Páginas



domingo, 9 de abril de 2017

JAMES RODRIGUEZ: Consejos para toda súper estrella de los deportes “profesionales”.


El deporte “profesional” es negocio y espectáculo.



Viendo la penosa y angustiosa situación de James Rodríguez, la súper estrella colombiana de fútbol, dentro del Real Madrid, el equipo deportivo más exitoso de la historia. Me voy a permitir darle unos consejos para que pueda superar su incomoda coyuntura:

Los deportes profesionales, es espectáculo.

A diferencia del “amateurismo” donde no hay intereses de por medio. Las personas creen, que cuando hablamos del “profesionalismo” en los deportes, tiene que ver con el desempeño personal como atleta al más alto nivel… NO es del todo cierto… Cuando se habla del “profesionalismo deportivo” es porque también es show, espectáculo que es complemento para atraer público hacia los Estadios, incrementar los niveles de audiencia y por ende los contratos de transmisión para radio, televisión e internet.

Mayor público en los estadios o en sus casas, oficinas, restaurantes, bares, etc. “disfrutando” del evento, MAYORES PATROCINANTES y MAS MUCHO MAS DINERO.

Esa situación es extensiva a la venta de “souvenirs” como camisetas, jarras, gorras, banderines, botones, insignias, etc.

Otro adicional, como parte del show, es que “el deportista” también debe ser “carismático” y hasta tener “atributos físicos” para “mercadearlo por separado” como “modelo” para la promoción de perfumes, ropa, comida, vehículos, accesorios o “juguetes”… Ese “deportista” gana gran dinero y también su “equipo” ya que el contrato de publicidad es compartido.

Los deportes profesionales, es negocio.

Por las razones antes indicadas.

James Rodríguez debe entender que su “fichaje” fue luego de su grandiosa participación en el Mundial de Fútbol Brasil 2014 y por su condición de colombiano, país “emergente” en esa disciplina.

Esto atrae o mantiene grandes niveles de audiencia por esa doble condición, por las “expectativas” por un lado y por la “nueva fanaticada” que llega desde Colombia…. Si económicamente hablando, esas circunstancias “cesan”, su permanencia deja de ser “rentable”.

Tenemos el caso de Dave Beckham, atleta mediocre, pero modelo cotizado, que según los expertos se encuentra entre los 5 mejores fichajes y se le atribuye decir a Florentino Pérez: “Haber sido la inversión más rentable del Real Madrid”.

Lo otro es que muchas veces, si hay que “negociar resultados”, si hay que permitirle a los "jugadores" doparse para romper y establecer records, hay que hacerlo “por el bien del negocio”.

En el “profesionalismo deportivo” las personas no son atletas, son MERCANCIA sujeta a cualquier “fluctuación en el mercado”.

El jugador pasa, el equipo permanece.

James debe entender, que su permanencia es y será hoy, mañana y siempre “efímera”, ya sea 1, 3 o 10 años… Podrá establecer records, hacer historia, pero él se irá y el equipo permanecerá.

Antes y después de él, siempre habrá buenos jugadores que también escribirán su propia historia.

James es extranjero “tercermundista”, ni español ni del “primer mundo”

Esa es la otra cosita que debe tener siempre presente… Como EXTRANJERO para que le puedan dar toda la importancia que merece, debe ser un MONSTRUO dentro del terreno de juego y UN DIVO fuera de el.

Como EXTRANJERO, para ser AMADO por la fanaticada LOCAL, necesariamente debe tener ambos “atributos” o mantener su buen desempeño, pero si es proveniente de países grandes de larga trayectoria futbolística como Argentina, Brasil y Uruguay.

O en defecto, tener buen desempeño y provenir de un país que le aporte GRANDES PATROCINIOS a su equipo… Lamentablemente, Colombia, sigue siendo un país subdesarrollado, del tercer mundo, latinoamericano y en el futbol apenas ahora es que empiezan "a sonar"… Y por no tener “grandes industrias” y por ende “grandes marcas”, ni mucho menos habitantes “de primera” y por ende “grandes consumidores”.

En ese sentido, James Rodríguez y cualquier otro "jugador profesional” (que no es lo mismo que atleta) deben entender que su permanencia o no en “el negocio” serán por razones más allá de su desempeño en la cancha… Si los “souvenirs” con su nombre, no se venden y su "presencia en la cancha" no generan grandes niveles de audiencia, está liquidado, haga lo que haga en el terreno.

Con mayor razón cuando su equipo actual es el Real Madrid, que requiere de mucho mucho dinero para mantener su “cotización en la bolsa”.

Eso ocurre, en todo “deporte profesional” y con mayor razón, si se trata de equipos “campeones” como el antes mencionado, Yankees de New York, entre otros.

Otra cosa fuera, si realmente en el “profesionalismo” hubiese competencia, donde se echaría mano de lo mejor de lo mejor EN EL TERRENO DEL JUEGO sin importar raza, origen o si es bonito, odioso o feo.

Quizás Zinedine Zidane o Rafael Benítez, en esas circunstancias, le otorgan el lugar que verdaderamente le corresponde (por eso es que no lo han despedido a pesar de los aparentes o provocados errores), pero ellos deben obedecer órdenes de la Gerencia y mantener el equilibrio entre desempeño, resultados en el terreno , negocio, espectáculo y rentabilidad, para mantener el Real Madrid “competitivo” en campeonatos y bolsa de valores.

Eso lo debe entender James o quien sea que accione en el mal llamado “profesionalismo deportivo”.

Como "atletas" podrán tener mucha razón si no les dan el protagonismo que merecen, pero como "jugadores" deben evaluarse, madurar y hacer lo mejor que puedan para resolver esa situación.

Adicionalmente le sugiero, darse "valor agregado" dandole animos a sus compañeros desde la banca, motivar a los más jovenes, compartir experiencias, aprovechar al máximo cada segundo de juego y continuar realizando labores sociales.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo