Páginas



miércoles, 9 de noviembre de 2016

Donald Trump y teoría del Cisne Negro.





Cuando nos atrevemos realizar pronósticos, echamos mano a herramientas como la lógica, estadísticas, historia, coyunturas, alianzas, estrategias, "amarres", ventajas y desventajas de los candidatos.

Clinton tenía todo a su favor para triunfar: Presidente Obama con buena aceptación popular, partido unificado, 3 debates ganados, experiencia de Estado, programa de gobierno, muy buena estrategia, muy buena ejecución, arriba en las encuestas todo el tiempo.

Trump tenía todo en contra: Partido fragmentado, metidas de pata, comportamiento errático, hoja de vida cuestionable, abajo en las encuestas todo el tiempo.

No podía fallar en los cálculos.

Todo eso se fue al carajo, al vaticinar la victoria de Hillary Clinton, donde fallé con la elección de los 270 compromisarios y acerté con el voto popular, donde quedó delante con más de 200 mil votos de diferencia.

La victoria de Trump es lo que se llama la teoría del Cisne Negro, cuando sucede algo inesperado, que puede cambiar el curso de la historia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_del_cisne_negro


Soy estudioso de la cultura de Estados Unidos de América y bastante temprano, en Facebook, habíamos predicho la candidatura republicana de Donald Trump, en razón de que esa organización política, está fundamentada en el conservadurismo de los primeros inmigrantes o colonos europeos y el discurso del electo Presidente, es tema de sobremesa para esas personas.

Pero jamás de los jamases, con todo en contra, con su propio partido dividido, con todos sus errores, nos pasó por la mente que podría finalmente llegar a la meta.

Este acontecimiento histórico, nos obliga a replantear las ciencias políticas y muy en especial el estudio del pueblo de los Estados Unidos de América.

Felicitamos al Presidente Donald Trump, éxitos y bendiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo