Páginas



jueves, 1 de noviembre de 2018

Descalabro de Univisión y repunte de Telemundo: El reflejo de 2 visiones hispanas en Estados Unidos.



La “mexicanización” de Univisión es la causa de su fracaso.


En Estados Unidos, existen varios medios enfocados en el  público hispano, sobresaliendo 2 grandes cadenas televisión: Univisión y Telemundo. Ambas con sede en Miami, Florida.

Historia

Telemundo: Medio fundado el 28 de marzo de 1954 en Puerto Rico (antecediendo al fundado en 1953 en Cuba). Medio que a partir de 1985 se expande hacia todo el territorio de Estados Unidos mediante la adquisición de medios locales diseminados en varios Estados.

A partir del año 2000 se rebautiza como “Telemundo Internacional” con sede en Miami.

Univisión: Fundado en 1955 en San Antonio Texas bajo el nombre de KCOR TV, en 1961 pasando a filial del consorcio Televisa de México, expandiéndose en 1962 cambiando el nombre a Spanish International Network (SIN), logrando convertirse en la primera cadena de televisión en territorio de Estados Unidos en transmitir en idioma diferente al inglés.

El 1 de septiembre de 1986, se convierte oficialmente en Univisión Networks, mientras Televisa-México, pasa a formar parte del mismo como “contratista”, para mantener su influencia, ya que las leyes de Estados Unidos, impiden que extranjeros sean propietarios de medios.

Repunte de Univisión

Justo cuando es relanzada bajo su nuevo nombre, Joaquín Blaya, su nuevo director general, decide convertirlo en medio “incluyente” a toda la comunidad hispana, prohibiendo el uso de “regionalismos” para implementar un lenguaje español “neutro” que fuese aceptado por todo el público latino.

Medidas que fueron ampliadas con la contratación de importantes talentos hispanos provenientes de Chile, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Venezuela y otros países, entre los que destacan Cristina Saralegui, Charitín Goico, Don Francisco, Carlos Alfredo, entre otros.

Así como concretando alianzas estratégicas con otros grandes medios asentados en latinoamericana como Venevisión.

La “desmexicanización” dió enormes resultados, al convertirse en medio netamente hispano e incluyente para todos, convirtiéndose en el número uno en su género y cuarto en importancia en todo los Estados Unidos, luego de CBS, ABC, etc.

Esto se consolida con la producción de programas enfocados netamente en tomar en cuenta las necesidades y estilo de vida de los residentes en Estados Unidos, la fundación de filiales con contenido “localista” y transmisión de grandes eventos como premiaciones, conciertos y deportivos.

El desplome de Univisión.

A pesar del éxito rotundo logrado por ese medio, a partir del 2006 paulatinamente fueron regresando a “sus orígenes” procediendo al desplazamiento de talento y producciones hispanas para darle cabida a las de origen mexicano.

En un “primer corte” fueron despedidos Charitin Goico y Carlos Alfredo.  En 2008, le llega su turno a Cristina Saralegui. En 2012 Nancy Álvarez fue sustituida por la mexicana Carmen Jara en el popular programa “¿Quién tiene la razón?”

En 2015, anuncian “el retiro” de Don Francisco…. Y así ha estado aconteciendo hasta la fecha, con despidos masivos, en esta oportunidad por razones estrictamente económicas a consecuencia del desplome de los patrocinios.

Repunte de Telemundo.

Como si estuviésemos en un trampolín, el desplome de Univisión ha llevado a la cima a Telemundo.

Telemundo desde siempre se ha mantenido enfocado en la diversidad hispana. Por razones estratégicas, durante largo tiempo, se focalizaron en el público hispano “minoritario” conformado por cubanos, dominicanos, puertorriqueños, centroamericanos y colombianos. Una medida de “acogida” ante la estampida provocada por Univisión al “mexicanizar” toda su programación.

La estrategia les dio resultado en el largo plazo, al arrastrar a su programación a los talentos que fueron excluidos de su competidora como Cristina Saralegui y Don Francisco, aunque con la genialidad de “reciclarlos” con nuevos proyectos donde son las figuras principales, actuando bajo rol diferente al que eran conocidos.

Asi como la producción de novelas, producidas en Estados Unidos, incorporando estrellas de la actuación provenientes de varios países latinoamericanos.

El golpe de gracia, ha sido la alianza estratégica con Televisa, para suministrar contenido y talento mexicano, arrebatándoselo de las manos a Univisión. Para así incluir a tan importante público, para consolidarse como medio netamente hispano, tal cual era Univisión.

Hoy, Telemundo se ha convertido en la principal red de medios hispano y cuarto en audiencia en Estados Unidos. Mientras que su némesis Telemundo Internacional, es el principal medio en los sistemas de cable para Latinoamérica. Recientemente inauguraron sus fastuosos estudios y planta de transmisión en Miami.

Causas del desplome de Univisión y ascenso de Telemundo.

Entendemos que ha sido la adquisición de ese medio por parte de grupos de comunicación de capital netamente anglosajones de Estados Unidos.

Usualmente los anglosajones de Estados Unidos, no comprenden ni asimilan la cultura de los hispanos. También ignoran, de que esta “minoría” está profundamente dividida en 2 grandes franjas cultural y económica, con intereses y enfoques diametralmente opuestos.

No han entendido que una cosa son los mexicanos y otra muy diferente, el sector conformado por los cubanos, venezolanos, salvadoreños, dominicanos y del resto de Latinoamérica.

El mexicano es evidentemente “mayoritario” de 35 millones… Los “restantes” son 20 millones. De esa premisa es por la que los estrategas de mercadeo de Univisión, se han guiado.

Pero nunca sin tomar en cuenta que ese sector “minoritario” al que han despreciado, es de mayores ingresos, nivel cultural, nivel social y por ende de mayor nivel de “aceptación” por parte de los norteamericanos, sean anglosajones, sean afroamericanos.

Tampoco tomaron en cuenta, que ese mismo sector “minoritario” durante los últimos 20 años, han experimentado crecimiento migratorio hacia territorio de Estados Unidos, en especial los conformados por personas provenientes de Venezuela y Puerto Rico, básicamente profesionales y emprendedores, pertenecientes a las clases media y alta.

La clave del desplome de Univisión, ha sido preferir al sector “mayoritario” mexicano, lamentablemente de escasa cultura, de niveles sociales inferiores, pateando a esa “minoría”.

Las clases profesionales, emprendedores, obreros calificados son los que tienen mayor nivel de consumo en bienes y servicios, en cantidad y calidad. Esto lleva a las grandes cadenas de ventas, empresarios, etc. “focalizar” sus ventas en ese sector y lógicamente colocan publicidad en los medios donde los puedan “visualizar”

De ahí, el desplome de Univisión, al quedarse sin anunciantes… Y el repunte de Telemundo, al aumentar su cartera de clientes.

Temprano, lo advirtió Donald Trump, quien cargó contra los mexicanos, para triunfar en Florida y Pensilvania (santuario de esas “minorías”), para arrebatarle la Presidencia de Estados Unidos a Hillary Clinton.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo