Páginas



sábado, 1 de enero de 2011

Perdón en 2011.



Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?. Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
Mateo 18: 21-22


Contrario a lo que ha sido mi costumbre de pedir y pedir cada vez que inicia nuevo año; en esta oportunidad he optado por dar, otorgar, conceder...

Por ello en este 2011 he decidido despojarme de todo rencor, para perdonar a todos aquellos que han pretendido hacerme daño en todo lo que ha sido mi existencia, muy en especial durante la última década que acaba de finalizar.

A todos aquellos que se han convertido en mis enemigos gratuitos o no, que se ocultan bajo el disfraz de la amistad o que dan la cara de frente.

A todos los que me han robado, ofendido, injuriado, plagiado, calumniado, mentido, difamado, defraudado, estafado, envidiado, subestimado, chismeado y me hayan hecho “quedar mal” ante terceros.

A todos los que había creído familiares, amigos y compañeros, que han sido desleales y han mordido mi mano de amistad.

A todos a los que tenía fe y deposité toda mi confianza, que me han traicionado con el "puñal de Bruto"

A todos los que han manipulado y "envenenado" con mentiras y medias verdades, a otros amigos y familiares para ponerlos en mi contra.

A todos aquellos que han conspirado, directa o indirectamente, contra mi persona, padres y padrinos, pretendiendo arrastrarnos a la ruina y muerte moral.

A todos los que han querido verme junto a mis familiares cercanos, totalmente destruido, sepultado, en “alma en pena” o desaparecido de la faz de la tierra.

A todos aquellos que lo hicieron empujados por envidia, encono, soborno, egoísmo, trastorno mental, codicia, traumas, concupiscencia, esoterismo, engaño, chercha, confusión, resentimiento, revanchismo, mala fe, complejo de inferioridad, mezquindad, "lambonismo", favor, temor, espíritu de contención, "moda", ignorancia, soberbia, chantaje, despecho, fama, maledicencia, maldad, desidia, vagabundería, negligencia, irresponsabilidad, conveniencia, oportunismo, servilismo o guiados por intereses profesionales, mercuriales, políticos, personales, grupales o sectoriales... Amoral o inmoralmente.

A todos, todos, sin excepción alguna… Ya sean enemigos, amigos, contactos, conocidos, desconocidos, familiares y ex parejas.

Los perdono, no les guardo rencor.

Tan solo deseo que se arrepientan de esos y otros pecados. Deseo que en reciprocidad puedan perdonar a todos los que les han hecho daño.

Ruego al Padre Eterno, misericordia y perdón a favor de ustedes.

Igual, aprovecho para pedir perdón a todos aquellos que quizás haya dañado en mi proceder. Si alguna vez he dañado a alguien, les puedo asegurar que nunca ha sido de mala fe.

Perdón en 2011 y siempre.

Y a todos mis amigos y familiares: Feliz año nuevo.

TEMA RELACIONADO:

* DR. CESAR DARIO PIMENTEL RUIZ: Reflexiones sobre la honestidad y deshonestidad intelectual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo