Páginas



domingo, 12 de junio de 2011

ADVERTENCIA: Ley Especial de Endeudamiento complementario 2011 en Venezuela. (+ texto legal)


Los prestamos no son malos, malo es el destino o uso que pueda tener.


No soy enemigo frontal de los prestamos o empréstitos, por el contrario, si estos están destinados para INVERSIONES es una maravillosa idea.

Cuando se trata de invertir, aunque usted tenga los capitales necesarios para hacerlo por si mismo, lo ideal es solicitar préstamo, en donde usted coloca sus propios capitales y la misma inversión “en garantía”, para que “se pague por sí misma” sin afectar las reservas propias.

Cuando se trata de asuntos domésticos, adquirir casa o vehículo es una buena inversión que “se paga por sí misma” y se ahorra mucho dinero, tomándolo de los alquileres y gastos de transporte.

Si es para un negocio, el préstamo se paga de las mismas ganancias.

Si es para obras del Estado, mucho mejor todavía, porque se pagan por sí mismas fruto de los impuestos y el ahorro en salud, importaciones (Ej. repuestos de vehiculos dañados por calles defectuosas) y las cuotas que podrían pagar los beneficiados si se trata de viviendas o financiamientos para el agro o empresas particulares.

Digo ello, porque estudiando la Ley Especial de Endeudamiento Complementaria para el Ejercicio Fiscal 2011, en el fondo no le veo nada de malo, porque de acuerdo a la misma, el dinero obtenido será destinado a inversiones dentro de los proyectos Misión Agro Venezuela, Misión Vivienda, Misión Trabajo y solventar el resto de los daños causados por las lluvias del año pasado.

ADVERTENCIA:

Mi preocupación en cuanto a esta nueva deuda ascendente a 45 mil millones de bolívares fuertes o su equivalente 10,500 millones de dólares, es que la misma sea generada mediante la emisión de “bonos soberanos” o “líneas de crédito” que abren la puerta de par en par a la corrupción y especulación en perjuicio de las finanzas estatales.

Usualmente, el dinero obtenido mediante esos mecanismos de endeudamiento “se pierden en el camino” y en lugar de generar beneficios tangibles, generan mayores índices de pobreza, ya que tanto capital como intereses se van sumando a la deuda pública y llegado el tiempo de saldar, necesariamente hay que crear nuevos impuestos para pagarla.

RECOMENDACIÓN:

Entiendo que lo ideal es que se incurra a otros mecanismos de endeudamiento e inversión, confiables y efectivos, mediante proyectos ejecutados vía Banco Interamericano de Desarrollo y/o Gobierno Federal de Brasil, quienes desembolsan, ejecutan, fiscalizan y concluyen obras de infraestructura aportando recursos frescos a bajas tasas de intereses, pagaderas “por sí mismas” sin afectar las finanzas nacionales y la estabilidad económica.

Es mi recomendación para que las Misiones planificadas por el Gobierno Bolivariano tengan éxito y nos evitemos en el futuro la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI).

No quisiera ver a Venezuela en el mismo abismo en que han caído los habitantes de la ex República Dominicana ...

TEXTO DE LA LEY:
http://www.asambleanacional.gob.ve/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=3317&tmpl=component&format=raw&Itemid=185&lang=es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo