Páginas



sábado, 31 de marzo de 2012

¿Es honesto el Juez que siempre condena?


 El Juez que siempre condena no merece ser llamado como tal porque no "juzga" y por omisión son los principales responsables de la corrupción judicial.



Usualmente los profanos y hasta muchos de mis colegas, consideran “serio, honesto y respetable” a todos aquellos Jueces que no toman dinero ni se dejan chantajear a la hora de dictar sentencia de condena en contra de todo aquel acusado de crimen o delito ante los tribunales que presiden, aunque el expediente sea completamente vacío e insustancial.

Muchos "Magistrados" han sido considerados como “probos” por ese mero hecho, a pesar de que sus decisiones carecen de sustento jurídico y probatorio. Uno de ellos fue el famoso Juez Juan María Severino, que se caracterizaba por sus draconianas sentencias contra todo aquel que estuviese acusado de narcotráfico, llegando al extremo de desoír los dictámenes del Ministerio Público ya sean a descargo o para imponer penas mínimas para “cantarles” la máxima de 20 años de reclusión que preveían las leyes de ese entonces.

Otra, es la recién promovida ante la Corte Penal Internacional de Justicia, la Magistrada Olga Herrera Carbuccia, a quien se le consideraba la “Severino hembra” de la judicatura dominicana.

En mi patria chica de San Francisco de Macorís, puedo citarles los casos de doña Celeste Oviedo, quien acogía en todas sus partes los dictámenes de la Fiscalía, aunque no estuvieran motivados… O el del Dr. Ramón Pascual Arias, con igual fórmula y que condenaba severamente a los acusados de robo o los que tenían ese antecedente, aunque estuviesen acusados de otra cosa, por el mero hecho de haber sido víctima de un robo hace muchos años.

Extensiva esa práctica a muchos otros Magistrados, quienes por miedo “al qué dirán”, apego al cargo o empujados por revanchismos, complejos de inferioridad, venganza, maldad, sadismo, ignorancia de las ciencias jurídicas y hasta por simple afán de “figureo” condenan irresponsable e injustificadamente a muchos inocentes, enviándolos por varios años a la cárcel o despojándolos de propiedades si se trata de litis sobre las mismas o grandes sumas de dinero por indemnizaciones civiles o prestaciones laborales que deben pagar al presunto agraviado, sin contar con la cuantiosa inversión en abogados.

Eso sin hablar, de muchos de esos Magistrados "serios e impolutos" que no toman dinero ni prebendas, pero incapaces de fallar en contra los casos llevados por ciertas grandes corporaciones de abogados....

¿ES HONESTO EL JUEZ QUE NO TOMA DINERO Y SIEMPRE CONDENA?

Absolutamente NO.

 Contrario a lo que muchos creen, si hay alguien que contribuye enormemente a la corrupción dentro del sistema de justicia, son precisamente estos Magistrados que “no cogen dinero” pero condenan a todo aquel que es procesado ante sus Tribunales, aunque el caso este vacío materialmente e infundado jurídicamente.

Decimos esto, porque desde los tiempos de Severino, se ha convertido en praxis, por parte de unos cuantos sinvergüenzas dentro del Ministerio Público y ciertos funcionarios judiciales con chantajear o extorsionar con fuerte sumas de dinero a los infelices que caen en sus garras acusados de crimen o delito, amenazándolos con “apoderar ante el Magistrado X” su caso para que reciba la peor de las condenas previstas en la ley…

Aparte de la “calificación” y “dictamen” que darán en contra. Lo que obliga al procesado a “pactar”, y dependiendo el monto, que le apoderen su caso ante un Juez que le garantice “un juicio justo” si está plenamente convencido de su inocencia o ante un Juez sinvergüenza si se sabe que no está limpio de culpas…

CONCLUSION:

Que no me vengan con el cuento del “Juez Presidente” que apodera los casos mediante “computarizado sistema aleatorio”, porque todos los que estamos en el ejercicio pleno de nuestra profesión sabemos que eso es mentira, como lo demuestran las montañas de expedientes apoderados ante las "Camaras de Gas" presididas por “jueces serios” para joder a los desgraciados que no pueden “arreglar su mundo” a contrapelo de los Jueces realmente competentes o los banales a quienes les asignan pocos casos.

Lamentablemente los “Jueces serios” tal cuales Poncio Pilatos, son los principales auspiciadores de la corrupción judicial al no asumir responsablemente las potestades legales que tienen a cargo de juzgar el hecho y el derecho, descargando si hay inocencia, condenando si hay culpabilidad y en estos últimos casos dictando el castigo en proporción al hecho, las circunstancias, antecedentes y personalidad del infractor.

Desde mi punto de vista, estos Jueces que siempre están prestos a la condena no merecen ser llamados "Magistrados" y por omisión son los principales responsables de la corrupción judicial.

TEMA RELACIONADO:

* El Juez no es el que tiene toda la culpa de la corrupción judicial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo