Páginas



lunes, 9 de julio de 2012

Lecciones de protocolo y alta política para Jefes de Estado en sus viajes internacionales.


Gobernante que se respete jamás debe pisotear su jerarquía en  viajes de placer o en “paracaidismos”  tal cual Emperador Leonel Fernández I de Quisqueya.



La recién concluida “gira turística” de Su Majestad Leonel Fernández I, Emperador de Quisqueya por Europa durante los días 1 al 10 de Julio de este año, me inspiran para escribir estas líneas, en donde pretendo explicarles acerca de cómo es el manejo protocolar dispensado hacia los Jefes de Estado o de Gobierno cuando visitan países extranjeros.

INTRODUCCIÓN

Muchas personas desconocen el protocolo con el cual se rigen muchas naciones en el mundo en cuanto al trato ofrecido a los Gobernantes que visitan sus territorios… Dependiendo “el grado” con el que son atendidos, es que se puede determinar el nivel de influencia, importancia, aceptación, relación, amistad, respeto, consideración que ese país, su gobernante, ministros y pueblo le tienen a ese visitante…

Por ello, es que los Jefes de Estado, deben ser muy cuidadosos cuando planifican sus viajes al extranjero…   Ya que al tratarse de MÁXIMO REPRESENTANTE DE UN PAÍS, no puede bajo ninguna circunstancia, sacar provecho personal de los mismos, regalándose viajes turísticos a costa de su jerarquía y los tributos que pagan sus gobernados ni tampoco para darse "figureo"

Deben ser viajes motivados por invitación de sus homólogos, salud o cuestiones de trabajo de suma importancia…  Para que ni ellos ni el país al que representan, pasen las vergüenzas y penas que exhibió Leonel Fernández en su reciente gira europea…

Estos viajes al extranjero por parte de nuestros mandatarios se dividen en "Visita Oficial o de Estado" y "visita privada"... En caso de comparecer ante una Cumbre de Jefes de Estado o de Gobierno, o que deba visitar x país o países para atender asuntos de su incumbencia, se le considera "Visita de Trabajo" 

Veamos:

LAS VISITAS DE ESTADO

LLEGADA:

Cuando un Gobernante hace su arribo a un país extranjero, dependiendo de las reglas particulares del protocolo, puede ser recibido con “Honores de Jefe de Estado” en el Aeropuerto o Puerto por donde hace su entrada.

Esos honores usualmente están a cargo del Ejército, acompañados de funcionarios de alta jerarquía: Ya sea el Rey, Presidente de la República, Primer Ministro, Vice Presidente o Canciller, según sea el caso…

En Colombia, el Alcalde de la ciudad en donde radica el aeropuerto o puerto, es el funcionario encargado de recibir al ilustre visitante.

Aspectos especiales:


El Jefe de Estado visitante, también puede ser recibido por funcionarios de segunda categoría de Cancillería y de ahí trasladado a Palacio de Gobierno para la bienvenida por parte del homologo anfitrión.... También suele usarse, ser recibido por el Vice Presidente en el Aeropuerto y posteriormente por el Presidente en la mansión oficial, si se trata de un colega de primerísimo orden.

En otros casos mucho mas especiales, el ilustre huésped es recibido con honores y llevado a Palacio en apoteosis, como en los casos del Generalísimo Rafael Leonidas Trujillo en España, Mijail Gorbachov en Cuba o el Papa católico en sus usuales "visitas pastorales" en todo el mundo.

Ejemplo: 
Los invitados del Presidente de los Estados Unidos, son recibidos en la Casa Blanca con “honores militares” en el Jardín de ese imponente complejo y alojados en la “mansión de huéspedes” ubicada dentro del recinto. (Jorge Blanco y Joaquin Balaguer hasta ahora los únicos gobernantes dominicanos recibidos de esta manera)


LAS ACTIVIDADES LUEGO DE LA LLEGADA:

Muchas son las actividades oficiales o paralelas que puede desarrollar un Jefe de Estado visitante en un país extranjero.

Muchas son las atenciones especiales que puede recibir, siempre dependiendo del grado de amistad o jerarquía:

Mesas de trabajo, en donde cada Gobernante está acompañado de sus respectivos Ministros.

Almuerzos y sobre todo la Cena o banquete de Gala que se le ofrece en Palacio, en donde tendrá la oportunidad de departir junto  a personalidades del mundo del espectáculo, las finanzas, los deportes, políticos e intelectuales convocados a ese evento.

En ese tipo de actividades, usualmente se aprovecha la ocasión para otorgar condecoraciones o reconocimientos especiales.

Aspectos especiales:

Si el visitante goza de gran aprecio y estima, usualmente se le puede invitar a almorzar o “pasar el rato” en la residencia oficial del anfitrión.

En los Estados Unidos, eso puede variar: Puede ser convidado a Camp David, la residencia campestre del Presidente para “botar el golpe”.

Y si el aprecio es considerable, abarcando la amistad personal, el visitante puede ser llevado a la residencia familiar del anfitrión…

Fuera de ello, pueden aprovechar para asistir a actividades académicas, foros, cumbres, entrevistas, etc. a los que previamente hayan sido invitados, a las que también son convidados personajes importantes, legisladores, Magistrados, etc.

En casos extraordinarios, si ese visitante, goza de prestigio y fama, puede ser convidado a dictar alocución ante la sesiónconjunta del Capitolio y recibir la medalla de la libertad...

En otros países, también existe esa distinción de ser conminado do como “orador de orden” a la sesión conjunta de su ParlamentoEse es el máximo honor.

DESPEDIDA

En términos semejantes a la llegada, en sentido inverso.

EN CASO DE VISITAS PRIVADAS

Salvo que al dignatario se le ofrezca lo contrario y que este lo acepte o rechace…  Cuando se trata de visitas privadas, no existe ninguno de esos ceremoniales.

Por la simple razón de que aunque es un Jefe de Estado el visitante, no acude en esa condición, sino como un ciudadano más… Que llega a ese país como turista o paciente.

En esos casos, se envían funcionarios de baja categoría al Aeropuerto para brindarle ciertas atenciones especiales y se le asigna escolta a cargo del servicio secreto. OBLIGATORIO es dar aviso a las autoridades de ese país para que tomen las medidas protocolares y de seguridad pertinentes.

EN CASO DE VISITAS DE TRABAJO:

Deben ser exclusivamente por cuestiones de trabajo que ameriten atención, que sean de interés bilateral.
Se le avisa a los países ha visitar por intermedio de las Embajadas fecha y propósitos del viaje, para que el Gobernante anfitrión pueda tomar las medidas correspondientes para preparar recibimiento, mesas de trabajo, almuerzos o cenas, etc. ajustando su propia agenda.

Si el visitante pretende entrevistarse con su colega, debe solicitar cita previa para esos fines, la cual será atendida o rechazada de acuerdo a la importancia…

Ejemplo:

No es lo mismo una gira organizada por los Gobernantes de los Estados Unidos, China, Rusia, Venezuela, España, Brasil, India o Secretario General de las Naciones Unidas…. Que la que pueda preparar Leonel Fernández …

Los primeros tienen mucho que ofrecer… El segundo no.

Por esa razón a los primeros siempre se les ofrece recepción con todos los honores correspondientes, independientemente de las razones que tenga su visita.

CONCLUSION: Ese no es el caso del Emperador de Quisqueya.

Si observamos bien, en el 90 % de todos los viajes al extranjero realizados por Su Majestad Leonel Fernández I, Emperador de Quisqueya, durante sus “gobiernos” de los periodos 1996-2000, 2004-2008, 2008-2012 y muy en especial en esta reciente “gira europea”, podemos observar que el tratamiento que se le ha dispensado ha sido en el marco de “visitas privadas” , a pesar de este haber insistido para que sean “oficiales” al llegar como PARACAIDAS justo cuando se están organizando eventos especiales para “forzar” que lo inviten y darse “vitrina” con ellos …

La mayoría de esos viajecitos un fiasco y vergüenza para nuestro país, con onerosos dispendios a costillas del tesoro nacional, como he descrito en temas anteriores.

Sobre todo esta penosa “gira europea de despedida”, en donde ha sido tratado con "la punta del pie" por parte de sus mandatarios y dignatarios para vergüenza de los dominicanos como les narraremos en este tema:

Lea: LO QUE UN JEFE DE ESTADO NUNCA DEBE NI PUEDE HACER EN EL EXTRANJERO: Comportarse como un Leonel Fernandez cualquiera.


2 comentarios:

  1. Anónimo2:34 p. m.

    Tenemos muchisimo que ofrecer a todos esos paises ultradesarrollados. Podemos exportarles mano de obra barata (made in Haiti) con la unica condicion de que no aceptaremos devoluciones.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo