Páginas



domingo, 28 de octubre de 2012

Mitt Romney, mormones y desconexión con Latinoamérica.


Breve estudio sobre el auge, crecimiento, estancamiento y declive del mormonismo en Hispanoamérica como causa para que sus miembros latinos en Estados Unidos “no conecten” con la candidatura de Mitt Romney.



Cuando el 26 de Mayo de 1991 fue incorporada la “Estaca” San Francisco de Macorís-La Vega de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días… Recuerdo que mi filosofa china favorita, nuestra querida madre Luisa Altagracia Sosa Vda. Pimentel nos advertía que a partir de ese momento “la cosa se jodió” con los mormones en República Dominicana…. Sorprendido con esta ocurrencia le pregunté el porqué y ella nos argumentó “…caminaremos de alante para atrás por nuestra cultura subdesarrollada…”

20 años después, esas premoniciones han sido dura realidad, como lo demuestra la “desconexión” existente entre los mormones latinos con respecto a Mitt Romney, candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos de América, a pesar de ser un fiel “hermano” exponente de esa religión.

Los mormones como institución.

Como miembro de esa Iglesia, puedo manifestarles que es la organización mejor estructurada y disciplinada del mundo.

Una entidad con estructuras, líneas de mando, planes, métodos de trabajo, disciplina, ideario, doctrina perfecta, que descansa básicamente en liderazgos colegiados fuertes.

No solo es una Iglesia, es mucho mas de ahí, es toda una Universidad de líderes en donde se les enseña pulir sus habilidades, descubrir sus dones e instruirles sobre gerencia, estadística, genealogía, archivo, finanzas, oratoria y pedagogía… Cuenta con avanzadas Escuelas teológicas en niveles básico (Escuela dominical, Sociedad de Socorro, Sacerdocio) medio (seminario), alto (instituto) y muy alto (templos, centros de capacitación misional, universidades, etc.).

Una organización que está hecha PARA QUEDARSE EN ELLA, porque lo ofrece todo para sus miembros, en lo material y espiritual, ya sea con instrucción religiosa, moral, académica… O actividades “extracurriculares” como campamentos, fiestas, encuentros familiares, cenas, paseos, actividades deportivas, graduaciones, excursiones, planes de alfabetización, cursos de desarrollo personal, asesorías, ayudas, etc.

En resumen, esa es la organización que conocí a partir de mi bautizo en 1981.

Un poco de historia.

Sin entrar en mayores detalles sobre su historia a partir de su fundación en 1829, les puedo decir en pinceladas que la misma pone mucho énfasis en inculcar el evangelio a los “lamanitas” que son nada más y nada menos que los indígenas y descendientes en toda América, en especial los latinoamericanos.

Aunque su expansión en Latinoamérica empieza en México desde fines del siglo XIX, la traducción al español del Libro de Mormón en 1920 y formalmente a partir de 1950… Es desde finales de 1978 que incrementan notablemente el proselitismo, con un monstruoso crecimiento durante los años 80’s y gran parte de los 90’s del siglo pasado… Para pasar de unos cuantos miles a 14 millones de miembros, constituyendo el 37 % de toda su feligresía en todo el mundo.

La organización crece y crece tanto en miembros como estructuras, expandiéndose de México, Brasil, Argentina, Chile, Perú y Centroamérica a todos los confines de Latinoamérica, estableciendo nuevas “misiones” subdivididas en Distritos y Ramas…

Ejémplo República Dominicana, que empezó como “Distrito” dentro de la “Misión del Caribe” en 1978, luego convertida en “Misión Santo Domingo” en 1983 para todo su territorio nacional, posteriormente dividida por la mitad creando la “Misión Santiago” para el área norte en 1986 y la “Misión Este” en 1991… Quedándose la jurisdicción original como “Misión Oeste” a partir de ese momento…. De Distrito a Misión y a su vez dividida en 3, en tan solo 13 años…

En el ínterin, con la evolución de los Distritos San Gerónimo, Oriental y Santiago a la categoría de “Estacas” en 1986, 1988 y 1989.

Y así sucesivamente en toda Latinoamérica…

Auge del mormonismo en Latinoamérica.



El espectacular y sostenido crecimiento de los mormones en Hispanoamérica durante todos esos años, trajo consigo la etapa de “consolidación”, con la “flexibilización” de las condiciones para obtener el sacerdocio (requisito fundamental para ocupar los cargos), incentivo de “consagraciones” en sus templos (requisito indispensable para “servir misión” a tiempo completo y ocupar cargos de mayor jerarquía) y la evolución de sus congregaciones de “ramas” a “Barrios” y de “Distritos” a “Estacas” como condición mínima para la construcción de más Templos como “máximo galardón” para que sus miembros puedan tener mayor chance de hacer sus consagraciones en su propio país, sin necesidad de viajar al extranjero.

Ejemplo caso dominicano: De 3 Estacas, a partir de 1991 pasaron a 19, conservándose 9 Distritos… Y de cero (0) a 1 bello y hermoso templo dedicado el 17 de Septiembre del 2000.

Situación que se refleja en el resto de Latinoamérica que de 6 templos puestos en marcha en el periodo 1978 al 1986… A la extraordinaria, fabulosa e increíble cifra de 27 templos abiertos desde 1999 al 2012… Aprobados todos durante el “boom” de los 80’s-90’s del siglo pasado.

Con una ñapa de 4 templos en construcción en Argentina, Brasil, Perú, México…   Más 3 anunciados para Chile, Colombia y Perú… Para un total de 40 para Latinoamérica desde 1978 hasta la fecha.

Eso sin mencionar los abiertos, en construcción y anunciados en comunidades donde los latinos son muy influyentes como California, Texas, Nuevo México, New York, Florida, Arizona, etc. durante ese mismo lapso.

La consolidación en Estacas y Templos.

Cuando se anunciaron los planes de apertura de templo en República Dominicana y varios países de Latinoamérica… Nos pusimos felices, pero había que poner en marcha los planes de consolidación para esos fines, con la evolución de “ramas” a “barrios” y de “distritos” a “estacas”, trayendo consigo muchísimas “bendiciones extras”, tales como:

Autonomía: En donde las máximas autoridades locales dependerían directamente de la “Primera Presidencia” y no de la “Presidencia Misional”…A partir de ese momento, se rendiría cuenta de todo lo administrativo, financiero y “pastoral” a las “Autoridades Generales”

Eligiendo al resto de las autoridades locales, supervisando sus trabajos, otorgando recomendación directa al templo a sus miembros, creando nuevas “ramas o barrios” dentro de sus jurisdicciones, con atribuciones disciplinarias, administrativas y financieras.

Con la evolución de “distrito” a “estaca” dispondríamos de mejores capillas o instalaciones provistas de amplios salones para eventos culturales y conferencias… Oficinas y dependencias como “centro de genealogía” para facilitar la “obra vicaria” y circuito cerrado satélital para ver y escuchar los mensajes de las Autoridades Generales en sus conferencias, cursos o charlas especiales.

Mientras que las máximas autoridades locales, tendrían mayor rango sacerdotal ya sea como Obispos, Sumos Sacerdotes y Patriarca para las “bendiciones especiales”.

Cada 6 meses en el marco de la “Conferencia de Estaca” tendríamos la presencia de una o varias “Autoridades Generales”, básicamente del “Quórum de los 70’s” que nos traerían importantes mensajes desde la Primera Presidencia.

Junto con el “paquete”: El Templo para realizar todas las consagraciones requeridas para los miembros, con “Centro para visitantes” (especie de museo), centro de capacitación misional y hotel.

La Misión: Solo se encargaría de todo lo relacionado a los misioneros “de tiempo completo” y de la buena marcha, creación, administración, etc. de las “ramas y distritos” que no pertenezcan al área geográfica donde se asienta la “Estaca”

Todo muy bonito, muy bello, una gran bendición…

Se puso manos a la obra, los feligreses trabajamos de hombro a hombro con los misioneros de tiempo completo captando nuevos miembros, coadyuvando para que se comprometieran, asumieran responsabilidades y se consagraran en la fe … Mientras que simultáneamente se echaban las bases, los cimientos para la nueva etapa que llego rápidamente.

Estancamiento y declive.

Peroooo, lamentablemente las premoniciones de mi querida madre, fueron una pesada realidad:

La autonomía con la evolución de Distritos a Estacas... Junto con el incremento de misioneros a tiempo completo y “Misiones” a cargo de manos locales, trajo consigo todas las lacras del subdesarrollo bananero tercermundista que padecemos los latinoamericanos en todos sus estamentos sociales, políticos, gremiales y gubernamentales.

Aunque bien es cierto que el hombre es ser imperfecto, pecador… No es menos cierto, que en las “manos foráneas” las cosas se manejaban “por el librito” en base a los preceptos canónicos y el “manual general de instrucciones”.

De ahí, justo en el periodo del “boom” fue el incremento de los miembros en calidad y cantidad, ya que en ese entonces existía adecuadas fiscalizaciones, controles, supervisiones y gerencia general por parte de la “Presidencia de Misión” hacia las Presidencias de Ramas y Distritos…. Asi como también en el campo misional.

Cualquier cosa anormal, inmediatamente se hacían las “sugerencias”, correcciones y reasignaciones correspondientes….

Cosa contraria a lo que ocurre en la mayoría de las “Estacas” y algunas “Misiones” en manos nativas, en donde el “manual general de instrucciones” es un instrumento “decorativo” y el liderazgo “colegiado” involucionado a “Presidencialista-unipersonalista”.

Hoy las cosas en la mayoría de esas jurisdicciones eclesiásticas, se hacen “a la manera” de su “caudillo”… Con su correspondiente secuela de nepotismo, favoritismo, dejadez, irresponsabilidad y charlatanería… En algunos casos asumiendo esas responsabilidades para provecho personal, llegando al colmo de la manipulación de informes y cifras, presentando un panorama irreal a las Autoridades Generales.

De ahí, el estancamiento en el crecimiento y en la captación de nuevos miembros, así como el pase de miembros de “activos” a “menos activos” o “inactivos” en algunos casos huyéndole a esos males del subdesarrollo bananero, porque no encuentran cabida al sentirse “aislados” en unos casos o "arrinconados" en otros o porque simplemente “los dejan ir” al no importarles las razones por las cuales dejaron de asistir a las reuniones o eventos de la congregación, como se demuestra en la “desaceleración” en la construcción de nuevos templos...

Por ello, la DESCONEXIÓN entre los mormones latinos con relación a sus hermanos anglosajones, al desaparecer los vínculos, los puentes administrativos - afectivos que nos unían…. Que no es lo que ocurre en las Estacas asentadas en países con mayores niveles de desarrollo, en donde las cosas se siguen haciendo por el librito.

De ahí, que la Primera Presidencia ha girado instrucciones a muchos “Presidentes de Misión” en Latinoamérica para que los misioneros a tiempo completo, discretamente, asuman labores que le corresponden a los liderazgos locales para tratar de revertir dicha situación.

Mitt Romney y la desconexión con sus hermanos latinos.



De todas esas premisas, es que en los sondeos de opinión, Mitt Romney candidato a la Presidencia de los Estados Unidos con amplísimas posibilidades… No las tiene todas consigo con sus “hermanos” latinoamericanos que no lo han asimilado como “uno de los suyos”

Existe una relación “causa y efecto” entre los latinos o hispanos con “derecho a voto” en los Estados Unidos con relación a sus hermanos residenciados en Latinoamérica… Si “los de fuera” no se sienten identificados, sintomáticamente también “los de adentro”… Por ello asumen al “impío” Barack Obama como redentor de sus necesidades y sueños de una vida mejor (cosa bastante grave por razones demasiado largas y complicadas de explicar que no menciono)

Otra historia, cosa contraria, hubiera sido si la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días se estuviera manejando por “el librito”:

¡¡EL MENSAJE HUBIERA LLEGADO!!

Los latinos mormones se sentirían cómodos y felices: Aunque Mitt Romney diga una cosa como candidato con respecto a las migraciones ilegales… La cosa seria muy diferente si se tratara de un “hermano”, lógicamente desesperado clamando por ayuda, comida, dinero, empleo y bienestar que no tiene en su lar nativo a quien necesariamente como “buen Samaritano” como Presidente de los Estados Unidos le tendería su mano misericordiosa, acorde con los preceptos cristianos y la doctrina mormona favorable a los “lamanitas” y la migración hacia “la tierra prometida”…

Por eso, los mormones anglosajones asumen a Romney con entusiasmo porque saben lo bueno que eso sería para el establecimiento de la “nueva Sión”

Si las cosas fueran como antes... Seguro, sin margen de equivocaciones, nuestro hermano republicano seria el próximo Presidente...

Como conozco el mormonismo, como reconozco la sabiduría de sus Autoridades Generales… Tengo fe, estoy seguro, que tomaran y pondrán en ejecución las medidas necesarias para que las cosas se hagan como deben ser… 

RECONOCIMIENTO: Toda regla tiene su excepción, como el Dr. Luciano Javier, un gran ser humano, ¡¡UN HÉROE!!!...  y a muchos otros que lo hacen bien.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo