Páginas



viernes, 18 de diciembre de 2009

Los remanentes de la Izquierda dominicana


Les comparto este escrito de nuestro amigo Carlos Gabriel García, aparecido en la edición del 15 de Agosto del diario digital "Al Momento.net", pero que no ha perdido vigencia, dentro del proceso galopante de "haitianización" que se enrumba la "ex" República Dominicana, no tenemos ningún comentario, aunque sí destacamos sus verdades sobresalientes:


POR GABRIEL GARCIA*


EL AUTOR


Como preámbulo empezaremos por decir que a mediados de la década de los años 1920 se creó en la República Dominicana la primera célula marxista de toda la historia republicana.

Este minúsculo grupo ejerció sus funciones hacia lo interno del Centro de Estudios Sociológicos en Santiago de los Caballeros. Sin embargo, no es hasta 1943 que se crea en el país el primer grupo político que haría las veces de partido de izquierda al que le dieron por nombre Partido Democrático Revolucionario Dominicano (PDRD), del que resultó como producto directo el Partido Socialista Popular, que a su vez fue el intento hecho por una fracción del PDRD por copiar en República Dominicana el programa del partido cubano que llevaba el mismo nombre.

Desde entonces, la izquierda dominicana persiste en el modelo de asimilación de ejemplos ajenos. A través de los años hemos visto repetirse una y otra vez esta aventura. Por ejemplo, el empecinamiento de los castristas dominicanos de las décadas de los años sesenta y setenta que alegaban que la única vía para derrotar la dictadura de Joaquín Balaguer y su Partido era sólo viable mediante la guerra de guerrillas, son los mismos que hoy lideran una izquierda electoralista aniquilada por el tiempo como resultado del desgaste originado en sus prácticas y sus confusas ideas.

Esa izquierda ha reaparecido hoy en el espectro político nacional como promotora de la paz, de la moderación, y la decencia. Esta izquierda es hoy amparada por organizaciones sin fines de lucro, tanto en el interior como en el exterior del país y anda hoy promoviendo alianzas con sectores que ayer antagonizaron. Esa misma izquierda que hoy habla por doquier de una gran alianza, no ha terminado de darse cuenta de que ésta no es más que su última morada en la historia de la política nacional dominicana.

Observamos con espanto e incredulidad, cómo esta izquierda irrespetuosa de los valores que decía respetar y defender y crear, va a la par con el mismo sistema que ayer que ayer le impedía todo eso.. Observamos con asco, cómo esos izquierdistas dominicanos se han aglutinados en una coalición que no ofrece nada diferente al pueblo dominicano, sino una copia disfrazada de siglas enmarcada en el anterior programa del PRD y el PLD.

Escuchamos con horror, cuando sectores de esa vieja izquierda dominicana proclama la consigna de Alianza País, como si estuviéramos en Ecuador, aderezada con la retórica que nos habla del adecentamiento del Estado dominicano. Nos da risa escuchar decir de boca de los líderes históricos de la izquierda dominicana que el país se hunde porque un grupo de hombres y mujeres son los que lo desgobiernan, permitiendo la corrupción, la impunidad, el clientelismo, el nepotismo, el tráfico de influencias, etc. ignorando o tal vez no comprenden que la corrupción y todo lo que de ella emerge no comenzó con el gobierno, sino con el sistema que éste representa.

Esa izquierda que combatió las dictaduras del pasado en nombre del pueblo dominicano, para bien del mismo, no es hoy una alternativa de poder, porque simplemente; tampoco lo fue en los años que combatía las dictaduras represivas.

Los remanentes de la izquierda dominicana juegan hoy la última carta en un partido que ya perdió. La historia no perdona, porque ésta la hacemos los hombres. ¡Somos nosotros mismos! Los aciertos y los errores son las frases de esa historia que hoy sabemos y que mañana leerán nuestros hijos e hijas. Los ejemplos son útiles sólo si somos capaces de corregir los errores que ellos llevan cimentados. La izquierda dominicana habla de elecciones como si fuera una opción de poder y nosotros preguntamos: ¿Quiénes conocen la izquierda dominicana? ¿Cómo puede ganar una alianza desconocida por el pueblo? La alianza de la izquierda dominicana no es el resultado de su fuerza sino de su debilidad. Es la reunión de sus remanentes. El pueblo dominicano no elegirá a un desconocido ni mucho menos hará suya una causa que no conoce. La alianza entre los izquierdistas es de su propiedad; el pueblo no hace suyo lo que no se le ha entregado y no defiende lo que no es suyo. Cuando aprendamos a conectarnos con el pueblo, entonces, éste nos pondrá en su agenda.

Gabriel García.
Artesano.

Fuente: http://www.almomento.net/news/135/ARTICLE/40118/2009-08-15.html

3 comentarios:

  1. Excelente post. estoy muy deacurdo cuando dices que el pueblo dominicano no hara suya una causa que no conoce.

    muy buen post.

    ResponderEliminar
  2. En nombre de Gabriel y mio propio le doy las gracias.

    Efectivamente usted no puede vender un proyecto politico adaptado a la cultura dominicana.

    De ahi parte del fracaso del socialismo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:13 a. m.

    Gracias Manuel y Gracias a Osvaldovier... Actualmente, la izquierda dominicana es un obstáculo...

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo