eminentemente “Político”. O si el mismo Jorge Blanco sabía o no de las "indelicadezas" de muchos de los miembros de su Gobierno y amigos.

Pero si reprocho, que en lugar de dar la cara, se inventaran enfermedades, solicitudes de asilo y hasta salieran corriendo en avionetas clandestinas o vestidos de mujer cruzando la frontera con Haití.

De ese precedente, es que "me enamoré" de Rafael Flores Estrella**, al enfrentar gallardamente la persecución desatada por el gobierno entrante.

CONCLUSIÓN: El Legado

Entre penumbras es que puedo catalogar lo que ha sido la vida y obra del Presidente Salvador Jorge Blanco.

Gracias al maldito legado de auspiciar la llegada del FMI, los abusivos impuestos, la insensibilidad, el robo descarado de los recursos del Estado, el narcotráfico, el turismo "vip" internacional, destrucción del PRD y otras lacras, que hasta sus descendientes no se han querido reinvidicar.-

Aunque con la “circunstancia atenuante” de que los "alumnos" de la vigente Monarquía de Quisqueya, han "superado al maestro" ampliamente, al colocarse a “miles de millones de años luz” entre su gestión y la actual en cuanto a perversidad en el Poder.

Extraordinario jurisconsulto, ideólogo de la “Revolución Judicial dominicana”, tanto desde el Senado como en la Presidencia de la República.

Pésimo y arrogante Gobernante.

En Paz descanse.

TEMAS RELACIONADOS:

* LA REVOLUCION JUDICIAL DOMINICANA: Historia de las reformas legales e institucionales en República Dominicana

** MANUEL ROSALES: ¡¡No seas pendejo coño!!

+ DOÑA ASELA MERA DE JORGE

- FRASES CELEBRES: Orlando Jorge Mera

- CRISIS EN EL PRD: Miguel Vargas Maldonado vs. Guido Gómez Mazara.

domingo, 26 de diciembre de 2010

En luces y sombras: CARLOS ANDRES PEREZ


Observaciones jurídicas sobre su juicio político y posterior destitución. El Presidente Carlos Andrés Pérez durante su vida política fue gran amigo de los dominicanos y latinoamericanos, pero azote para los venezolanos.



La no tan inesperada muerte del Presidente Pérez, me obligan a escribir estas líneas.

UNA CARRERA POLITICA ENTRE LUCES Y SOMBRAS.

LUCES: Amigo de los dominicanos y latinoamericanos.

Es mucho lo que los dominicanos debemos agradecer a Carlos Andrés Pérez…. Luego de las elecciones generales de 1978, el candidato reeleccionista derrotado, el Dr. Joaquín Balaguer, pretendió dar un Golpe de Estado para permanecer en el Poder, desconociendo los resultados electorales que favorecieron claramente la candidatura del Presidente Antonio Guzmán y demás cargos electivos de la boleta del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)

Hubo conato de sublevación militar, tal como lo demuestran las manifestaciones balagueristas escenificadas en la Policía Nacional, la toma de las instalaciones de la Junta Central Electoral (JCE) por efectivos militares que obligaron detener el cómputo de los votos y otras triquiñuelas.

Eso obligó a la Comunidad Internacional a intervenir, encabezadas por el Presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter, pero muy en especial la intervención directa y decisiva del Presidente Carlos Andrés Pérez, que se encontraba dirigiendo los destinos venezolanos en ese momento.

De esa intervención, se logra que Balaguer desistiera de sus pretensiones, a cambio de que fuese favorecido con la mayoría congresional y el control del Poder Judicial, de ahí provino el famoso “Fallo Histórico”

En Nicaragua: Su intervención fue decisiva para que fuesen celebradas elecciones, que las mismas fuesen limpias y que el Frente Sandinista acatara los resultados que dieron el triunfo a la Presidenta Violeta Chamorro.

Perú: Fue el primer gobernante en desconocer el Gobierno presidido por Alberto Fujimori, a consecuencia del "Fujimorazo" que desintegró la Suprema Corte de Justicia y el Congreso de ese país. La presión ejercida desde Miraflores, influyó para buscar solución a ese problema institucional.

El Presidente Pérez, tuvo muy buenas relaciones bilaterales con la hermana República de Cuba y el Comandante Fidel Castro.

Igual contribuyó a la democracia y las economías de este lado del hemisferio, suministrando créditos blandos para adquisición de petróleo y derivados + la promoción de elecciones limpias y apoyo a los emergentes gobernantes civiles que sustituyeron a los gobiernos militares de la región...

SOMBRAS: Azote para los venezolanos.

Es cierto que su primera gestión de gobierno se caracterizó por la bonanza económica derivada de los altos precios del petróleo en el mercado internacional, de ahí lo de “Venezuela Saudita”.

Es cierto que esa primera gestión, contribuyó a la “pacificación” de Venezuela, que atravesaba por los avatares de la “Guerra Fría” con grupos guerrilleros, dictaduras militares, dictaduras ilustradas, etc.

Pero la corrupción galopante y desacertadas medidas, hicieron que los beneficios de esa “Venezuela Saudita” recayeran en un “grupito de adláteres” que se enriquecieron groseramente… Situación de la que no se escapó el Presidente Pérez, al haber sido considerado en cierta oportunidad, como uno de los hombres más ricos de Latinoamérica.

En lugar de llevar a cabo la doctrina de “sembrar petróleo”, las inversiones se concentraron en las grandes ciudades, desatendiendo al resto del país y la agricultura.

Mientras que por otro lado, Pérez fundó el germen del clientelismo con “botellas” (personas que cobran sin trabajar) y el paternalismo galopante.

Lo que trajo como consecuencia que se expandieran y “consolidaran” los cordones de miseria de sus grandes ciudades, que tienen como expresión máxima los vergonzosos “Cerros de Caracas”.

Mientras que durante su segunda gestión, no supo manejar adecuadamente el desastre económico heredado de las gestiones de Luís Herrera Campins y Jaime Lusinchi. Mientras endeudaba al país.

Creyendo que con su inmensa popularidad del 70% podía tomar drásticas medidas económicas para paliar el desastre… Subestimó a sus ciudadanos, “se le fue la mano” colocando impuestos a los precios de los combustibles y de ahí  “El Caracazo”, en donde también “se le fue la mano” tomando medidas represivas.

Al tampoco tomar en cuenta ese incidente, vinieron los intentos de Golpes de Estado protagonizados por el actual Presidente Hugo Chávez y el Almirante Hernán Evencio Grüber Odremán

JUICIO POLÍTICO Y DESTITUCION.

Algo que he comentado entre mis amigos, es el juicio político que lo llevó a la destitución.

Como medida política.

Fue oportuno… El Presidente Pérez, a pesar de el Caracazo, los 2 intentos de Golpes de Estado, los cacerolazos, las protestas, las manifestaciones de repudio en su contra… Se negaba a renunciar y continuaba tomando medidas que no eran del gusto popular, mientras la situación económica seguía “en caída libre”.

De no darle un parao a tiempo, hubiera traído consecuencias impredecibles, porque civiles y militares estaban dispuestos “a jugársela” para quitarse esa vaina de encima.

Otro intento de Golpe de Estado, hubiese tenido éxito y hubiera traído la dictadura militar.

Otro Caracazo, hubiese traído muchas muertes y gran inestabilidad política.

Por ese lado, el Juicio Político, era la medida legal, oportuna, sabia y desesperada que había que tomar de inmediato, para extirpar el tumor.

En lo Jurídico.

Una barbaridad… Al Presidente Pérez, lo acusaron de “malversación de fondos” al usar el dinero de la CUENTA SECRETA DE LA PRESIDENCIA para ”usos diferentes”

Una excusa, para acusarlo, desaforarlo, enjuiciarlo y destituirlo.

En primer lugar… Por tratarse de una CUENTA SECRETA, la cual lógicamente NADIE SABE DE SU EXISTENCIA y cuyo dinero debía ser manejado a la DISCRECION del Presidente de turno.

No hablamos de la cuenta del Tesoro Nacional, la cual es REGULADA mediante LEY DE PRESUPUESTO, con sus correspondientes “fuentes de ingresos” y el destino de ese dinero a los Ministerios, Gobernaciones, Alcaldías y demás entes del Estado, en base a PROGRAMAS DE GOBIERNO debidamente discutidos, aprobados, consensuados y tazados por el Congreso Nacional y los Parlamentos Estatales.

Hablamos de UNA CUENTA SECRETA que no debe figurar en el presupuesto, no se sabe su existencia, no se sabe de donde provienen sus ingresos y mucho menos se sabe para que será destinada…

Por lo general, la misma es para atender cualquier emergencia nacional e internacional.

Y me voy más lejos… Como el manejo de la misma es DISCRECIONAL Y SECRETO, si al Presidente de turno se le da la gana de ROBARSE ESE DINERO… NO ES PASIBLE DE DELITO.

En segundo lugar… Se comprobó que el Presidente Pérez, hizo uso de esa CUENTA SECRETA, para pagar la seguridad y otros gastos al incipiente Gobierno de Nicaragua, presidido por la Presidenta Violeta Chamorro.

Por lo que en ese caso entendemos CORRECTO el manejo del mismo… Ya que se trataba de un GOBIERNO AMIGO, que indudablemente tenía temores en cuanto a su seguridad y estabilidad política, debido a que el control del Ejército, siguió recayendo en el Frente Sandinista, acabadito de salir del Poder.

Es bastante lógico, que la Presidenta Chamorro, no tuviera confianza en las personas que deben protegerla y de ahí, que solicitara y obtuviera patrocinio para que tuviera personas de confianza que velaran por ella.

Pero también que dispusiera de “dinero fresco” para solventar algunos gastos, al tampoco contar con un Congreso “amistoso y colaborador” que coadyuvara al éxito de su gestión.

Reitero: Moralmente, el uso de esa CUENTA SECRETA fue correcto.

CONCLUSIÓN

Así fue Carlos Andrés Pérez, como las montañas en pleno sol… El resplandor ilumina uno de sus lados, mientras que el otro se queda en las sombras.

Paz a su alma.

viernes, 24 de diciembre de 2010

VIDEO: Lula da Silva rinde cuentas y se despide de la Presidencia de Brasil.


Por considerarlo de interés, he decidido colocar la alocución del Luiz Inácio Lula da Silva, Presidente de la República Federal de Brasil, en la cual rinde cuentas a su pueblo y se despide formalmente del cargo que ha ocupado desde el 1 de Enero del 2003.

Un mensaje breve, conciso, ameno y preciso de 11 minutos, en donde describe lo que ha sido su gestión de gobierno.

Demostrando que no es con "bla bla bla" que se construye liderazgo internacional, mientras en sus respectivos países "compran elecciones", cercenan derechos, roban o envilecen a sus congéneres parar llegar, "regresar" o mantenerse en el Poder... Sino con hechos, obras y realizaciones tangibles y palpables a favor de todos sus gobernados.

Felicidades Lula y espero tu regreso en el 2015.





Detalles:
http://blog.planalto.gov.br/saio-do-governo-para-viver-a-vida-das-ruas/

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Las lagunas legales que descabezan a las Cortes de Apelación e incrementan el señorío de la Suprema Corte sobre el Poder Judicial dominicano.


Todos los Jueces responden y obedecen “directamente y sin intermediarios” a la Suprema Corte, gracias a las fallas u omisiones legales que pulverizan la "Unidad Jurisdiccional" de las Cortes de Apelación y maliciosas “dependencias administrativas” que afectan la Organización Judicial dominicana.



Antecedentes:

Dentro de la llamada “Revolución Judicial dominicana” se crearon muchas leyes, se modificó la Constitución y fue expandido el radio de acción de los Tribunales en todo el territorio nacional, a la par con su crecimiento poblacional y necesidades acordes con los actuales momentos, con la implementación de varias legislaciones:

- Años antes con la incorporación definitiva del Código de Trabajo a la legislación dominicana, la cual crea los “Tribunales de Trabajo” con sus respectivos Juzgados de Trabajo y Cortes de Trabajo,

- Por Ley 25-91 Orgánica de la Suprema Corte de Justicia… Con la respectiva elección de sus actuales “Lores”, con un Presidente, sus respectivos Vice Presidentes y Presidentes de Cámaras.

- Dividiendo Distritos Judiciales (La Vega y Jarabacoa) y Departamentos Judiciales (Distrito Nacional y Provincia Santo Domingo).

- Creando nuevos Distritos Judiciales (Provincia San José de Ocoa)

- Creando más Juzgados de Paz (al crearse “al vapor” varios Distritos Municipales, Municipios y Provincias para saciar la “jambre” de cargos del PRD en el cuatrienio 2000-2004)

- Dividiendo las Cortes de Apelación en Cámaras Civil y Penal en todos los Departamentos Judiciales del país. Posterior a ello, subdividiendo la Cámara Penal de la Corte de Apelación de Santo Domingo en 2 Salas.

- Creando los Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes, con sus correspondientes Juzgados de Primera Instancia y Cortes de Apelación en todo el territorio nacional.

- Dividiendo el Tribunal Superior de Tierras, primero en 2 (Santo Domingo y Santiago), luego en “salas” y posteriormente, a razón de uno por cada Departamento Judicial. (Con la puesta en vigencia de la Ley de Registro Inmobiliario)

- Dividiendo las Cámaras Penales de los Juzgados de Primera Instancia en “Salas”, rebautizándolos “Tribunales Colegiados” (de conformidad al Código Procesal Penal)

- A esto también añadimos, la separación de la Cámara de Cuentas del Tribunal Superior Administrativo y la vez dividido en 3 Tribunales Contenciosos: Administrativo, Tributario y Bancario.

Esta “rumba” de nuevas jurisdicciones, le quitaron mucho peso de encima a los Tribunales de Primera Instancia que todavía conocían "en plenitud de jurisdicción" de todos los casos penales, civiles y laborales en lugares apartados del país.

Igual, a muchas Cortes de Apelación que conocían todos esos casos, en muchas otras ciudades del país en donde se encontraban asentadas.

Semejante con el Tribunal Superior de Tierras, que conocía de las apelaciones de todos sus Tribunales de Jurisdicción Original diseminados en todo el territorio nacional.

Ni se diga de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, que era total caos y desastre.

Pero sin embargo, la creación de todas estas nuevas instancias judiciales, a pesar de responder “parcialmente” a las necesidades que requieren los dominicanos y que “especializan” a sus Magistrados en determinadas áreas de las ciencias jurídicas, han traído consigo, el caos y el desorden jerárquico en la administración judicial, gracias a los “vacíos legales” no provistos por la Ley de Organización Judicial, al no haberse promovido nuevas legislaciones que la actualicen y la maliciosa creación mediante “resoluciones” u "ordenamientos" de diversas instancias “administrativas”

Historia Patria.

A pesar de que las Cortes de Apelación son “unas e indivisibles” y sus atribuciones jerárquicas consagradas los artículos 32 y siguientes de la Ley de Organización Judicial y 157 y siguientes de la Constitución… Antes de la división de todos estos tribunales en Cortes, “salas” y “cámaras”... Los Juzgados de Paz y Primera Instancia quedaban subordinados administrativa y jerárquicamente a esas jurisdicciones, que eran las máximas instancias del Departamento Judicial, y estos a su vez a la Suprema Corte de Justicia, como máxima instancia del Poder Judicial en todo el territorio nacional.

El Presidente de la Corte de Apelación, aparte de sus atribuciones administrativas y presidir las audiencias de ese Tribunal, también lo era de todo el Departamento Judicial, que agrupa los Distritos Judiciales, los cuales “coinciden territorialmente” dentro de las respectivas Provincias.

En lo administrativo: Jueces de Paz y de Primera Instancia, debían rendir cuentas a la Corte de Apelación, tramitar permisos, licencias, vacaciones, designaciones, etc.…. Independientemente de la subordinación jurisdiccional, que todavía consagra la Ley de Organización Judicial, la Constitución y otros textos legales.

Aunque desde mucho antes, en el Distrito Nacional y Santiago, la Corte de Apelación se encontraba dividida, ante la misma división de los Juzgados de Primera Instancia, “mutatis mutandi”, la subordinación y jerarquía administrativa, la llevaba cada “Cámara de Corte” de acuerdo a la competencia jurisdiccional de cada Magistrado, ya sea civil, penal o laboral.

Mientras que el Tribunal Superior de Tierras, por igual, ante los Magistrados del Tribunal de Jurisdicción Original.

Mientras que concomitantemente, todos ellos, debían subordinación administrativa a la Suprema Corte de Justicia y su Presidente que se encarga de todo lo jurisdiccional, administrativo y jerárquico de todo el Poder Judicial en su conjunto.

Todavía, en “teoría” debería ser así, pero con la división que les he descrito, en la praxis ha quedado fulminada dentro de las instancias inferiores, pero conservadas y “concentradas” a favor de los “Lores” de la Suprema Corte de Justicia.

EL PROBLEMA DE LAS DIVISIONES EN SALAS Y CÁMARAS.

El ejemplo chileno.

Muchos de los “directores” y “Magistrados” asentados en el Poder Judicial al igual que ciertos “expertos” que prestan servicios en “Fundaciones”, se pavonean de sus “especializaciones”, “bonches académicos” y “panas Magistrados” en la hermana República de Chile, convertida en la “meca” de estudios latinoamericanos.

Pero sin embargo, a pesar de creerse “sabios de la antigua Grecia”, estos no se atreven (por temor o conveniencia) a enseñarles a nosotros “los simples mortales” ni mucho menos a los Magistrados Jueces inferiores, que las Cortes de Apelaciones Chilenas, actúan como tribunal único e indivisible en lo administrativo y jerárquico, aunque en lo jurisdiccional, divididos en “salas especializadas” y PLENO, tal cual funciona la mismita Suprema Corte de Justicia y en su oportunidad, excepcionalmente por la Junta Central Electoral (JCE).*

Las “salas” tienen atribuciones ESPECIALIZADAS… Una por cada renglón de las ciencias jurídicas.

El “Pleno” tiene atribuciones GENERALES EXTRAORDINARIAS… Dependiendo de la jerarquía de la persona justiciable y atribuciones muy especiales que le pueda conferir la Ley. Ejemplo: El caso de “desafuero” del General ® Augusto Pinochet

Las salas cuentan con “juez o jueces” que la integran y fallan las sentencias, delegando en uno de ellos la dirección de las audiencias.

El Pleno cuenta con un JUEZ PRESIDENTE que lo dirige, se encarga de lo administrativo y es el máximo superior jerárquico dentro del Departamento Judicial.

Por extensión lógica, también la Corte Suprema de Justicia de ese gran país, funciona de esa manera.

El desastre dominicano.

Retomando el inicio de este tema… Dentro de las nuevas leyes que ampliaron el radio de acción de los Tribunales dominicanos… 4 de ellas, parcialmente intentaron resolver el problema jerárquico-administrativo.

- El Código de Trabajo, que al incorporar los Tribunales de Trabajo, divididos en “Salas”, tomaron la previsión de contar con un Juez – Presidente en el Juzgado de Trabajo de Primera Instancia y “jueces” por cada una de sus “salas”. Igual solución, por extensión lógica, a sus Cortes de Trabajo.

El Presidente se reservaba todo lo administrativo del Tribunal, (manejo del personal, fijar audiencias, dictar “autos”, apoderar tribunales, sustituir jueces, etc.) mientras que los demás Jueces, se encargaban de lo jurisdiccional (celebrar audiencias y dictar sentencias).

- Otra de ellas, fue cuando se dividió “la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional” en varias salas, con idéntica solución de las laborales. Extendida posteriormente a las Provincias Santiago y Santo Domingo.

- La Ley 25-91 Orgánica de la Suprema Corte de Justicia, con la división de ese alto Tribunal, en 3 Cámaras de casación: Civil, Penal y Laboral-Tierras- Administrativa, y sus atribuciones "Supremas" reservadas al PLENO…

- La Ley 14-94 que crean los Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes, con sus respectivos Juzgados de Primera Instancia y Cortes de Apelaciones, posteriormente modificado por el Código del Menor.

- Mediante leyes diversas, la división en “salas” de los Juzgados de Instrucción y Cámaras Penales de los Juzgados de Primera Instancia del Distrito Nacional, Santo Domingo y Santiago.

El problema: Fulminada la "Unidad Jurisdiccional" de las Cortes de Apelación.

Todo ese andamiaje de divisiones en “Cámaras y Salas” de los Juzgados de la Instrucción, Primera Instancia y muy en especial las Cortes de Apelación, es que al abolir la “plenitud de jurisdicción” o "Unidad Jurisdiccional" que las cohesionaban y armonizaban… Y no sustituirlas creando la JURISDICCIÓN DEL PLENO, con un JUEZ – PRESIDENTE y VICE PRESIDENTES con atribuciones extraordinarias jurisdiccionales, administrativas y jerárquicas específicas, debidamente delimitadas por Ley.

Pero conservando las “Cámaras y Salas” cada una con un Juez encargado, al igual que las chilenas.

Crearon la disyuntiva, que los demás Magistrados, personal de apoyo y empleados provenientes de instancias inferiores, no sepan ante quién diablos acudir a solicitar permisos, licencias, recomendaciones, consejos, etc.

Dejando esas jurisdicciones, técnicamente DESCABEZADAS.

LA “SOLUCION” (¿?): La Dependencia Administrativa y el “Juez encargado” de los Departamentos Judiciales.

Al problema que les narro, los “Lores” de la Suprema Corte de Justicia, le encontraron inmediata “solución” con la creación mediante “Resolución” de las Dependencias Administrativas, con su correspondiente “Encargado” y el “Juez Encargado”.

La primera dependencia, se encarga de todo lo relativo en cada Departamento Judicial a la “administración ordinaria” de todo lo concerniente en material gastable que necesiten los tribunales de esas demarcaciones. Por igual, encargarse de la supervigilancia de toda la empleomanía.

La segunda “dependencia”, se encarga de tramitar todo lo concerniente a las necesidades administrativas (permisos, licencias, etc.) de los Jueces de cada Departamento Judicial.

A su vez, subordinadas directamente al “Estado Mayor” de la Dirección de la Carrera Judicial de la Suprema Corte….

Instancias, que suplantan las atribuciones de los Presidentes de Juzgados de Primera Instancia y Cortes de Apelación consagradas por los Artículos 33 y siguientes de la Ley de Organización Judicial.

CONCLUSIÓN: Descabezamiento de las jefaturas primarias e intermedias del Poder Judicial.

Estas instancias creadas al margen de la Ley, tan solo le reservan a las Cortes de Apelación, lo estrictamente jurisdiccional en cuanto a las Apelaciones de las sentencias, las “recusaciones” y Juicios ordinarios contra esos Magistrados de Primera Instancia. En cuanto a lo “administrativo” tan solo le reservan las designaciones provisionales de Jueces, fijar audiencias y las impugnaciones de costas y honorarios.

Mientras que los Juzgados de Primera Instancia, se quedan con las apelaciones de las sentencias emanadas de los Juzgados de Paz.

Mientras que el resto de las atribuciones y potestades que les deberían corresponder, quedan en manos de jueces y funcionarios designados ilegalmente.

Tan “inteligentes” son los chicos y chicas de la Suprema Corte de Justicia, que se tomaron el cuidado de que los Encargados Administrativos, no tengan que ser necesariamente abogados y los “Jueces encargados” sean ROTATIVOS y POR DETERMINADO TIEMPO… Pa que “no le coja gusto al cargo” y se atrevan a “disputarles la jefatura”.

En los tribunales inferiores, no existen jefaturas, porque en el Poder Judicial, solo hay 16 Caciques: Los Lores de la Suprema Corte de Justicia.

Situación que incrementa la dependencia, lealtad perruna y “obediencia debida” que les deben todos los demás Jueces inferiores a sus “amos Supremos”

Mientras que al mismo tiempo, contribuye a “centralizar y monopolizar” las decisiones y trámites, que hagan más ágil, rápido, eficiente, moderno, descentralizado, independiente y armónico el funcionamiento de todo el Poder Judicial.

Bonito sería ver a las Cortes de Apelación dominicanas con plena "Unidad Jurisdiccional" semejantes a sus pares chilenas, con algunas atribuciones que actualmente le pertenecen a la Suprema Corte, con Poder y autoridad jerárquica.

EXCEPCIONES: Como "toda regla tiene su excepción", lógicamente existen "casos aislados" en donde hay Presidentes de Cámaras de Cortes, a quienes se les ha reservado "cuotas de Poder"... Pero eso se deben a 2 factores: 1) Que el incumbente, sea de la "confianza" de los Lores de la Suprema, 2) Por "premio de consolación" gracias a "compromisos politiqueros" al no haber sido seleccionados miembros de la Suprema Corte de Justicia, en las 2 oportunidades en que ha sido convocado el Consejo Nacional de la Magistratura.

Pensaba escribir sobre "sindicalismo" de los Magistrados Jueces y Fiscales, Alguaciles y empleados del Poder Judicial... Pero si lo hago, no se conformarían los "Lores" con impedir mi entrada a los Palacios de Justicia, hasta me mandarían a buscar para "nombrarme y cancelarme deshonrosamente" como "escarmiento". Aunque como me las doy en "loco sadomasoquista" a lo mejor cambie de idea...

TEMAS RELACIONADOS:

* LA NUEVA JUNTA CENTRAL ELECTORAL 2006-2010: ¿SERA IDONEA?: COMPARACIONES DE LAS ATRIBUCIONES DE SU PRESIDENTE CON EL DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA

- Fracaso estrepitoso de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ) dominicana.

- Los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia, los “amos y señores” del Poder Judicial de la ex República Dominicana

lunes, 13 de diciembre de 2010

Fracaso estrepitoso de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ) dominicana.


El fiasco de esa entidad, convertida en “Escuelita de la perversión de la judicatura”, salta a la vista, en los Tribunales dominicanos.

Así como la ex República Dominicana marcha al abismo, gracias a la codicia del Emperador Fernández I… Así también acontece con el Poder Judicial y su Escuelita de la Judicatura, convertida en instrumento de “dominación judicial” por parte de los “amos y señores” de la Suprema Corte de Justicia, que no se conforman con su auto-proclamada “vitalicidad”.

Tratando de deformar las actitudes que deben adornar a los Jueces dominicanos para provecho propio, han convertido al Poder Judicial en un ente inservible, obsoleto y anacrónico, a pesar de los evidentes cambios "cosméticos" en su infraestructura y las reivindicaciones laborales que disfrutan sus miembros…

Contrario a su cacareada campañita de “modernismo”, la inmensa mayoría de los jueces dominicanos, todavía se aferran a la etapa de la inquisición… En donde la obediencia y temor “al Papa” era la norma imperante… Llevando a la hoguera a todos aquellos que pensaran, crearan e innovaran.

Eso lo demuestra fehacientemente la praxis de los Tribunales dominicanos en todo lo concerniente a la administración de justicia, de espaldas a lo que dictan las Leyes.

Para muestras, ahí les van los ejemplos:

El uso y significado de la toga y el birrete, entre otros símbolos:
El Art. 11 de la Ley de Organización Judicial es claro en cuanto a las características que deben tener la vestimenta que debe ser usada por los Jueces, Fiscales y Abogados en los Tribunales de Primera Instancia, Cortes de Apelación y Suprema Corte de Justicia.

Pero sin embargo, los jueces “egresados de la Escuelita”, no tienen la más mínima idea del color de la “borla” ni mucho menos el diseño del birrete… La mayoría usa la borla y mangas “morado oscuro”, otros se atreven usarla “morado obispo”… Mientras que el birrete o gorro, la mayoría los usan “redondo” y algunos otros “hexagonal” (basta con ver a los miembros de la Suprema en audiencia)

A ello también sumamos, que mucho menos saben en cuales jurisdicciones deben ser usadas, como lo demuestran los casos de los Jueces de Paz, Jueces de Trabajo, Contencioso y de la Instrucción, que no han entendido ni les han enseñado que por ser Magistrados de “jurisdicciones especiales” y no ordinarias, no están obligados a su uso.

Con la ñapa, de que la mismita Suprema Corte, nuevamente pateando la Ley, por Resolución, ha ordenado el uso de esa indumentaria en todos los tribunales, sin excepción.

Lo peor de todo ello: Es que DESCONOCEN POR COMPLETO EL SIGNIFICADO DE SU USO…

¿Les digo?

Por ese camino van los significados de los demás símbolos usuales en nuestros Tribunales como el Escudo Nacional, el Cristo en la cruz, etc., etc., etc.,

Ni hablar de que la inmensa mayoría de los "egresados" desconocen el porqué dictan sentencias "por autoridad de la Ley" ni mucho menos el porqué lo deben hacer bajo el sacramento "En Nombre de la República"

Juzgados de Paz:
Expresamos que la Ley de Organización Judicial no les confiere a sus Magistrados el uso de la toga y el birrete, que se empeñan en usar, a pesar de que es potestativo de otras jurisdicciones.

Pero ese es el menos malo de sus fallas… De conformidad a la historia que narra el origen de esas jurisdicciones, los artículos 1 y siguientes del Código de Procedimiento Civil + diversas Leyes que le dan sustento… Los Juzgados de Paz fueron creados para conocer “casos menores” para ser procesados de forma “SENCILLA, expedita, sumaria, rápida” y sin muchos formalismos.

En esencia, es una jurisdicción “informal”, en que las personas necesitadas de justicia, acuden sin mucho “protocolo”, para encontrar solución rápida a su pequeño problema, hasta sin necesidad de abogados.

Pero sin embargo, los Magistrados “egresados de la Escuelita”, esa informalidad, SENCILLEZ y rapidez que exige la jurisdicción de Paz, la han burocratizado… Hay que buscar abogado, fijar audiencias por escrito, argumentar conclusiones orales, ampliar esas conclusiones por escrito, 25 mil reenvíos por pequeñeces y disparates… Para luego "reservarse el fallo" y tomarse un laarrgo tiempo para dictar sentencia.

Un proceso que debería tomarse de un día a una semana… Toma varios meses y hasta años.

¿Fijar, procesar y sentenciar un caso simple ante un Juez de Paz en menos de una semana?

¡¡No relajes!!

Tribunales de Trabajo:
“Pin- pum” acontece con estas jurisdicciones, creadas para conocer litis de “trabajadores y empleadores”… Su sola mención, con las necesidades de premura que conllevan esas demandas y la total informalidad que caracteriza al obrero o trabajador, les dá una idea de lo informal, expedito y rápido en que deben dilucidarse los pleitos.

Casos, que de conformidad a los artículos 418 y siguientes del Código de Trabajo, deberían llevarse pocos días… Y en todas sus etapas, pocos meses… Puede, en muchisimos casos, prologarse y “dormir” bastante tiempo.

Eso no es todo… Como esos Tribunales cuentan con “vocales”, supuestamente para ser los “protagonistas” de la conciliación preliminar exigida por Ley o en cualquier otro momento de la audiencia… El Magistrado, ni se molesta en otorgarles ni mucho menos orientarles en ese sentido...

Aunque debo reconocer que existen algunos Magistrados, que “hacen el intento”.

Juicios de Amparo y Referimiento:
En donde la puerca tuerce el rabo, es cuando un ciudadano que requiera justicia URGENTE, porque lo están embargando, desalojando, invadiendo, “trancando” o impidiéndole transitar, reunirse o ejercer libremente cualquiera de los Derechos Fundamentales que consagra la Constitución y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, debe verse obligado acudir ante un Tribunal Civil o Penal para que lo proteja o “ampare” evitándole daño o restituyéndole el derecho arrebatado.

Los Artículos 101 - 112, 140 - 141 de la Ley 834 de 1978, es la que incorpora el Referimiento en Dominicana, en ella se establecen plazos extremadamente breves, que pueden ser “de hora a hora” y las sentencias dictadas “por minuta”, ejecutables con tan solo “presentarla”

Ese texto legal, obliga a los Jueces civiles, apartar "el día de los referimientos" una vez a la semana... Para que ese día, el demandante solo tenga que presentar las pruebas, documentos y hasta la constancia de citación a la contra-parte, sin necesidad de fijación por escrito previa, salvo en caso de “urgencia” fuera de ese día y hora habitual.

Acontece igual con el Amparo, incorporado formalmente a partir de Resolución de la Suprema Corte, acogiendo Pactos Internacionales de Derechos Humanos que lo consagran... Posteriormente ratificado por Ley 437 del 2006 y en la reciente reforma Constitucional 2010 con iguales requisitos, pero mucho más breves o "sumarísimos"

Un caso "destacado" de perversidad, es lo poco instruídos que están los Jueces, es con el "Amparo", que siendo una acción que busca "proteger derechos humanos", se han prestado a utilizarlo, PARA NEGARLOS, como el triste caso de la Familia Trujillo, a quienes les negaron los derechos de libertad de expresión, asociación, tránsito, entre otros, por parte de un grupito de influyentes supuestos ex Trujillistas.

Semejante al Hábeas Corpus, consagrado desde muchos años antes en la legislación dominicana, por la Ley 5353 del 1914 derogada y sustituida por el actual Código Procesal Penal, solo que en caso de prisión o retención ilegal por ante el Juez Penal.

Pero sin embargo, la mayoría de los “Magistrados egresados de la Escuelita”, a pesar de estas informalidades, plazos breves y la urgencia extremísima que ameritan esos casos… Ni se molestan en apartar “día especial” ni mucho menos conocer esos casos con la celeridad que imponen las Leyes.

Esos casos, pasan a la “cotidianidad”… Obligando al justiciable a pasar por el viacrucis que hemos descrito en el renglón de los Juzgados de Paz…

¿Trabajar en su casa el domingo?
¿Trabajar en horas nocturnas?
¿Conocer y fallar sentencia en cuestión de minutos?
¿Y es fácil?

Aunque debo reconocer, "que dependiendo", lo han hecho, pero durante las "horas y días laborables"

Juzgados de la Instrucción.
Los sucesores del antiguo Juzgado de Instrucción, incorporados en el Código Procesal Penal.

Mucha pena lo que acontece en esta "jurisdicción", que en lugar de revisar, en sesión "semi administrativa" si se han cumplido los procedimientos legales, respetado los derechos humanos y si las pruebas del caso pueden inducir a sentencia condenatoria en un juicio al fondo a cargo del Tribunal Colegiado o Unipersonal de Primera Instancia, dictando el correspondiente "Ha Lugar" o "No Ha Lugar", de forma rápida y sencilla...

Se han creído "Jueces de Primera Instancia", celebrando "audiencias públicas", con los respectivos retardos, aplazamientos, incidentes y largas peroratas de las partes, como si fuera "juicio al fondo"... Tomando MESES en esa etapa que debería ser cuestión de 1 a 2 semanas.

Ni hablar, cuando se trata del "primer round" en la "Oficina de Atención Permanente"... En donde, "ni miran el expediente" al momento de dictar medidas de coerción u ordenar "medidas de instrucción" como allanamientos, intervenciones telefónicas, órdenes de detención, etc.

Embargos Inmobiliarios y Tribunales de Tierras.
En el primer caso deberían presentarse y conocerse "sumariamente" ante el Juez Civil o de Paz... Pero mejor  ni hablo de ello... Muchas complicaciones y meses lleva el proceso.

En lo segundo... Reconozco que aunque anteriormente, estas jurisdicciones tomaban siglos para conocer y dictar sentencia... Ahora, de conformidad a la Ley 108 - 05 de Registro Inmobiliario, se han acortado los plazos significativamente... Pero la Escuelita, ha hecho muy poco, para que los Magistrados que la componen abandonen "la vieja costumbre"... Aunque de todas formas, sea más breve el proceso.

Tribunales de Menores.
El proceso ante esas jurisdicciones, según la letra, espíritu, objetivos y considerandos del Código del Menor debería ser semi administrativo, informal, especializado y CONFIDENCIAL... Pero en la praxis, sus Magistrados pretenden actuar como si fuese un Tribunal "común y corriente" y tratar a los infractores como si fuesen "adultos"

Audiencias que deberían llevarse a cabo como si fuese "un conversao amistoso" entre las partes, testigos, abogados, técnicos, psicólogos, fiscales, etc. cómodamente DISCUTIENDO SENTADOS EN UNA MESA, Para fijar el grado o no de infracción y determinar el destino del niño o adolescente en caso de culpa... Se maneja con todos los "protocolos y pendejadas" de los Tribunales ordinarios.

El perfil de los Jueces.
Un aspecto interesante, es que la Escuelita, no ha hecho absolutamente nada, para crear "perfiles" de los Magistrados egresados de la misma.

Eso lo vemos con los Jueces de Paz, que de conformidad a la Ley, son los sustitutos "naturales" de sus pares de Primera Instancia, cuando por una razón u otra, estos últimos se encuentren ausentes de sus labores.

En lugar de tener a uno o varios jueces de Paz, debidamente preparados para sustituir al de Primera Instancia, ya sea en lo laboral, penal, civil, tierras, de acuerdo a sus actitudes y vocaciones... Vemos como ese mismito Juez de Paz puede sustituir un día al juez laboral, al otro día al penal, al tercer día al civil, al cuarto día al de la Instrucción y así sucesivamente.

Así como los abogados nos especializamos en alguna o varias áreas determinadas... Lo ideal, es "zapatero a tu zapato" especializando a los Jueces de Paz en una de esas áreas, para que sea el "sustituto idóneo" temporal y "candidato lógico" para el ascenso definitivo ante esa jurisdicción en la que funge HABITUALMENTE como sustituto.

De ahí, que nosotros, los verdaderos abogados en ejercicio, entremos en pánico y cruzamos los dedos, cuando nos tropezamos con esos "sustitutos" en cualquiera de esas jurisdicciones.

Ni hablar, cuando se trata de un "pasante" ante un Juzgado de Paz o en la Oficina de Atención Permanente.

De esa premisa, es que catalogo "misteriosos" los exámenes psiconométricos a los que son sometidos los aspirantes al momento de pretender ingresar a la Escuelita.* Los cuales supuesta y lógicamente deben ser cruzados con los de "nivel académico" + el desempeño en las aulas.

CONCLUSIÓN:

Hasta ahí dejo ese breve análisis, de lo evidente, "lo que salta a la vista" los resultados tangibles del fracaso, el fiasco de la Escuelita de la Judicatura en la formación de verdaderos y profesionales jueces.

Porque si empiezo a describir las barbaridades en que se incurren en el resto de los tribunales, en cada una de sus atribuciones, competencias y jurisdicciones... Si les narrara las decisiones que dictan en lo incidental y el fondo de los procesos que tienen a su cargo, en su inmensa mayoría carentes de lógica, sustento jurídico, pruebas concluyentes, ingenio, riqueza intelectual, redacción armoniosa, corrección gramatical.... Tal como lo demuestran los inexistentes aportes jurisprudenciales provenientes de las jurisdicciones inferiores...

Si a todo ello les describiera, la "interpretación de la Ley, usos y costumbres" que diferencian a un Distrito Judicial o Departamento Judicial con respecto a otro, como si el abogado viajara de un país a otro ejerciendo su carrera...  ¡¡No terminaríamos este tema!!...

Claro que existen excepciones, las cuales provienen de las "prendas morales, vocación, esfuerzo personal y autodidacta" que adornan a unos muyyyy pocos Magistrados, que desempeñan aceptablemente su sagrado sacerdocio de impartir justicia... Pero esos son ALGUNOS...

Lo que si está claro, meridiano y no amerita discusión alguna, es que todos los abogados que SUFRIMOS en los Tribunales dominicanos, sabemos que en lo que esa Escuelita no falla, es en enseñarles que no pueden hacer nada, pero nada que no cuente con el "visto bueno" de los "Lores" que conforman la Suprema Corte de Justicia, a quienes les deben lealtad perruna y "obediencia debida".

¡¡Mucho cuidado con administrar justicia con criterio propio o sufrirán las consecuencias!!

De ahí, que lamentablemente sea la Escuelita de la perversión de la Judicatura, al mejor estilo de la tenebrosa Escuela Militar de las Américas.

Camino por el cual transita la Escuelita del Ministerio Publico, de lo que no vale la pena, ni mérito, que me obliguen a perder mi tiempo y les haga perder el suyo, escribiendo sobre ello.

TEMA RELACIONADO:

* LA ESCUELA NACIONAL DE LA JUDICATURA (ENJ): La madre de todos los males que afectan al Poder Judicial dominicano.

domingo, 12 de diciembre de 2010

LA ESCUELA NACIONAL DE LA JUDICATURA (ENJ): La madre de todos los males que afectan al Poder Judicial dominicano.


Lo que se pensaba sería un “paso de avance” para lograr la profesionalización de los Magistrados y personal de apoyo, convertido en retranca para beneficio de los amos y señores de la Suprema Corte de Justicia.
De nada sirven cursitos nacionales y en el extranjero para el Juez, si este carece de valor, honestidad y coraje para dictar justicia.
De mi autoría.

Continuando con estos temas en donde dilucidamos los males que carcomen al Poder Judicial de la ex República Dominicana, no podíamos dejar pasar por alto, lo que entiendo es la madre de todos los males que le afectan: La Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ).

Historia Patria.

Luego de los supuestos “concursitos” en los que los amos y señores del Poder Judicial dominicano, designaron a los demás Jueces del país… Por Resolución del 12 de Febrero de 1997 crean la llamada “Escuela de la Magistratura” siendo su primer director el Dr. Juan Manuel Pellerano.

Un año después, 1998, queda consagrada como conocemos actualmente, por Ley No. 327, Nace como supuesto “instrumento idóneo” para formalizar la “carrera judicial” consagrada en la reforma Constitucional de 1994.

En sus principios, esta entidad, funcionaba para la misión esencial para la cual fue creada: La formación y capacitación de todos los jueces y personal de apoyo del Poder Judicial.

Para ello dictando cursos especiales, charlas, conferencias, etc. que podían tomar los Magistrados dominicanos, sin que ello fuera obstáculo para ejercer sus sagradas funciones.

¿Escuela o Escuelita Nacional de la Magistratura?

Pero sin embargo, luego de haber capacitado a sus designados en los tribunales dominicanos, para rápidamente graduarlos como “Magistrados egresados de la Escuela Nacional de la Judicatura” y por ende “Jueces de carrera” para ajustar sus chapuceros “concursos” a la Constitución

Inmediatamente deshacen los programas de estudio implementados por el Dr. Pellerano, el cual cambian radicalmente con el perverso objetivo de: 1) Impedir el ingreso a la Judicatura de abogados en pleno ejercicio, 2) Permitir el ingreso de amigos, aprendices, secretarias, chopos, mensajeros y conserjes; 3) Graduar y designar como “Magistrados” a marionetas que respondan “a las líneas” que dicte el pleno o individualmente la Suprema Corte de Justicia; 4) Adueñarse de las Notarías, Intérpretes Judiciales y Defensorías Públicas

Veamos:

1) Impedir el ingreso a la Judicatura de abogados en pleno ejercicio.

A pesar de que en los concursitos designaron a muchos de sus canchanchanes, algunos por su experiencia profesional en los tribunales, les salieron respondones a los amos y señores de la Judicatura dominicana.

Eso sin hablar de los “recomendados” por los Partidos políticos y Sociedad Civil, que aunque le eran “leales”, en muchísimas ocasiones cometían “el pecado original” de PENSAR a la hora de dictar justicia. Ni se diga, de que en muchas ocasiones, muchos de ellos, se atrevían a “cuestionar” las “líneas maestras” provenientes del pleno o por alguno de los Magistrados Suprema a título individual.

La Suprema Corte, muchas veces se tropezaba con “subordinados”, que cuando se les impartían “las órdenes”, les argumentaban razones legales y hasta morales para “no obedecer”

De esa premisa, es que en lugar de la Escuela de la Judicatura, ofrecer ESPECIALIZACIONES, mediante Post Grados, Maestrías y Doctorados que pudieran ofrecerse presencial, semi presencial 2 veces a la semana y hasta “a distancia” por internet, tal como hacen las Universidades y hasta verdaderas Escuelas Judiciales en otras latitudes, para que los ABOGADOS puedan alternarse entre sus responsabilidades profesionales y familiares con esos estudios especializados… ¡! LA PONEN EN GANIMEDES!!

Para obstaculizar exitosamente el ingreso de Abogados a la Judicatura, se inventaron un jodido “exámen de admisión” complementando con una maldita “fianza”, un desbordado “programa de estudios” y unas abusivas “pasantías” que colocan al profesional de las ciencias jurídicas que pretenda convertirse en Juez, en la difícil disyuntiva de abandonar por completo su oficina profesional y “arriesgarse a ver” si lo designan Magistrado…

El expediente del candidato, de entrada, consiste en presentar previamente todo un “dossier” del aspirante, en que aparte de los documentos de rigor, pretenden obligarlo a repasar todos los libros de la Universidad + varios volúmenes de textos nacionales (preferiblemente de la autoría de los Jueces de la Suprema pa mantener engrasado el negocio) y extranjeros (muchos de los cuales, hay que solicitar en el mercado internacional).

De ñapa, en ese prontuario, hay que agregar: 2 años de ejercicio profesional (violando groseramente la Constitución), “obras de la autoría” del candidato + infinidad de “recomendaciones” de sindicatos, entidades civiles, etc. y para rematar “especialización de Universidad reconocida”…

La Fianza*: Para rematar, si el abogado, reúne todas esas condiciones que por sí mismas son más que suficientes para ingresar “directo y sin escala” a la Judicatura y continúa dispuesto a “jugársela”, entonces exigen este otro requisito, el cual consiste en el depósito de dinero “constante y sonante” en la cuenta bancaria de la ENJ y/o la presentación de una “persona solvente” que “te represente” y comprometa a sufragar cualquier gasto o compromiso. (*Según uno de mis calieses,  ese abusivo requisito ha sido parcialmente derogado, al "lograrse los objetivos" que persigue la Suprema)

El exámen: Si todavía el abogado, sigue dispuesto a “dar el todo por el todo”, lo convocan a esta otra etapa, consistente en 2 misteriosos exámenes “psicométricos” dizque “para evaluar la personalidad” y el académico, con el cual supuestamente confirman o no “el nivel intelectual” del aspirante.

El Programa de Estudios: Si el abogado aspirante, "heroicamente" logra sortear con éxito todas esas trabas y “que le pasen el exámen” porque es un “genio” (y si es bruto ¡mejor!) o su “garante” extremadamente solvente e “influyente”… Ahora es que viene lo bueno…

Para que “tire la toalla”, viene “la pela” consistente en el “programa de estudios” que debe llevar a cabo.

El mismo consiste en “repetir” todas las asignaturas que ese aspirante recibió en la Universidad más muchas, pero muchas otras más… Las cuales son impartidas diariamente, en horario laboral en la sede de la ENJ en Santo Domingo, acompañadas de sus respectivos “informes de lectura, seminarios, exposiciones, exámenes, trabajos finales y tesis de grado”

Todo ello poniéndo “out” del ejercicio profesional del derecho, al pendejo aspirante a Juez, alejado por completo de oficina, tribunales y clientes. Por igual, forzándolo abandonar familia, si reside en el interior del país y sufragando gastos de alojamiento, comida y vestido.

Las pasantías: Pero si todavía el abogado aspirante a Juez, resiste la embestida, pasado un tiempo prudente, lo envían a realizar “pasantías” como Juez de Paz, de la Instrucción y en especial en el departamento de “atención permanente” que funciona LAS 24 HORAS DEL DÍA, 7 DÍAS A LA SEMANA, 365 DÍAS DEL AÑO.

Por lo general, en jurisdicciones MUY ALEJADAS del hogar o de la sede de la ENJ, en horarios nocturnos y días festivos.

Concluida esa paliza, te gradúas… Peroooooo eso por sí solo no significa que puedas ser Juez, porque SI NO TIENES LOS AMARRES O NO JURAS LEALTAD Y OBEDIENCIA DEBIDA te vienen con el cuento de que "fulanito sacó mejores calificaciones", “no hay vacante”, o no hay recursos para crear nuevos tribunales… Pasando a formar parte de una “base de datos” para “ser tomado en cuenta en momento oportuno”… Regresando nuevamente ese abogado aspirante, a empezar desde cero su ejercicio profesional, luego de malgastar tiempo, dinero y esfuerzo.

Pero si eres “genio”, muy bruto o lobbista medianamente aceptable, muy probablemente lo pueden designar en cualquiera de las jurisdicciones fronterizas o distantes “Distritos Municipales”

2) Permitir el ingreso de amigos, aprendices, secretarias, mensajeros y conserjes.

Son muchos, pero muchos los empleados del Poder Judicial, que logran graduarse de “Licenciados en Derecho” en cualquiera de nuestras Universidades dominicanas, muy en especial en aquellas, que imparten docencia los fines de semana con un “pensum” de escasas asignaturas.

Pero esos empleados, en lugar de renunciar, prefieren quedarse en sus lugares de trabajo… Por varias razones, que van desde “lo dura que está la carrera”, ejercer a la sombra de la mucha o poca influencia de sus puestos o porque simplemente se sienten “cómodos y conformes” con el salario “poco pero seguro” que perciben.

Pero, así como se gradúan, así también obtienen exequátur y colegiatura, que "en teoría” los convierten en abogados “en ejercicio” aunque en la praxis nunca se hallan calado la toga y el birrete.

A esos servidores, por encontrarse en “ejercicio profesional pero DENTRO DEL SISTEMA JUDICIAL” se les hace fácil, muy fácil, bastante fácil, el ingreso a la Escuela de la Judicatura y ascender a la condición de Magistrado.

- Mientras el abogado, debe buscar dinero contante y sonante para depositar en la cuenta de la ENJ y un “garante solvente”… El empleado judicial, ya cuenta con su propio jefe, que lógicamente suele ser un Magistrado docente y “pegaó”, que hasta LE REGALA ese dinero para su “garantía”

- Mientras al abogado le exigen “obras de su autoría, especializaciones y certificaciones”… Al servidor judicial, su poderoso “garante”, logra que le exoneren anexar “esas molestias”

- Mientras el abogado debe ponerse loco, buscando y repasando infinidad de libros… Al servidor judicial, su jefe y otros Magistrados amigos, ¡¡Se los prestan!!

- Mientras el abogado, debe madrugar estudiando textos para intentar pasar el examen de admisión… Al servidor judicial, (jajajajaja…) Hasta le dicen previamente el contenido de ese examen.

- Mientras el abogado debe inventarse una “fuente externa de ingresos” que le permitan abandonar su oficina para dedicarse “en cuerpo y alma” a sus estudios… El servidor judicial, con la anuencia cómplice de su superior, puede ausentarse indefinidamente, tomando tranquilamente sus clases y pasantías, mientras percibe su salario sin contratiempo.

- Mientras al abogado “está en veremos” si será o no Juez... El servidor judicial, ya tiene garantizado su cargo.

En definitiva: El servidor judicial (secretaria, mensajero, conserje, alguacil) va de robo, frente a cualquier abogado para ingresar a la Judicatura.

Igual acontece con los aprendices o recién graduados o a ciertos “abogados” que prestan servicios “secretariales” en poderosos bufetes, que por no estar ejerciendo, ni tener familia que lo ate y contar con los recursos que le pueda proporcionar “papi o mami” o algún influyente padrino político o Magistrado o patrocinado por el poderoso bufete… También "va de robo" frente a cualquier abogado en pleno ejercicio, a la hora de ingresar a la Judicatura.

3) Graduar y designar como “Magistrados” a marionetas que respondan “a las líneas” que dicte el pleno o individualmente la Suprema Corte de Justicia.

Descartados los contestatarios y poco manipulables “abogados en ejercicio” de ingresar a la Judicatura dominicana…

Toman su lugar, los aprendices y servidores judiciales, que por poca experiencia, nulo ejercicio profesional, pocos estudios, etc.… Son los perfectos candidatos para ser colocados como marionetas manipulables desde las alturas de la Suprema Corte de Justicia, para que obedezcan “las líneas maestras”

Con sus muyyy raras excepciones (no cito nombres para evitarles una vaina), ese “secretario” acostumbrado a recibir órdenes, cuando es ascendido a Juez, sigue siendo secretario, pensando como secretario y actuando como secretario.

Mientras que el recién graduado, por su escasa experiencia, juventud y pésima formación en las aulas, en lugar de enseñarle las ciencias jurídicas, razonar por cuenta propia, estudiar los textos legales y jurisprudenciales… También le enseñan en la Escuelita de la Judicatura a RECIBIR ORDENES y OBEDIENCIA DEBIDA.

Caso contrario a un abogado en pleno ejercicio, que a las buenas o malas, aprende los misterios de su carrera, buscando “soluciones legales” a sus clientes. Que por tener conocimientos y “cabeza propia” es muy difícil que pueda ser manipulable.

4) Adueñarse de las Notarías, Interpretes Judiciales y Defensorías Públicas.

Por extensión, a todos los que pretendan ser Notarios, Defensores Públicos o Intérpretes Judiciales, deben pasar por la misma pela que los aspirantes a Jueces, con las variantes correspondientes, según sea el caso.


Basta con ser parte de “los amigos” de la Suprema Corte de Justicia, para que “te faciliten las cosas”.

En otros tiempos, para ser Intérprete judicial, bastaba la recomendación del Juez de Primera Instancia.

¡¡Y tanto que criticaban la gestión de Néstor  Contín Aybar, con la supuesta o real mafia que encabezaba Miguel Jacobo, en la Secretaria General de la Suprema Corte de Justicia!!.

En ese entonces, con suerte o con dinero, se podía obtener la Notaría, sin necesidad de ARRASTRARSE ni LAMBERLE a los actuales Magistrados Supremos.


CONCLUSIÓN: La Escuelita de la perversidad judicial.

Si en verdad, estuviera en el ánimo de los amos y señores, dotar al Poder Judicial de verdaderos Jueces que dicten justicia sin temor ni favor… Desde un principio, hubiesen designado a verdaderos abogados y ex Magistrados como tales en las jurisdicciones inferiores.

Igualmente, en lugar de poner tantas trabas a los abogados para ingresar a la Judicatura, hubieran implementado exámenes de admisión + verificar el contenido de los requisitos exigidos en su "dossier" para que los súper dotados ingresen “directo y sin escala”... El profesional de las ciencias jurídicas que logre reunir todos los requisitos previos y pasar ese examen de admisión... ¿PARA QUE DIABLOS NECESITA INGRESAR A LA ESCUELA?

Con mayor razon, cuando la mismita Ley de Carrera Judicial, en su Art. 11 párrafo I, exonera a esos jurisconsultos de cojer "la pela" de los exagerados "programas de estudio" de esa Escuelita.

Par de cursitos... ¡¡Y listo para la acción!!!


Y para los no tan "super dotados"... Cursos de "Post Grado, Maestrías y Doctorados en Magistratura" impartidos de forma presencial, semi presencial e internet, asistiendo a la sede de la ENJ 2 veces a la semana, como si fuese cualquier otra especialización de las que imparten las Universidades a los profesionales… Y por supuesto, que sean incluyentes a todos los abogados, para que tengan su "especialidad en la judicatura", en caso de que por urgencia ameriten ser convocados a sustituir a cualquier Juez.

Bastaba tomar la Escuela de la Judicatura, como instrumento para eliminar lagunas de la Universidad, enseñar a los futuros y presentes Magistrados a interpretar la ley, hacer uso de la jurisprudencia, redactar sentencias, nociones de la Ley de Organización Judicial; Procedimiento Civil, Laboral y Penal; Principios jurídicos y morales; Administración de los Tribunales y hasta enseñarles el significado del uso de la toga y el birrete, entre otros símbolos.

Hoy, fuesen muchos los abogados que hubiesen ingresado, sin necesidad de sacrificar su ejercicio profesional “a ver si pegan”

¡¡Pero no señores!! ¡NO LES INTERESA!!

Por eso esa Escuelita Nacional de la Judicatura (ENJ) es la madre de todos los males que carcomen el Poder Judicial.


Es más fácil tener personas dóciles, sin criterio propio, a quienes “bajarle líneas”.

Por lo que vemos en la praxis, el “pensum y los requisitos” son puro aguaje… A la mayoría de los actuales Magistrados NO SE LES ENSEÑA NADA en la Escuelita de la Judicatura, solo a OBEDECER, TEMER Y REPRIMIR al mejor estilo de la clausurada "Escuela Militar de las Américas" con sede en Panamá.

Los resultados los tenemos ahí… Muchos cursitos, post grados en el extranjero, conferencias y bla bla bla bla, mucha espuma y poco chocolate… De nada sirven cursitos nacionales y en el extranjero, si se carece de valor, honestidad y coraje para dictar justicia...

Los ejemplos saltan a la vista: Juzgados de Paz y de Trabajo, celebrando audiencias "burocratizadas" cuando la Ley dice lo contrario... Jueces de Amparo y Referimiento, conociendo audiencias tediosas y largas, cuando la Ley dice lo contrario... En todos esos casos, dictando sentencias totalmente fuera de los plazos legales... Y esos mismos jueces, no tener nociones en cuanto al uso y reales características de la toga y birrete, cuando la Ley se pronuncia claramente sobre el particular. (tema pendiente)

Espero que los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura y los nuevos Magistrados de los Tribunales Supremos y el Consejo Superior de la Magistratura, tomen eso en cuenta.

Todavía me queda otro tema, en cuanto a los resultados tangibles de esta Escuelita en el quehacer judicial y otro en cuanto a las “lagunas legales” que incrementan notablemente el poderío de los amos y señores del Poder Judicial dominicano… Les ruego acceder a la plantilla "Apuntes del Poder Judicial Dominicano"


TEMAS RELACIONADOS

* Los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia, los “amos y señores” del Poder Judicial de la ex República Dominicana


En vista del escándalo que ha generado este tema, coloco a la consideración de ustedes, este otro posterior:

* Fracaso estrepitoso de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ) dominicana.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia, los “amos y señores” del Poder Judicial de la ex República Dominicana


El principio de “igualdad entre los jueces”, sustituido por “la subordinación y obediencia debida”, individual o colectiva hacia la Suprema Corte de Justicia



Introducción:

En vista de que el responsable de este blog, no puede presentar candidatura a los Tribunales Supremo, Constitucional, Electoral ni Cámara de Cuentas, (por faltarle en lo objetivo 2 años de ejercicio profesional, aunque en lo subjetivo ejerzo desde hace más de 30 años) y por ende, no poder usar de “tribuna” el escenario del Consejo Nacional de la Magistratura para denunciar los males que carcomen el sistema judicial dominicano, presento estos escritos que he titulado "Apuntes del Poder Judicial Dominicano", a la consideración de los aspirantes a esos cargos:

Historia Patria.

Cuando fueron impulsadas las reformas constitucionales de 1994, instaurándose el Consejo Nacional de la Magistratura y la carrera judicial para ingresar al Poder Judicial, fuimos muchos los abogados y estudiantes que ingenuamente nos llenamos de esperanzas, pensando que “por fin” los dominicanos disfrutarían de una justicia “profesionalizada e independiente”.

Posterior a ello, vino la conformación de la actual Suprema Corte de Justicia, que aunque no era lo que se esperaba, sus miembros fueron escogidos por “consenso” de las principales fuerzas políticas en aquel entonces, ya que prácticamente todos sus integrantes, previamente habían sido jueces, catedráticos, escritores y abogados de amplio y aceptable ejercicio profesional.

La conformación del resto de los tribunales dominicanos.

Tiempo después, se fueron de gira por todo el país, montando en escena un supuesto “concurso” para elegir al resto de los Magistrados que conformarían las Cortes de Apelación, Tribunales de Primera Instancia, Juzgados de Paz, Tribunales de Trabajo, Tribunales de Tierra y Tribunal Contencioso Administrativo.

Este humilde servidor, en aquel entonces, Presidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (CURNE – UASD), fue tomado de pendejo y apoyó ese proceso…. Hasta me presté impulsar y promover que la entidad que dirigía, “sugiriera” candidatos...

Pero sin embargo, muchos profesionales y ex Magistrados probos, fueron desechados para darle cabida preferencial a los “recomendados” de los Partidos políticos y a uno que otro amigo, compadre, cachanchán o chulo de los actuales incumbentes de la Suprema Corte de Justicia.

Así mismo, se implementó “operación chapeo”, que puso fuera del Poder Judicial, a muchos Magistrados que cumplían cabal y responsablemente con sus obligaciones al frente de los Tribunales en que se encontraban designados.

Muy pocos profesionales de las ciencias jurídicas, de indiscutible formación académica y moral, pudieron ingresar o mantenerse en sus puestos.

Ese resultado, me desengañó, por resultar una farsa y burla, con la ñapa de les sirvió para que esos Magistrados pudieran “hacer fortuna” vendiendo sus libros a los aspirantes, ya que las preguntas formuladas a los candidatos, provenían fundamentalmente de esos textos.

Errores en la reforma constitucional del 1994.

La reforma del 1994, fue en cumplimiento al Pacto por la Democracia, suscrito entre las principales fuerzas políticas dominicanas, para zanjar el conflicto suscitado por los resultados de las elecciones generales del 16 de Mayo de ese año.

Debido a que las mismas, necesariamente debían ser ejecutadas antes del 16 de Agosto de ese mismo año, cuando asumían las autoridades electas y bajo la creencia de que "el Senado politizaba y corrompía la judicatura" se cometieron diversos errores y pifias, que beneficiaron enormemente a los actuales incumbentes Supremos, al incrementarles sus poderes de forma inaudita.

- La Suprema Corte designa a todos los demás Jueces.

Uno de los graves errores de la reforma del 1994 fue delegar en la Suprema Corte de Justicia, la selección y conformación de los demás tribunales judiciales que anteriormente eran atribución del Senado de la República.

Anteriormente los Senadores, elegían a TODOS LOS JUECES, incluyendo los de la Suprema Corte… En base al principio de “igualdad entre los jueces”.

De ñapa, los Magistrados Supremos, conservaron sus potestades disciplinarias, traslados de jueces y de mantener la “unidad jurisprudencial”.

A partir de ese momento, a parte de sus atribuciones de Tribunal Supremo y Corte de Casación, tendrían la potestad de Tribunal de Garantías Constitucionales.

- Eliminación del juicio político y destitución por el Senado.

Otra garrafal metida de pata, fue que la reforma del 1994, eliminó la potestad del Senado para enjuiciar y destituir a los Jueces de la Suprema Corte de Justicia por “faltas graves”

Lo peor, es que ese Consejo, tampoco asume dicha prerrogativa, contrario a lo que acontece con el Consejo Superior de la Magistratura de Francia, que si las tiene sobre los Magistrados de la Suprema Corte.

Los constituyentes en aquel entonces, debido a la premura que ameritaba esa reforma, le atribuyeron a nada más y nada menos que a esa Suprema Corte la potestad de ser “Juez y parte” sobre ellos mismos.

- La inamovilidad.

Y para darle el tiro de gracia, los constituyentes, no dejaron en claro en qué diablos consistía la llamada “inamovilidad” de los Jueces.

Todas estas metidas de pata, trajeron como fatal consecuencia que los actuales Magistrados de la Suprema Corte de Justicia, se erigieran en “amos y señores” del Poder Judicial, llegando al colmo de auto proclamarse VITALICIOS.

Vitalicios porque al proclamar “inconstitucional” la Ley de Carrera Judicial, se llevaron el período de 4 años “inamovibles” en sus puestos y que fuesen jubilados obligatoriamente al cumplir los 75 años de edad.

Igualmente al no poder ser juzgados disciplinariamente ni por el Senado ni por el Consejo Nacional de la Magistratura ni por ninguna otra instancia, a pesar de haber violado la Constitución de aquel entonces y el sagrado principio moral que dicta “Nadie puede ser Juez de su propia causa”

CONCLUSIÓN: Los Jueces de la Suprema, amos y señores del Poder Judicial.

Hasta el sol de hoy, los actuales Jueces de la Suprema Corte de Justicia se han erigido en los “amos y señores” del Poder Judicial en la ex República Dominicana, administrando ese importantísimo Poder del Estado como si fuese alguna “finca” particular, con sus respectivos capataces y “echa días” a quienes mandar y explotar a su antojo.

Precisamente ellos fueron los que sentaron el precedente, con la cual se ha erigido la actual Monarquía de Quisqueya, atribuyéndose privilegios y potestades que van más allá de lo moral, razonable y legal.

De ahí, es que los demás jueces de las jurisdicciones inferiores, les deban “lealtad perruna” y OBEDIENCIA DEBIDA (Por algo no es casual que un General (r), ex Jefe de Estado Mayor del Ejército sea el Director de la Carrera Judicial). Tanto por “agradecimiento” al Juez Supremo que promovió su designación y/o al “miedo” de no “contradecir el criterio” del Pleno, so pena de ser fulminantemente destituido o trasladado sin contemplación alguna o darle "bola negra" para los ascensos o no ser recomendados para optar a Jueces Supremos, conforme a la actual Ley de Carrera Judicial.

Ningún Juez de las jurisdicciones inferiores, se encuentra en condiciones de dictar justicia por criterio propio, "sin favor ni temor" sino cuenta con el "visto bueno" de sus "amos".

Por lo menos, anteriormente, cuando TODOS LOS JUECES eran designados por el Senado, muchos Magistrados de las jurisdicciones inferiores, podían darse el lujo de rechazar “líneas” provenientes de la Suprema Corte de Justicia, en especial aquella presidida por Néstor Contín Aybar... Al estos poder contar con la jurisdicción superior del Senado para poder dilucidar ENTRE IGUALES cualquier roce o “diferencia de criterio”

Anteriormente, la única diferencia, era en cuanto “al grado” que ocupaba cada quien, dentro del tren judicial.

Cosa que ni remotamente ocurre en la actualidad, ya que tal como expresamos al principio, fueron elegidos amigos, compadres y canchanchanes a quienes dominar a su antojo como marionetas, en los supuestos concursitos escenificados entre 1995 y 1996.

El "remedio fue peor que la enfermedad", al despojar a los Senadores de la potestad de chantajear Jueces para provecho propio, para otorgársela "por derecho hereditario" a la Suprema Corte de Justicia...

Dominación que ha sido extendida hacia la Escuelita Judicial de la Magistratura, que imitando a las cárceles latinoamericanas, en vez de “lugar de formación de jueces” es “centro de envilecimiento de aprendices, chopos, conserjes, mensajeros y secretarias” tal como trataremos en otro tema.

TEMAS RELACIONADOS:

- LA REVOLUCION JUDICIAL DOMINICANA: Historia de las reformas legales e institucionales en República Dominicana

- DR. CESAR DARIO PIMENTEL RUIZ: Reflexiones sobre la honestidad y deshonestidad intelectual.

- SUPREMA CORTE, “FALLAS TECNICAS” y SUN LAND

- Leonel puede ser candidato en 2012 (II)

Lectores en linea ahora mismo