Páginas



jueves, 1 de febrero de 2018

Posibles “amarres” entre los políticos venezolanos en Santo Domingo.




Tema no tan viejo pero bueno, original del 13 de diciembre del 2017, a propósito del "pre-acuerdo¨de ayer en Santo Domingo..

En base a observaciones, lectura entre líneas y experiencia propia y ajena en cuanto a los “tejemanejes” que caracterizan a los “mediadores dominicanos”, voy a permitirme hacer estas divagaciones o “especulaciones” de lo que probablemente pudo haberse pactado en Santo Domingo, entre chavistas y “opositores”:

TODO EL PODER PARA MADURO.
“Mucho ayuda, el que poco estorba”
- Refrán popular.

En 20 años, el chavismo representado en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha gobernado con poderes absolutos sobre todas las instituciones y Poderes del Estado… Con las “estatizaciones” y “control cambiario” también ha asumido todo el Poder económico… Y con 3 medios televisivos versus 2 con alcance nacional + los medios “comunitarios” + las interminables y maratónicas cadenas diarias a cualquier hora sin previo aviso, etc. Tiene la hegemonía comunicacional.

La “oposición” durante todo ese tiempo, lo ha permitido… Sea de forma tácita o expresa, haciéndose los brutos, olvidadizos e ignorantes… Ocasionalmente haciendo algún “aguaje” o “bulto” organizando protestas, denunciando “fraudes”, “violaciones de derechos humanos” y “pa que no digan” ganando alguna que otra Alcaldía, Gobernación y hasta “el control” del Poder Legislativo, para después abandonarlas o cederlas…

A veces, cuando se les increpa directamente el porqué de tantos “errores”, se han escudado en la “persecución política” y el “avasallamiento”, a pesar de todas las oportunidades y coyunturas ventajosamente favorables para revertir esa situación, sea “forzando” mejores condiciones, traducidos en victorias electorales y lograr espacios de Poder.

Ante ese escenario, en donde la oposición ha demostrado incompetencia, irresponsabilidad, miedo, “incoherencias”, falta de entereza, entreguismo, "chapeo político" y escasa vocación de Poder… No hay que ser mago ni “babalao” ni Adriana Azzi para darnos cuenta que no son capaces de administrar aunque sea una Junta de Vecinos.

Para GOBERNAR se requiere CORAJE y TEMPLE para enfrentar todo tipo de amenazas internas y externas, sean militares o económicas por parte de POTENCIAS EXTRANJERAS, GRUPOS y OLIGARQUIAS, con mayor razón ante la enorme crisis que agobia a los venezolanos, donde es menester tomar MEDIDAS HEROICAS para revertirlas.

Si la “oposición” no está en condiciones de GOBERNAR, si no tienen VOCACIÓN DE PODER, si quieren mantenerse “cometiendo errores” y vivir del "santipankismo", pues entonces que negocien el retiro definitivo de la política, que se marchen los niños y se queden los hombres, permitiendo GOBERNAR EN PAZ a los chavistas, sea Nicolás Maduro, Diosdado Cabello u otro que tome las riendas.

En la situación actual, la “oposición” más que ente de equilibrio o de “co gobierno” son ESTORBO.

En definitiva: Si el amarre es la continuidad del Presidente Nicolás Maduro, lamentablemente será con una “contraparte opositora” para mantener “la chercha” en cartelera, para que Venezuela no sea catalogada como “dictadura” o “paria internacional”.


RETIRO HONORABLE DE MADURO Y EL PSUV DEL PODER.
"Es mejor que digan aquí corrió…que aquí murió"
-Refrán cubano.

El otro escenario que podría haber sido pactado, es permitirle la “salida honorable” al Presidente Maduro y el PSUV. No es justo que lo saquen a patadas del Poder, a causa de una crisis de la que no es culpable ni responsable, al heredarla con "camisa de fuerza" al factores externos e internos, extra e intra partido, no permitirle "tomar el toro por los cuernos".

De ahí, que le hayan permitido quedarse con el control de casi todas las Gobernaciones y Alcaldías… Que la Asamblea Nacional (AN) se haya permitido “el desacato” y darle paso a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para que tome su lugar… Luego del “fracaso” de haber cedido sus atribuciones al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)

Por ende, ante ese “desacato”, también ceder a favor del PSUV: Defensor del Pueblo, Fiscal General de la Nación, Consejo Nacional Electoral (CNE) y Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

La “oposición” tomaría el Poder Ejecutivo, traducido en la Presidencia de la República, con todos sus Ministerios y con todas sus empresas o negocios entre ellos, Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Las Fuerzas Armadas Bolivarianas, quedaría su oficialidad dividida entre leales de ambos bandos.

El Presidente Nicolás Maduro, podría participar en las Elecciones Presidenciales del 2018, para que haga “papel airoso”, obteniendo un porcentaje decente del electorado, en un certamen organizado por un CNE “independiente” o con “fichas” leales a las partes.

Mientras también se le da oportunidad para “sacar las frutas podridas de la canasta” (caso Rafael Ramírez) e incluso tomar medidas reivindicativas a favor del pueblo, en lo que llega la hora de su salida.

A la AN “se le regresarían sus potestades”, con el retiro del “desacato” (El TSJ ya se pronunció favorable con el archivo de los diputados de Amazonas), junto con “el cese” de la ANC al refrendar “nueva Constitución”, a cambio de que se aprueben importantes y neurálgicos empréstitos.

En definitiva: El país venezolano, tendría una especie de “gobierno compartido”… Donde la oposición encabeza el Poder Ejecutivo y los chavistas encabezan todos los restantes… Con Fuerzas Armadas y Consejo Electoral “equilibrado”.

El Presidente Maduro, marcharía con el logro de organizar elecciones transparentes, de haber combatido la corrupción, saneando las finanzas nacionales, dejar el PSUV “posicionado electoralmente”, su militancia no quedaría “desamparada” al contar con los empleos que generan Alcaldías, Gobernaciones, etc.

CONCLUSIÓN:

En cualquiera de los 2 escenarios que hayan sido pactados, el Presidente Nicolás Maduro, saldría ganancioso.

Sea porque “preservó el Poder”.

Sea porque “salió por la puerta grande”

Los que “cargarían pesado”, serían los de “la oposición” que tendrían que “hacer el trabajo sucio” de obtener dinero en el mercado internacional para paliar la crisis y poner en marcha el aparato productivo nacional, público y privado…. A modo que las necesarias “medidas de shock” o de cesión del patrimonio nacional que deben implementarse, también sean “compartidas” entre gobernantes saliente y entrante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo