Páginas



domingo, 26 de diciembre de 2010

En luces y sombras: CARLOS ANDRES PEREZ


Observaciones jurídicas sobre su juicio político y posterior destitución. El Presidente Carlos Andrés Pérez durante su vida política fue gran amigo de los dominicanos y latinoamericanos, pero azote para los venezolanos.



La no tan inesperada muerte del Presidente Pérez, me obligan a escribir estas líneas.

UNA CARRERA POLITICA ENTRE LUCES Y SOMBRAS.

LUCES: Amigo de los dominicanos y latinoamericanos.

Es mucho lo que los dominicanos debemos agradecer a Carlos Andrés Pérez…. Luego de las elecciones generales de 1978, el candidato reeleccionista derrotado, el Dr. Joaquín Balaguer, pretendió dar un Golpe de Estado para permanecer en el Poder, desconociendo los resultados electorales que favorecieron claramente la candidatura del Presidente Antonio Guzmán y demás cargos electivos de la boleta del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)

Hubo conato de sublevación militar, tal como lo demuestran las manifestaciones balagueristas escenificadas en la Policía Nacional, la toma de las instalaciones de la Junta Central Electoral (JCE) por efectivos militares que obligaron detener el cómputo de los votos y otras triquiñuelas.

Eso obligó a la Comunidad Internacional a intervenir, encabezadas por el Presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter, pero muy en especial la intervención directa y decisiva del Presidente Carlos Andrés Pérez, que se encontraba dirigiendo los destinos venezolanos en ese momento.

De esa intervención, se logra que Balaguer desistiera de sus pretensiones, a cambio de que fuese favorecido con la mayoría congresional y el control del Poder Judicial, de ahí provino el famoso “Fallo Histórico”

En Nicaragua: Su intervención fue decisiva para que fuesen celebradas elecciones, que las mismas fuesen limpias y que el Frente Sandinista acatara los resultados que dieron el triunfo a la Presidenta Violeta Chamorro.

Perú: Fue el primer gobernante en desconocer el Gobierno presidido por Alberto Fujimori, a consecuencia del "Fujimorazo" que desintegró la Suprema Corte de Justicia y el Congreso de ese país. La presión ejercida desde Miraflores, influyó para buscar solución a ese problema institucional.

El Presidente Pérez, tuvo muy buenas relaciones bilaterales con la hermana República de Cuba y el Comandante Fidel Castro.

Igual contribuyó a la democracia y las economías de este lado del hemisferio, suministrando créditos blandos para adquisición de petróleo y derivados + la promoción de elecciones limpias y apoyo a los emergentes gobernantes civiles que sustituyeron a los gobiernos militares de la región...

SOMBRAS: Azote para los venezolanos.

Es cierto que su primera gestión de gobierno se caracterizó por la bonanza económica derivada de los altos precios del petróleo en el mercado internacional, de ahí lo de “Venezuela Saudita”.

Es cierto que esa primera gestión, contribuyó a la “pacificación” de Venezuela, que atravesaba por los avatares de la “Guerra Fría” con grupos guerrilleros, dictaduras militares, dictaduras ilustradas, etc.

Pero la corrupción galopante y desacertadas medidas, hicieron que los beneficios de esa “Venezuela Saudita” recayeran en un “grupito de adláteres” que se enriquecieron groseramente… Situación de la que no se escapó el Presidente Pérez, al haber sido considerado en cierta oportunidad, como uno de los hombres más ricos de Latinoamérica.

En lugar de llevar a cabo la doctrina de “sembrar petróleo”, las inversiones se concentraron en las grandes ciudades, desatendiendo al resto del país y la agricultura.

Mientras que por otro lado, Pérez fundó el germen del clientelismo con “botellas” (personas que cobran sin trabajar) y el paternalismo galopante.

Lo que trajo como consecuencia que se expandieran y “consolidaran” los cordones de miseria de sus grandes ciudades, que tienen como expresión máxima los vergonzosos “Cerros de Caracas”.

Mientras que durante su segunda gestión, no supo manejar adecuadamente el desastre económico heredado de las gestiones de Luís Herrera Campins y Jaime Lusinchi. Mientras endeudaba al país.

Creyendo que con su inmensa popularidad del 70% podía tomar drásticas medidas económicas para paliar el desastre… Subestimó a sus ciudadanos, “se le fue la mano” colocando impuestos a los precios de los combustibles y de ahí  “El Caracazo”, en donde también “se le fue la mano” tomando medidas represivas.

Al tampoco tomar en cuenta ese incidente, vinieron los intentos de Golpes de Estado protagonizados por el actual Presidente Hugo Chávez y el Almirante Hernán Evencio Grüber Odremán

JUICIO POLÍTICO Y DESTITUCION.

Algo que he comentado entre mis amigos, es el juicio político que lo llevó a la destitución.

Como medida política.

Fue oportuno… El Presidente Pérez, a pesar de el Caracazo, los 2 intentos de Golpes de Estado, los cacerolazos, las protestas, las manifestaciones de repudio en su contra… Se negaba a renunciar y continuaba tomando medidas que no eran del gusto popular, mientras la situación económica seguía “en caída libre”.

De no darle un parao a tiempo, hubiera traído consecuencias impredecibles, porque civiles y militares estaban dispuestos “a jugársela” para quitarse esa vaina de encima.

Otro intento de Golpe de Estado, hubiese tenido éxito y hubiera traído la dictadura militar.

Otro Caracazo, hubiese traído muchas muertes y gran inestabilidad política.

Por ese lado, el Juicio Político, era la medida legal, oportuna, sabia y desesperada que había que tomar de inmediato, para extirpar el tumor.

En lo Jurídico.

Una barbaridad… Al Presidente Pérez, lo acusaron de “malversación de fondos” al usar el dinero de la CUENTA SECRETA DE LA PRESIDENCIA para ”usos diferentes”

Una excusa, para acusarlo, desaforarlo, enjuiciarlo y destituirlo.

En primer lugar… Por tratarse de una CUENTA SECRETA, la cual lógicamente NADIE SABE DE SU EXISTENCIA y cuyo dinero debía ser manejado a la DISCRECION del Presidente de turno.

No hablamos de la cuenta del Tesoro Nacional, la cual es REGULADA mediante LEY DE PRESUPUESTO, con sus correspondientes “fuentes de ingresos” y el destino de ese dinero a los Ministerios, Gobernaciones, Alcaldías y demás entes del Estado, en base a PROGRAMAS DE GOBIERNO debidamente discutidos, aprobados, consensuados y tazados por el Congreso Nacional y los Parlamentos Estatales.

Hablamos de UNA CUENTA SECRETA que no debe figurar en el presupuesto, no se sabe su existencia, no se sabe de donde provienen sus ingresos y mucho menos se sabe para que será destinada…

Por lo general, la misma es para atender cualquier emergencia nacional e internacional.

Y me voy más lejos… Como el manejo de la misma es DISCRECIONAL Y SECRETO, si al Presidente de turno se le da la gana de ROBARSE ESE DINERO… NO ES PASIBLE DE DELITO.

En segundo lugar… Se comprobó que el Presidente Pérez, hizo uso de esa CUENTA SECRETA, para pagar la seguridad y otros gastos al incipiente Gobierno de Nicaragua, presidido por la Presidenta Violeta Chamorro.

Por lo que en ese caso entendemos CORRECTO el manejo del mismo… Ya que se trataba de un GOBIERNO AMIGO, que indudablemente tenía temores en cuanto a su seguridad y estabilidad política, debido a que el control del Ejército, siguió recayendo en el Frente Sandinista, acabadito de salir del Poder.

Es bastante lógico, que la Presidenta Chamorro, no tuviera confianza en las personas que deben protegerla y de ahí, que solicitara y obtuviera patrocinio para que tuviera personas de confianza que velaran por ella.

Pero también que dispusiera de “dinero fresco” para solventar algunos gastos, al tampoco contar con un Congreso “amistoso y colaborador” que coadyuvara al éxito de su gestión.

Reitero: Moralmente, el uso de esa CUENTA SECRETA fue correcto.

CONCLUSIÓN

Así fue Carlos Andrés Pérez, como las montañas en pleno sol… El resplandor ilumina uno de sus lados, mientras que el otro se queda en las sombras.

Paz a su alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo