Páginas



jueves, 7 de junio de 2007

LOS ESTUDIANTES EN LA ASAMBLEA NACIONAL: LA ENCERRONA Y EL DERECHO A REPLICA



(Acá el video o los videos de algunos acontecimientos, favor de usar el menú para la secuencia de imagenes, trataremos luego de colocar el video completo)

Los estudiantes que ante la fuerza de sus protestas a favor de la libertad de expresión y que tanto Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) como la Fiscalía General de la Nación los recibieron y que ahora han obligado a trabajar a los parlamentarios cesados por ley habilitante mediante un pedido de derecho a réplica por ante la Asamblea Nacional de conformidad al artículo 14 de la Convención Interamericana de los Derechos Humanos , acaban de retirarse...

ANTECEDENTES:

Acontece que el pedido se debió a unas MUY GRAVES imputaciones lanzadas en contra desde el propio seno de dicha Asamblea Nacional por parte de Desiree Santos Amaral quien en ese momento dirigía las sesiones, por motivo de sus protestas contra el cierre de RCTV.

Luego de haber entregado una solicitud formal en la sede de Episcopado Venezolano al diputado Ismael García, finalmente les fue concedido ese derecho.

Pero al mismo tiempo, fue invitado otro grupo de estudiante adeptos al gobierno de Hugo Chávez, quienes han improvisado la llamada “Federación de Estudiantes Bolivarianos”

Yo mismo, ante esta extraña actitud de convocar simultáneamente a otro grupo de estudiantes que no tienen nada que ver con el motivo de la solicitud, me sospeché una encerrona o celada
Creo que el retiro de estos, luego de haber ejercido su derecho a defenderse ante el mismo escenario en donde fueron criticados severamente (de conformidad a lo pautado por la Convención arriba indicada), es correcto.

LOS HECHOS ASI LO DEMUESTRAN:

-Los estudiantes adeptos al gobierno les permitieron llenar los palcos especiales para el público de sus parciales, para corear y lanzar victores a favor de sus representantes y el gobierno.

-Los estudiantes “de la oposición” como han sido catalogados, fueron recibidos por un discurso “propagandístico” a favor del gobierno de Hugo Chávez, por parte de su "aristocratica" Presidenta
Cilia Flores (que tenía un largo tiempo sin dejarse ver por esos predios)

-La Asamblea Nacional es 100 x 100 roja rojita.


-Los estudiantes adeptos al gobierno no tenían nada que replicar pues contra estos no fueron las imputaciones.
RAZONES DEL RETIRO:

Cuando los estudiantes de la “oposición” pidieron ese "derecho a réplica” ante la Asamblea sabían que era en un escenario pantanoso, pero hubiese sido una discusión o debate entre “estudiantes” y “parlamentarios” de doble vía. (tu me dices y yo te digo)

Pero ante la situación de haber invitado a otro grupo de supuestos estudiantes (organizados al vapor y reitero: no tienen nada que ver con el motivo de la petición), concederles igual derecho a la palabra y haberles dado la oportunidad de llenar los palcos reservados al público con sus adeptos para lanzar consignas. Esa discusión de “doble vía” no podía ser posible. Iba a ser un "fuego cruzado" para provocarlos y que sucediera alguna desgracia en donde tenían todas las de perder.

Con un parlamento al 100% chavista, unos palcos en contra y otro grupo de “estudiantes” llevándoles la contraria y ENTORPECIENDOLES su derecho a defenderse, no era posible.

¡Ni locos que fueran!
Fue lo recomendable y muestra es el mitin o concentración chavísta en que finalmente se ha convertido la Asamblea (en este mismo instante en que les escribo) luego del retiro.

NOTA

Me gustó que los estudiantes de "oposición" fueran vestidos de rojo y luego se desvistieran esas prendas en señal de que "son estudiantes y no políticos"



Actualización: (7:00 P.M.)

jajajajaja En estos momentos el Presidente Chávez dirige un mensaje a la Nación acompañado de "sus estudiantes" que fueron a postular por él ante la Asamblea Nacional. Conjuntamente su vice Jorge Rodriguez, inaugura unas "Aldeas Estudiantiles" ubicadas en un lugar distante.

Mientras que en otros lugares algunos ministros hacen otras inauguraciones, entregan computadoras, etc.

TODO ELLO TRANSMITIDO EN CADENA NACIONAL

Al Presidente "se le safó" que ...esa inauguración la tenían programada para hoy al mediodía y por la extensión de la comparecencia en la Asamblea fué pospuesta para esta hora....

¿Se dan cuenta?
Todo preparado para emboscar, aplastar y "celebrar el triunfo" sobre unos simples estudianticos.

Una metida de pata, se pusieron en evidencia...


41 comentarios:

  1. Amigo Manuel, realmente, no lo había leido para el momento en que escribí mi post, es incríble que estabamos pensando en lo mismo. Me pareció muy pertinente la forma como desarrollaste las ideas, las presentas de una manera precisa.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias

    Efectivamente escribimos el mismo tema a la misma hora y con el mismo enfoque aunque con argumentos diferentes.

    Eso se debe a que somos abogados que no nos prestamos a traicionar los principios elementales del derecho.

    ResponderEliminar
  3. Manuel: aqui te mando los mitos y verdades sobre el cierre del canal golpista RCTV, muy objetivo este articulo !!



    MITOS Y HECHOS SOBRE EL CASO DEL CANAL VENEZOLANO RCTV


    MITO: El Gobierno de Venezuela está cerrando a RCTV y a otros medios privados debido a sus críticas hacia el presidente Chávez.
    HECHO: 80% de los canales de televisión abierta de Venezuela y emisoras de radio pertenecen y son operados por el sector privado[2], ni mencionar el bien desarrollado sistema de televisión por cable y satélite. Los 118 periódicos que circulan en el país, tanto de cobertura regional como nacional, están igualmente bajo el control del sector privado. Los medios de comunicación de Venezuela disfrutan de la libertad de reportar, analizar y expresar opiniones sobre todos los temas de importancia sin interferencia del Gobierno. De hecho, la mayoría expresa de manera estridente su oposición al Gobierno y lo hacen sin ninguna amenaza o consecuencia. Actualmente, ningún periódico, canal de televisión o emisora de radio han sido cerrados por su visión política o por hacer oposición al presidente Chávez. Igualmente, ningún periodista ha sido puesto en prisión o castigado por hacer su trabajo. La Constitución de 1999 reafirma la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de información como libertades fundamentales que deben ser protegidas por el Gobierno.

    MITO: El Gobierno de Venezuela está cerrando RCTV ilegalmente
    HECHO: Como en casi todos los países, en Venezuela el espectro radioeléctrico es un recurso limitado que es regulado por el Gobierno con el objetivo de promover el interés público. El espectro radioeléctrico es una propiedad pública y, como otras propiedades de este tipo, debe ser regulado para equilibrar las necesidades de las empresas operadoras en relación con las necesidades del público.
    El artículo 156 de la Constitución de 1999 y otros artículos de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones dan al Gobierno el poder de garantizar y regular el acceso y uso del espectro radioeléctrico. El Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones e Informática es la institución encargada de garantizar acceso a los operadores de televisión y radio, y también de evaluar si un operador ha servido o no al interés general. En resumen, el derecho a acceder al espectro radioeléctrico es sopesado con las responsabilidades respecto al bienestar público. Si una empresa operadora incumpliese con las responsabilidades legalmente prescritas, perdería el derecho a acceder al uso del espectro radioeléctrico.
    En el caso de RCVT, el Gobierno de Venezuela decidió que la concesión no sería renovada, porque la empresa falló en cumplir con estándares acordes con el interés público y también porque de esta manera se puede ofrecer la concesión a otros operadores que no han tenido antes la oportunidad de usar este espacio. Esta decisión busca democratizar tanto el acceso como el contenido de la televisión pública. Por otra parte, RCTV podrá seguir transmitiendo su señal vía cable y satélite.

    MITO: Otros países no aplican estos estándares, en cuanto al interés público, a la radio y la televisión.
    HECHO: Casi todos los países se guían por estos estándares. En el caso de los Estados Unidos, las leyes establecen estándares a los cuales todas las empresas operadoras deben apegarse con la finalidad de mantener su licencia de uso del espectro. La Ley de Radio de 1927 deja claro que el espectro radioeléctrico es una propiedad pública y que todos los operadores que lo usen deben servir a “las necesidades y conveniencias del interés público”. La Ley de Comunicaciones de 1934, establecida por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), igualmente detalla estándares para operar de acuerdo al interés público, bajo el cual la aplicación para tener o mantener el acceso al espectro radioeléctrico sería juzgado. En 1960, la FCC estableció 14 elementos que la programación de televisión debía cumplir para alcanzar los estándares del interés público, incluyendo la oportunidad para la expresión libre a nivel comunitario, el desarrollo y uso de talento local, programas educativos y programas sobre asuntos de interés público. La FCC ha negado reiteradas veces la renovación de licencias basada en estos estándares.

    MITO: RCTV no ha hecho nada que violara el interés público en Venezuela.
    HECHO: Desafortunadamente, RCTV ha fallado recurrentemente en sus obligaciones y responsabilidades hacia el pueblo de Venezuela. En uno de los incidentes más perturbadores, la gerencia de RCTV sesgó su programación diaria para apoyar un golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez Frías y su Gobierno democráticamente electo en abril de 2002. RCTV participó en lo que se denominó como “el primer golpe de Estado mediático” del mundo, y prohibió a sus reporteros transmitir información alguna sobre el fracaso del golpe[3]. Esta información era importante para la sobrevivencia y restauración del Gobierno y las instituciones democráticas del país – el gobierno de facto había abolido la Asamblea Nacional, la Corte Suprema de Justicia y la Constitución — e innegablemente era del interés público la situación en la que se encontraban el Gobierno y sus líderes democráticamente electos. Al tomar esta determinación, RCTV negó al pueblo de Venezuela su derecho a ser informado. Un artículo del diario Houston Chronicle sobre el caso RCTV resalta que “las acciones de RCTV no habrían durado más de unos pocos minutos con la FCC” [4].

    MITO: La decisión de no renovar la concesión de RCTV tendrá un impacto negativo sobre la democracia en Venezuela.
    HECHO: La mayoría de las estaciones de radio y televisión abierta en Venezuela pertenecen al sector privado. De este número, una gran parte pertenece a un reducido número de corporaciones con múltiples intereses económicos y políticos. Esto ha llevado a una situación en la cual, de acuerdo a un editorial del diario The New York Times, “incluso los mejores programas de noticias tienden a ser abiertamente ideológicos y no separan las noticias de la opinión, al estilo estadounidense; de esta manera la visión de los dueños puede permear los reportes. Muchas publicaciones ofrecen noticias diseñadas especialmente para impulsar la agenda personal o política de sus dueños” [5]. Igualmente, Marta Colomina, una profesora de periodismo, columnista de varios medios y una conocida crítica del presidente Chávez, describió la situación así: “Los dueños de los medios están muy conscientes de su poder, y saben cómo usarlo. En Estados Unidos o Europa, hay grandes grupos corporativos de medios que se ven así mismo como servidores del interés general. En Venezuela, los medios están en las manos de pequeños grupos quiénes tienden a servir su propio interés” [6].
    Esta concentración en pocos dueños ha limitado el acceso de la ciudadanía a diversos puntos de vistas, dando a los dueños de los medios existentes un poder desproporcionado para estructurar la agenda política y económica de Venezuela. La decisión de no renovar la concesión de RCTV incrementará la democracia en el espectro radioeléctrico de Venezuela, tanto en el acceso a este espacio, como en el contenido que se transmite. Aunque los planes no han sido totalmente establecidos, el Gobierno de Venezuela ha anunciado que la concesión de este espacio será otorgada a una cooperativa de productores y periodistas independientes, la cual será usada para promover noticias, opinión, cultura y entretenimiento desde diferentes perspectivas.
    ___________________________
    [1] “Chavez’ Move Against TV Spurs Outcry,” The Guardian, January 16, 2007. http://www.guardian.co.uk/worldlatest/story/0,,-6349689,00.html
    2 http://www.rethinkvenezuela.com/downloads/Venezuela%20Update%20January%202007.htm
    3 Andrés Izarra, “El golpe desde la cabina 12 de RCTV,” Chávez y los medios de comunicación social, Marineáis Tremamunno, ed. (Caracas; Alfadil Ediciones, 2002), p. 84.
    4 Jones, Bart. “Chavez as Castro? It’s not that simple in Venezuela,” Houston Chronicle, 7 de febrero, 2007.
    5 “The Monochromatic Media of Latin America,” New York Times, 7 de mayo, 2001.
    6 Lugo, Jairo and Juan Romero, “From Friends to Foes: Venezuela’s media goes from consensual space to confrontational actor,” Sincronía (Invierno 2002), http://sincronia.cucsh.udg.mx/lugoromeroinv02.htm.




    ________________________

    "El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a predicar el año agradable del Señor" -Lucas 4:18-19

    ResponderEliminar
  4. Manuel: No trates de ser tan objetivo, legalista y racional, porque asi fue que tumbaron a Bosh, en el 1963 y mira los hechos de hoy como esta la Republica Dominicana, por falta de Bosch y de un sistema socialista.

    Mira: es solo una opinion, pero trata de ser mas moralista, que legalista, ya que las leyes se pueden prestar hasta para hacer cosas inmorales y tu lo sabes. Lo que hay que ser es Duartiano, Bolivariano, cristiano y moralista ante todo. Y las leyes, son de segundo termino. Total que un moralista es mas legalista que un inmmoralista

    Es cuanto ;-)

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:42 p. m.

    Lo que acabo de vivir en las afueras de la Asamblea Nacional será algo que no podré olvidar por mucho tiempo...

    Como Ustedes saben, a la salida de la Asamblea Nacional, se encontraba una jauría de seres afectas al chavismo...

    En el momento en que salían los estudiantes costudiados dentro de un enorme camión de la FAN y dos patrullas (Tipo Jaula) de la PM, ese norme grupo de enfermos mentales arrojaban botellas piedras y otros objetos contundentes, mientras gritaban ¡MALDITOS!, ¡DEFENSORES DE OLIGARCAS!, ¡MUERAN LOS OLIGARCAS!, ¡GOLPISTAS!, y otras frases encendidas de tono...

    Mientras desde adentro y a través de las rejillas de las patrullas los estudiantes universitarios asomando sus manos, respondían con pequeños carteles en los cuales se leía simplemente ¡PAZ!, ¡LIBERTAD DE EXPRESIÓN!...

    Es mi relato, eso viví hace minutos a las afueras de la Asamblea Nacional,

    Duarte 1, te hago una sola pregunta: ¿Se puede ser moralista con gente que hizo lo que relato y juró que es verdad?

    Que vivan los estudiantes!!!

    Mis bendiciones a ellos!!!

    La sangre y el poder de Cristo los proteje en su lucha!!!

    El manto de María los acoja y les de protección!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:49 p. m.

    no sabes que paso???? simplemente no cayeron el en el circo que les querian montar con ellos como payasos, ellos nunca pidieron un debate pidieron un derecho a replica y los genios de la asmablea dijeron nada los agarramos les montamos un circo y los dejamos mal parados y resulta que los muchachos fueron hicieron su derecho a replica escucharon a una del gobierno y que tal se marcharon y los dejaron con su circo montado. jajajajajajajajajajajajaja que buena esa no los pudieron meter en el corral. a parter de eso se dieron el tupe de ir difrazado de payaso( franela roja) para hacerles creer que les seguirian el juego. que arre..chera la de mi prima cilia no se aguanto y empenzo a escupir improperios por esa boca. jajajajajajaja viva los estudiantes de la nueva republica de venezuela

    ResponderEliminar
  7. Amigo Duarte

    Lamentablemente aqui en Venezuela los sistemas de cable e internet no estan tan desarrollados como en Republica Dominicana (por haber sido filial estrella durante decadas de VERIZON) y otras latitudes.

    Apenas un 20% accede al cable por paga (y quizas otro 10%) para un 30% de la poblacion. (no podemos sumar el internet pues el mismo publico que usa el cable usa este servicio)

    Ademas el servicio de cable e internete ES PAGADO y no gratuito como la señal abierta.

    Por otra parte, si vas a la plantilla "medios de comunicacion" y enlos tangs de technorati ahi veras todos los temas que le he dedicado a RCTV.

    He sugerido en resumidas cuentas que el Estado Venezolano VIOLA LOS PACTOS INTERNACIONALES al no renover la concesion por razones politicas y no tecnicas.

    Asi tambien el pesimo y chapucero manejo legal del caso en ese sentido y en el arrebato de sus equipos de retransmision.

    EN CAMBIO: Si he propuesto acciones legales alternativas EN CONTRA DE LOS PROPIETARIOS y PRODUCTORES Y PRRESENTADORES de ese medio.

    Ya sea por difamacion e injuria, apologia al delito, etc. Con acciones por ante los tribunales.

    Hubiese sido una medida EFECTIVA que hubiese logrado MEJORES RESULTADOS sin necesidad del cierre de esa planta televisora en perjuicio de trabajadores y el derecho que tiene la gente a expresarse y ver lo que se le de su maldita gana.

    ResponderEliminar
  8. Anonimo: Un contrato es un contrato, el contrato de RCTV se termino y punto final. Todos los gobiernos del mundo legalmente cierran, clausuran bloquean negocios, canales, programas de TV, etc. constantemente, yo no se que sera lo que tiene esa gentuza de RCTV que quiere seguir pataleando a pesar de la legalidad legal respaldada por la ONU y OEA de el cierre del canal fascista RCTV.

    La democracia es legal, pero el fascismo y el capitalismo deben ser ilegal

    ResponderEliminar
  9. Manuel: Con esa gentuza que quieria matar a Chavez no se puede ser "legal". Chavez tiene todo el derecho revolucionario de aplastar a esas oligarquias que lo querian aplastar a el. El esta usando el precepto de Nicolas Maquiavelo de El Principe "Haz tu primero, antes de que te lo hagas a ti.", y el derecho-revolucionario de 'El Conde de Montecristo' cuando el mato a un proscrito, un sacerdote le rebatio que porque el habia matado a un humano, y el Conde de Montecristo le dijo que el era un conde, no un santo :-)

    Estimado Manuel, asi es la politica-real, se deben usar todos los medios posibles para llevar a cabo este proyecto.

    El mismo Jesus Cristo saco a los capitalistas a latigazos del Templo de Dios, ya que querian convertir al Templo de Dios en una Plaza Capitalista

    Cuidate hermano, y sigue combatiendo a la ultra-derecha que nos quiere matar a todos los humanos !!

    ResponderEliminar
  10. No te dejes llevar por esa gentuza-derechistas hijos de papi y mami, igualito que los hijos de papi y mami que viven por Naco, Piantini y Los Cacicazgos, entre otros barrios capitalistas.

    Oye Manuel: Los capitalistas tienen mucho DINERO y PODER y pueden contratar a los mejores abogados linguistas y tergiversadores de los hechos, que en una corte ganan un juicio-legal, que aunque legal, no es moral, ya que el capitalismo no es etico ni moral.

    Pero Chavez no se queda atras, ni tampoco el Socialismo del Siglo XXI ya que no es el socialismo delos 1970s un socialismo pobre y poco respaldado.

    El mundo esta cambiando, mira lo facil que tumbaron a Bosch y por eso la Republica Dominicana es un pais apagado, frustrado, con MUCHAS YOLAS !!

    ResponderEliminar
  11. jajajajaja

    Mi estimado amigo, lo que pasa es que NO EXISTEN las condiciones para el cierre de RCTV.

    Te remito al este tema http://manuel-miranda.blogspot.com/2006/12/la-no-renovacion-de-la-concesion-de.html

    En el cual expongo el porque esa medida es innecesaria.

    Y te reitero:

    Con acciones contra SUS EJECUTIVOS, ACCIONISTAS, PRODUCTORES Y PRESENTADORES era mucho MAS EFECTIVA sin necesidad de cerrar el canal poniendo en peligro el trabajo de padres de familia y el derecho de la gente a ver lo que se le antoje.

    ResponderEliminar
  12. Ah

    Lo olvidaba

    Te remito al tema que te coloque, ahi destaco que la oposicion HA SIDO DERROTADA EN VARIAS OCASIONES.

    Desde la epoca del golpe de Estado hasta la fecha.

    De eso hace 5 largos años

    ResponderEliminar
  13. "Con acciones contra SUS EJECUTIVOS, ACCIONISTAS, PRODUCTORES Y PRESENTADORES era mucho MAS EFECTIVA sin necesidad de cerrar el canal poniendo en peligro el trabajo de padres de familia y el derecho de la gente a ver lo que se le antoje."

    Pienso lo mismo que usted señor Manuel, El gobierno tenía las herramientas en las manos para tomar un camino seguro; lamentablemente tomo decisiones muy precipitadas, cometiendo muchos errores.

    Por otro lado, durante estas protestas y marchas, no he escuchado ninguna propuesta (en ambos bandos) para mejorar la situación,al contrario se siguía imponiendo ideas poco claras en un maniqueo insoportable,además, muchas voces se estan ignorando, voces que pesan, y eso es lamentable, porque se ve que hay muchos oidos sordos en este país.

    La asamblea que convocaron los estudiantes para el miercoles, me parece una excelente iniciativa, espero que sea provechoso; escuché a los estudiantes que se quedaron en la Asamblea Nacional, sería interesante verlos en una discusión, obviando la que no se dió.

    Para finalizar,lo que usted dijo en la nota, creo que el mensaje habría llegado a más personas si esas franelas no hubieran sido solamente de color rojo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Malacondria

    Gracias y que bueno que has entendido lo que quiero decir.

    Existen vias alternativas MUCHO MAS EFECTIVAS que el cierre, y que no ponen en peligro otros derechos MAS IMPORTANTES que la propiedad o no del espectro radiolectrico.

    Y dejame decirte TODAVIA ESTA A TIEMPO DE RECTIFICAR y tomar esas otras medidas alternativas.

    En cuanto a las franelas rojas, creo que fue una excelente tactica de los estudiantes para "bajar las tensiones" al momento de su entrada a la Asamblea. Ya ellos imaginaban que les tenian una trampa preparada y tomaron esa prevision y el retiro como precaucion.

    Dejame decirte que al final de este blog coloco una "Actualizacion" refiriendome a la nueva metida de pata.

    Se pusieron en evidencia.

    Pues un Jefe de Estado no puede ponerse a competir con estudiantes (hasta ahora llevan la partida ganada al colocar en una situacion DEFENSIVA al Presidente)

    Francamente, ni siquiera la oposicion habia puesto a Chavez en esa situacion.

    ResponderEliminar
  15. Manuel: Venezuela no es la Republica Dominicana conservadora que *nunca* cambia. Recuerda lo que es Revolucion (cambio subito y radical)

    Mira dentro de una revolucion, estas cosas pasan. Venezuela esta en una constante-revolucion (cambio y transformacion radical), ese fue el error de Bosch, que actuo demasiado 'conservador'

    Y el mismo Lula ha cometido el gravisimo error de muchos reformadores-sociales, que al ser demasiado conservadores, pierden su popularidad y respaldo de las masas que votaron por el.

    No fueron capitalistas-burgueses los que votaron por Chavez. Fueron pobres, necesitados, gente que el gobierno de Carlos Andres Perez estaban marginados.

    Es verdad que los riquitos ahora estan mal con Chavez, pero lo que pasa es que la clase media burguesa no perdona el igualarse con los pobres. Ellos creen que viven en la Republica Dominicana, un pais sin leyes, sin democracia, sin justicia, lo que RCTV y sus riquitos que protestan en contra de Chavez deberian de hacer es que se muden para la Republica Dominicana para que ellos vean lo "bueno" que es la Republica Dominicana para la burguesia.

    Pero Venezuela ya no es un estado burgues, sino un gobierno-revolucionario (en constante cambio al Socialismo del Siglo XXI) que es 180 grados diferente del sistema fascista y neoliberal de la Republica Dominicana

    ResponderEliminar
  16. Saludos Manuel. Estoy totalmente de acuerdo contigo, y por supuesto con los estudiantes. Particularmn no hubiera cedido en ir hasta la asamblea (en minuscula a proposito) a sabiendas que era un intento de colocarlos en posición de discutir temas que no estan en la palestra publica. La pelea es por los derechos civiles que atañen a toda venezuela. No está en discusión ahorita lo de la autonomia o si chavez es bonito o feo. POR ESO APLAUDI CUANDO SE FUERON Y MAS CUANDO SUPE QUE HABIAN DADO UNA CONFERENCIA DE PRENSA. AHORITA MISMO ESTOY APLAUDIENDO porque los otros quedaron al desnudo al igual que su emperador, ya demostramos de cual lado estan los titeres, los sigue discursito, los aplaude al caudillito. Alli estan esos son los que apoyan al domador. Un poco más en mi blog. Como decimos en Maracaibo Chavez chao contigo

    ResponderEliminar
  17. Zuliana: En Venezuela no se ha violado ningun derecho. RCTV no fue cerrada, su contrato se le termino, que es muy diferente a ser 'cerrado'

    Abran los ojos, lo que la derecha quiere es tumbar a Chavez, atraves de la propaganda neoliberal de RCTV es derrocar la verdadera democracia que hay en Venezuela e instalar una dictadura neoliberal reaccionaria de derecha con Rosales.

    Mucho cuidado con eso, que un Pinochet en Venezuela seria un verdadero fracaso no solo para Venezuela sino para America Latina y el mundo

    Todos los grandes intelectuales de la humanidad apoyan a Chavez, estan de acuerdo con la democracia-chavista.

    Yo escucho a intelectuales objetivos como Chomsky, James Petras, Alan Woods, Robert Fisk, y no a un grupito de universitarios que ni saben porque protestan

    ResponderEliminar
  18. Malacronia: Errar es de humanos, pero el "error" de cerrar a RCTV, ha podido prevenir una dictadura de derecha neoliberal como la que existe en Mexico, Colombia, la Republica Dominicana, y muchos otros paises que viven un gran terror neoliberal

    ResponderEliminar
  19. 07-06-2007

    Entrevista a Vladimir Acosta, analista político venezolano
    "La no renovación de RCTV es un hecho revolucionario porque toca el corazón del poder mundial"


    Marcelo Colussi
    Argenpress


    La salida del aire del canal televisivo RCTV ha producido enormes repercusiones políticas tanto en Venezuela como en el resto del mundo. Por lo pronto ha desatado un revuelo mediático inusual que está dando pie a la derecha para acusar al gobierno revolucionario de dictadura violadora de los derechos humanos; sobre estas acusaciones se está montando una enorme campaña que pide ya no la reapertura del medio en cuestión sino, lisa y llanamente, la salida del poder del presidente Hugo Chávez.

    Para conocer en detalle acerca de todo lo que se juega en esta decisión y las perspectivas futuras al respecto Argenpress, por medio de su corresponsal en Caracas, Marcelo Colussi, dialogó con Vladimir Acosta, historiador y analista político venezolano, uno de los más agudos observadores del proceso bolivariano en curso.


    Argenpress: ¿Qué significado tiene hoy, en términos políticos, sociales y culturales, la salida del aire del canal RCTV? ¿Por qué tanto revuelo, nacional e internacionalmente, en torno a esta medida?


    Vladimir Acosta: En el marco de todos los profundos cambios que se han producido estos últimos años en Venezuela, cambios favorables a las grandes mayorías, hay dos momentos que especialmente pueden ser calificados de revolucionarios: el proceso que permitió recuperar el petróleo y el momento actual. El proceso que permitió recuperar la empresa estatal PDVSA –Petróleos de Venezuela– se realizó en dos etapas: la primera fue apoyar una nueva ley petrolera y una nueva junta directiva dentro de la empresa, y eso costó un golpe de Estado, allá en el 2002. El gobierno fue derrocado, y la movilización popular logró reestablecerlo en el poder luego de dos días con apoyo de los sectores constitucionalistas de las fuerzas armadas. El presidente, luego de recuperar el poder, en forma generosa, y si se quiere hasta ingenua, le devolvió a la misma junta su situación anterior en PDVSA, con lo que esa gente se dedicó a conspirar, llegando así al sabotaje petrolero de diciembre del 2002/enero del 2003. Derrotado ese sabotaje a través de un período de intensa lucha, recién ahí, en una segunda etapa, el gobierno pudo tomar efectivamente el control de una empresa que, en realidad, ya era del Estado, pero estaba manejada por una élite llamada meritocracia que trabajaba para los intereses del imperialismo de Estados Unidos. Ese fue un momento revolucionario, dado que implicó tomar el control del petróleo y de la empresa que lo explota en contra de los enormes intereses del imperio y de la élite local que se beneficiaba a espalda de las grandes mayorías. Ese momento sirvió para comenzar a radicalizar el proceso que ya se venía viviendo en el país como respuesta a la agresión de la derecha, y profundizar el cumplimiento de una serie de tareas en función de transformaciones sociales. Surgen entonces las misiones, que se encargaron de llevar salud, educación, seguridad social, condiciones dignas de vida en general para una mayoría que estaba históricamente excluida. Es decir que, por primera vez en la historia nacional, la renta petrolera se ponía realmente al servicio del pueblo. Medida revolucionaria, sin dudas, que se acompañó de otras no menos importantes, como poner control de cambio para impedir que se siguiera saqueando al país, y además empezar a cobrarle impuestos a los ricos.

    En este momento se está planteando algo similar en términos de avance de la revolución: convertir una emisora privada de televisión, hoy día en manos de una familia acomodada por más de medio siglo, en una empresa de servicio público. Y ni siquiera se está expropiando; de ninguna manera, dado que esta es una revolución muy legalista. En Venezuela, como ocurre en casi todos los países del mundo, el espectro radioeléctrico es del Estado, es decir: de la sociedad. El Estado lo administra como expresión de esa sociedad. De tal manera que los que aparecen como dueños de televisoras en realidad no son dueños, son concesionarios. Las concesiones, como sabe cualquiera que tenga una mínima noción de derecho, son algo que se otorga por un tiempo y bajo determinadas condiciones. Cesado ese tiempo, si quien otorgó la concesión considera que el otro no ha cumplido con las condiciones pactadas, simple y llanamente no renueva la concesión. Si eso sucede no se está yendo contra la propiedad privada ni se está cometiendo ninguna arbitrariedad. Esto es lo que ha ocurrido aquí con el canal Radio Caracas Televisión –RCTV–, que durante 53 años estuvo explotando comercialmente el uso de la frecuencia y que luego de todo ese tiempo hizo creer que algo de orden público terminó convirtiéndose en algo privado, y que eso es eterno. E hizo creer que esa empresa es la dueña de ese canal. Manipulando los sentimientos y el pensamiento del público, como medio masivo de comunicación que es, logró ir creando esa imagen en amplias mayorías de la población. Pero la frecuencia no es de ninguna empresa.

    Ahora bien, que un Estado no renueve el uso de una frecuencia, ya sea de una radio o de una estación de televisión, es algo muy frecuente, algo de práctica común en todos los países del mundo. Por diversos motivos justificados legalmente los Estados, y de hecho eso sucede mucho, no renuevan concesiones. ¿Pero por qué se forma este escándalo con lo de RCTV? ¿Por qué la prensa de todo el mundo, por qué todo el poder mediático mundial y toda la derecha está convirtiendo este hecho en una bandera de lucha con la virulencia con que lo está haciendo? Vemos que en un problema estrictamente venezolano se pronuncian y toman posición parlamentos de distintos países, distintas organizaciones internacionales, la Sociedad Interamericana de Prensa, Reporteros sin Fronteras, organismos de los más variados, por todas partes y con una fuerza inusitada. Pareciera que la galaxia entera se está oponiendo a la no renovación de un canal de televisión privado. ¿Por qué? Porque es un hecho revolucionario. ¿Y por qué es un hecho revolucionario? Porque toca el corazón del poder mundial. Hoy el poder mundial depende fundamentalmente de los medios de comunicación.

    Cuando el sistema electoral político al que llamamos democracia, pero que en realidad no es tal –el sistema representativo de elección de autoridades por el que los pobres terminan votando por los ricos, los explotados votando por los explotadores–, cuando el sistema ese necesita de los electores, los manipula, los engaña. Pero anteriormente, cuando no existía esa parodia de democracia, cuando los pobres no tenían derecho al voto, no era necesario manipularlos. Con las sociedades modernas, cuando las grandes mayorías tienen acceso al voto con el que eligen a los mismos ricos de siempre en ese juego de supuesta democracia, ahí surge la necesidad de su manipulación. Ahí, entonces, se hace imprescindible para los grupos de poder manipular, domesticar a las grandes masas, engañarlas, disolverles el cerebro, llenarlas de imágenes banales para que no puedan pensar, embrutecerlas. Y para todo ese trabajo de manipulación los medios de comunicación son la clave. Sin medios de comunicación masiva, y más aún, sin la televisión, que ha pasado a ser de una importancia decisiva en el mundo de hoy día, sin esa manipulación espantosa el sistema se caería. Se caería porque sin esa invasión continua a que nos tiene sometidos la televisión comercial, sin esa presión continua para que no pensemos, sin ese lavado de cerebro reiterado a través de los valores que nos transmiten esos programas de adoctrinamiento como son las series, las películas, los noticieros engañosos, los programas de tan pésima calidad con que nos viven impidiendo ver la realidad, sin todo eso la gente empezaría a usar su propia cabeza. Los medios de comunicación, por tanto, y la televisión mucho más aún, son de importancia vital para la continuidad de ese sistema de explotación.

    Con esta medida Venezuela está dando un ejemplo que tiene alcance mundial. Se están tocando intereses sacrosantos de la empresa privada. Aquí no hay ninguna defensa de la libertad de expresión y todo esto que se está vociferando por ahí. Lo que esta empresa pierde es, entre otras cosas, una porción enorme de ganancias. Sólo a través de la venta de publicidad, según acaba de conocerse, dejaría de percibir una cantidad que ronda los 200 millones de dólares. No es la libertad de expresión lo que se está defendiendo a los cuatro vientos sino los intereses en juego. Si hay una ideología que se defiende es la ideología del billete, la ideología del poder para un pequeño grupo, para un élite. Eso es lo que está en juego. Entonces, transformar ese canal explotado por una empresa privada que hace fortunas, empresa ligada al imperialismo estadounidense y enemiga acérrima de los cambios revolucionarios que se están produciendo hoy en el país, transformar ese canal en un medio de servicio público, democrático y participativo a favor de las mayorías, es una medida que la derecha no tolera. Transformar ese canal que trabaja sólo para su lucro y que manipula y adormece a la población en un medio al servicio de una causa popular, eso es una medida revolucionaria. Y no sólo para Venezuela, sino un pésimo ejemplo para otros pueblos, según dice la derecha internacional. Ya lo dijo la SIP en estos días, muy claramente: están preocupados porque el ejemplo venezolano puede repetirse en otros países de América Latina, en Ecuador o Bolivia, que también están transitando procesos de cambio.

    Ojalá cunda el ejemplo, por supuesto. Ojalá puedan empezar a darse muchos casos de transformación de televisoras privadas en canales de servicio público al servicio de las mayorías, que defiendan nuestros valores culturales, que nos hagan conocer nuestra historia. Todos conocemos la historia y los valores de Estados Unidos, pero no nos conocemos entre nosotros. Su televisión está universalizada, la meten por todas partes del mundo y nos obligan a consumir sus valores, su estilo de vida. Con eso nos controlan. Nosotros no conocemos nuestras raíces, nuestros valores más propios, nuestras culturas. A través de la televisión, la estadounidense fundamentalmente, nos han metido una cultura a la fuerza, con valores que no son los nuestros. Y por supuesto que podemos hacer nosotros una televisión nuestra, basada en nuestras tradiciones y que atienda a nuestras verdaderas necesidades; una televisión cultural y no por ello reñida con la buena calidad y el entretenimiento. Ese es un mito que difundió esa televisión chabacana: que lo entretenido, lo divertido está en discordancia con el buen nivel cultural. Podemos, y debemos, hacer una televisión buena y al mismo tiempo amena, que atrape. Ahí está el caso de Telesur, por ejemplo. Ese es otro modelo de comunicación: es una televisión latinoamericana hecha por latinoamericanos, que nos puede ayudar a vernos y descubrirnos tal como somos y no como ciudadanos norteamericanos de tercera categoría. Nosotros, en Latinoamérica, por toda esa invasión cultural, no nos conocemos. Un venezolano conoce muchísimo más de los Estados Unidos que de Paraguay, o qué es Argentina o Brasil; pero conoce sólo estereotipos, que son justamente los que nos meten esos medios comerciales. Conocernos de otra manera es indispensable para funcionar como pueblos hermanos, unidos, haciendo un verdadero bloque, con objetivos comunes. Y con un enemigo común también. De eso es lo que se cuida el imperio, por eso nos bombardea con toda esa televisión basura que no sirve más que para confundirnos.

    En Venezuela, lo dijimos, se están dando cambios enormes, transformaciones profundas. En ese sentido es de importancia fundamental la educación. El sistema se mantiene, por un lado, con una represión siempre presente. Aunque no se haga evidente en todo momento, en las circunstancias críticas aparece con toda su fuerza; siempre hay un Pinochet por ahí esperando agazapado. La represión está siempre presente. Pero el sistema se mantiene en el día a día con otro tipo de represión que no es la física; son tres pilares: la iglesia, la educación y los medios de comunicación. La iglesia es para los niños más pequeños, para meterles desde muy temprana edad una serie de ideas en la cabeza que ya les echa a perder la posibilidad del espíritu crítico desde los primeros años de vida. Luego viene la educación primaria, y ahí reciben una alta carga de ideologización. Educar es siempre ideologizar, introducir valores. No puede haber educación que no sea ideológica. Y la educación a la que estamos habituados sirve para introducir las ideas de competencia, egoísmo, individualismo, consumismo, racismo. Es decir: todos los valores propios de una sociedad capitalista basada en esos principios. Y finalmente vienen los medios de comunicación, con una importancia especial de la televisión. Resulta que la iglesia se queda en la niñez; ya de adultos mucha gente incluso entra en contradicción con esas enseñanzas religiosas: el Papa prohíbe usar condones y la gente los usa, el Papa prohíbe el divorcio pero la gente se divorcia, el Papa prohíbe las relaciones pre o extra matrimoniales y la gente no le hace caso en eso. Pero de todos modos siguen siendo católicos. Por tanto, el poder de la iglesia no llega a tanto. La educación, por otro lado, se queda a mitad de camino, porque en el sistema capitalista no todo el mundo tiene acceso a una educación completa. Muchísima gente a duras penas termina la primaria, si acaso un poco pasa la secundaria, y muy pocos llegan a las universidades. Ahora bien: los medios de comunicación llegan a todos, absolutamente a todo el mundo. Llegan a los pequeñitos, a los adolescentes, a los adultos, a los ancianos, a los analfabetas, a los cultos: por tanto ese es el eje fundamental del poder hoy día. Nadie tiene tanta penetración: ni la iglesia ni la institución educativa formal. Incluso le compite a la escuela con muchas más posibilidades de éxito: si queremos construir un nuevo ciudadano, con nuevos valores, con una nueva ideología, lo que se construye durante el día la televisión se encarga de desarmarlo por la noche. Por todo eso es necesario, en función de crear el nuevo ciudadano, empezar a desarrollar una nueva televisión, una televisión de servicio público. Algo terrible que tiene este sistema y contra el cual debemos ir con toda la fuerza: los medios de comunicación no pueden ser privados. No puede ser que un grupo empresarial tenga los medios a su disposición para manipularle la cabeza a millones de personas a favor de sus propios intereses sectoriales, y haciéndolos pasar por intereses colectivos. Tampoco tienen que ser forzosamente del Estado, porque se puede dar la misma situación que si fuesen de propiedad privada. Tienen que ser de propiedad social. El peso tan grande que tienen hoy día hace que, por fuerza, deban ser administrados por la sociedad. Los ciudadanos tienen que fiscalizar la comunicación. Y más aún: tiene que hacerla. Aquí, en el oeste de Caracas, hay una televisora comunitaria llamada Catia TV cuyo lema me parece excelente: “no vea televisión. Hágala”. Eso es lo que tenemos que hacer, hacia ese modelo tenemos que encaminarnos. Hay que generar una nueva propuesta en el ámbito comunicacional.


    Argenpress: La revolución ya lleva algún tiempo desarrollando alternativas en el campo de la comunicación; de hecho tiene medios propios, en desventaja todavía en relación a la iniciativa privada, pero que ahí están. ¿Por dónde desarrollar esa nueva política en comunicación? ¿El nuevo canal TVes será el modelo a seguir? ¿Cómo considerar todo lo que se lleva hecho hasta ahora? ¿Cómo desarrollar una nueva propuesta para contrarrestar lo que ofrecen los medios comerciales y cambiar la matriz de opinión que ellos crean, tanto en Venezuela como con la opinión pública mundial?


    Vladimir Acosta: Los medios de comunicación que tienen que ver directamente con el proceso revolucionario enfrentan una resistencia terrible de los monopolios mediáticos comerciales y están intentando ir hacia un modelo participativo, de democracia participativa. Y eso se expresa en buena parte en todos los medios alternativos. Esto abre, sin dudas, un nuevo esquema. Es lo más saludable que le pueda pasar a una sociedad que existan esos medios alternativos, pues si no el Estado monopolizaría todo el espectro comunicacional, y no es ese el modelo que debemos buscar. Necesitamos medios de servicio social. El Estado debe financiar a esos medios comunitarios, alternativos; lo que hay que evitar es que el sector privado maneje esos medios alternativos, porque si no, los transforma en pequeñas empresas comerciales. Debe haber participación y actitud crítica permanente de la población para evitar que el apoyo del Estado no termine significando un instrumento de sujeción. Un nuevo canal de servicio público, como el que se pretende crear ahora con la nueva señal, no puede ser un boletín del Estado ni puede tampoco dedicarse las 24 horas de programación a presentar puros temas políticos a favor de la política estatal. En un sentido, debería ser lo menos política posible, lo cual no significa que se desinterese del hecho político. Debemos apuntar a una nueva televisión que ayude a desarrollar nuevos valores culturales, que nos ayude a conocernos, a criticarnos, a aprender de nosotros mismos. Todo eso, por supuesto que es política, pero no política partidista. Es una forma de crear una nueva ciudadanía y un nuevo ciudadano, responsable y crítico. Y desarrollando esa nueva televisión hay que buscar que eso sea agradable, que el público se entretenga y le guste lo que mira. Porque esos nuevos valores de ninguna manera están reñidos con lo divertido, con lo entretenido. Ahí tenemos un mito: que lo serio e importante es aburrido.

    Aquí tenemos ya desarrollada una buena cantidad de medios alternativos en el campo televisivo donde la gente sigue aprendiendo a hacer su propia televisión, como el caso que recién mencionábamos de Catia TV, más una serie de canales comunitarios que ya están bien encaminados: TV Petare, Ávila TV, etc. Hoy día la tecnología se ha simplificado muchísimo y cualquiera puede aprender rápidamente a manejar una cámara o a editar. Es decir: se le ha ido perdiendo el miedo a hacer todo esto que años atrás parecía una cosa inaccesible. La televisión tenemos que hacerla entre todos y debemos desmitificar esa idea que sólo puede hacerla un grupo de iniciados selectos dueños de una tecnología inabordable.

    Es cierto que con el nuevo canal que se abre ahora, TVes, se abren muchas esperanzas, quizá demasiadas. Pero está bien: así hay que hacerlo. Justamente de eso se trata: si se piensa en cambios, en revolución, en transformación de lo que existe, hay que ser optimista y apuntar a que es posible cambiar. Hay que ponerle toda la pasión a esos cambios. ¿Quién daba un centavo por Telesur hace un año? Nadie. ¿Cómo íbamos a enfrentar a CNN? Eso parecía impensable un tiempo atrás. Y ahí está hoy día Telesur desarrollando una televisión excelente que sigue creciendo cada vez más y quitándole espacio a la programación de la CIA que nos llega por las cadenas estadounidenses. Eso se puede hacer; se debe hacer, sin dudas.

    Está claro que estamos en desventaja. La televisora comercial que acaba de salir del aire tiene 53 años de desarrollo, y eso tiene un peso. Hay un desarrollo tecnológico que no se puede desconocer, y un canal que recién acaba de nacer, como TVes, todavía no tiene todo ese camino hecho. El canal RCTV, en términos ideológicos era una basura, pero tenía una calidad técnica que habrá que recuperar para esta nueva propuesta que ahora está naciendo. Es cierto que en el ámbito de la comunicación de todo el proceso que vivimos en el país, existen puntos débiles que hay que ir corrigiendo. La comunicación que manejan los grandes conglomerados comerciales de la televisión sabe manipular a la perfección las emociones de la población. Juegan con los sentimientos de la gente, por eso tienen tanto poder de penetración y de influencia y llevan a las masas de aquí para allá a su antojo. Y curiosamente todos esos grandes medios, todos y en todas partes del mundo, están contra el proceso venezolano, porque todos pertenecen a la misma mafia del poder, a los mismos grupos de propietarios globalizados. Pero lo reitero: si bien el enemigo mediático es muy grande, una falla grande que todavía tiene la revolución es la comunicación.

    La televisión que está brindando la revolución aún tiene muchas deficiencias. Sabemos que se están haciendo esfuerzos, pero aún existen muchas carencias por corregir. De los dos canales que tiene el Estado, hay que seguir mejorando aún. El canal 8, que sirve como vocero del Estado, tiene que seguir mejorando. Y Vive TV, si bien se presenta como una propuesta mucho más abierta, un canal popular, más comunitario, tiene todavía que mejorar su calidad.

    En alguna medida, todavía buena parte de lo que la gente piensa, gente que está disociada, enferma, es lo que les viene de canales como el que acaba de expirar y de otro como Globovisión. Este último es, lisa y llanamente, un canal de la CIA. Y esto no es un puro cliché. Hay datos evidentes que así lo hacen patente, demostrado con cifras y documentos en la mano, como por ejemplo todas las investigaciones de Eva Golinger. Sabemos, por esos datos, que hay periodistas pagados por Estados Unidos, que hay conexiones internacionales, que se hace lo que les manda hacer el Departamento de Estado. Con toda esta estrategia mediática se logra mantener disociada a una parte de la población venezolana, que no es poca por cierto. Pero por suerte eso se viene reduciendo día a día. De todos modos el grado de penetración, de disociación que ha logrado esta televisión basura, no es poca cosa. A tal punto que hasta se han propuesto desarrollar misiones sociales, como Barrio Adentro o Misión Robinson, para atender a toda esa población que terminó enferma. Pero salvo esos casos, con todos los errores del caso y todas las críticas que se deban hacer, se ha ido logrando desmontar la mentira mediática y hoy día la gente sabe mucho más a conciencia que la televisión comercial en muy buena medida miente, que no es la verdad revelada. Veinte años atrás la manipulación era muchísimo más burda, más macabra; la gente vivía dependiendo de esos shows televisivos tan chabacanos, pura rumba barata y manipulación sensiblera, sensacionalismo de lo peor. Hoy eso ha cambiado. En verdad la mayor parte de la población venezolana, con la revolución ha ido adquiriendo una gran madurez política y los medios de comunicación ya no tienen todo el peso absoluto que tenían años atrás. En otros términos, podríamos decir que aquí nos defendemos solos. Pero afuera no. Y el problema es que buena parte de las luchas en el mundo actual se manejan y condicionan a través de una opinión pública planetaria. Por eso es tan importante una política de comunicación hacia fuera de Venezuela.

    El gobierno Estados Unidos lo ha hecho siempre, y ahora más aún, en un mundo cada vez más unido por la comunicación global, cuando quiere aplastar a un gobierno que no le es favorable, cuando quieren invadir, ante todo monta una campaña mediática internacional para preparar las condiciones con que poder implantar su política. Ya sean las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, o su complicidad con Al Qaeda, las conexiones con cualquier guerrilla, las acusaciones de narcotráfico, etc., todo eso sirve para manipular las mentiras mediáticas con que llevar adelante su proyecto hegemónico. Lamentablemente buena parte de la población humana ha sido convertida en borrega, en tarada, por el poder de la televisión. Se ha logrado hacer creer que todo lo que vomitan por televisión es verdad. Aunque sepamos que muy buena parte de lo que se presenta en televisión es basura, tenemos el derecho a mirar televisión, ¿por qué no? Pero lo terrible es que uno tiene que terminar viendo lo que los grandes consorcios nos imponen y sobre lo que no podemos decidir. La mayor parte de la gente no sabe todo esto, no tiene desarrollado un pensamiento crítico. Por tanto se cree todo lo que ve y escucha, no tiene mayores instrumentos con que enfrentar tanta mentira. Ni siquiera sospecha que le están mintiendo y manipulando. Además la eficiencia de ese aparato que es el televisor es fenomenal. Si ese invento estuviera al servicio de la educación, de la cultura, del entretenimiento verdadero, tendríamos una humanidad distinta. Pero lamentablemente está en mano de unas poderosas mafias que buscan sólo su lucro, por lo que el efecto de la televisión se vuelve en contra del progreso de las grandes masas de la humanidad. Algo que podría ser positivo terminó siendo tremendamente negativo.

    Pero como decía, nosotros aquí nos sabemos defender y hemos desmontado toda esa basura informativa con que quieren llenarnos la cabeza. De todos modos, fuera del país circula una versión que no le es nada favorable al proceso que vivimos aquí dentro. Hasta ahora, los venezolanos que apoyamos este proceso revolucionario, no hemos sido lo suficientemente capaces de enfrentar todo esto. No para igualarnos con ese poder, que es demasiado grande. Aquí dentro lo derrotamos, pero tenemos que generar una corriente de información sobre Venezuela para que se difunda en el mundo, para que la opinión pública internacional tenga otra versión de la mentira que constantemente promueven esos medios poderosos. Toda la prensa de la derecha, es decir, los dueños de las grandes cadenas mediáticas y que en América son los que manejan la SIP, difunden puras mentiras sobre Venezuela. ¿Cómo contrarrestar eso? La revolución tendría que plantearse como una tarea de importancia fundamental generar una información alternativa a todas esas mentiras, a esa cantidad de embustes con que se desacredita todo el proceso que aquí se viene llevando adelante. Se hace algo al respecto, sin dudas; pero se debería profundizar mucho más. Eso, en definitiva, cualquier gobierno lo hace y está en pleno derecho de hacerlo. Es decir: difundir por todo el mundo información de lo que está haciendo, crear conciencia sobre lo que es ese país, tener un peso en la información que circula en el mundo, ayudar a crear opinión sobre sí mismo.

    Insisto: se está haciendo algo. Por ejemplo, tenemos el Instituto Pedro Gual para las Relaciones Internacionales; pero mucho de la estructura del Estado sigue estando en manos de las viejas prácticas de la derecha. Hay toda una cultura política que aún sigue metida en los funcionarios del Estado. En muy buena medida seguimos atados al pasado. Estamos luchando contra el pasado, pero en muchas ocasiones con instrumentos y metodologías de ese mismo pasado que se intenta modificar. Mucho, demasiado quizá de ese pensamiento burgués del pasado lo seguimos teniendo hoy, en el medio de la revolución.


    Argenpress: Eso nos lleva a entonces a una pregunta que tiene que ver con la construcción del socialismo hoy en Venezuela, pero que puede ser extensible a cualquier proceso de cambio. ¿Cómo plantearnos el trabajo con todos esos grupos que siguen dominados por el pasado? ¿Cómo cambiamos esa mentalidad que nos viene de atrás y que no termina de morir cuando lo nuevo no termina de nacer? En estos momentos tenemos en Venezuela protestas de grupos estudiantiles –sin dudas manipulados por factores de poder– que reclaman contra una supuesta falta de libertad de expresión. ¿Qué debe hacer la revolución con estos sectores de clase media confundidos, estupidizados en buena medida por la televisión que queremos combatir?


    Vladimir Acosta: Hay que entender que aquí, en Venezuela, este proceso llega al poder por medio de un triunfo electoral. Sabemos que las elecciones nunca son momentos revolucionarios; son sólo mecanismos de cambio de cara que el sistema se permite realizar cada cierto tiempo. Y si por ahí se filtra un presidente de izquierda, el poder mundial inmediatamente lo tumba, como sucedió en Chile por ejemplo con Salvador Allende. Eso, en todo caso, puede generar una situación conflictiva que podría llevar, o no, a un proceso revolucionario. En Chile, sin dudas, condujo a una contrarrevolución espantosa. Pero el caso de Venezuela fue distinto. Aquí, como Chávez lo explica citando a Trotsky, los latigazos de la derecha fueron radicalizando el proceso. Y algo que había nacido como un proceso confuso, tibio, sin ser claramente de izquierda, por los mismos ataques de la aristocracia, fue girando a posiciones cada vez más revolucionarias. Las leyes que se fueron aprobando, las leyes habilitantes, las leyes petroleras, la ley de agua, llevaron a la reacción de la aristocracia, y ahí vinieron el golpe de Estado, el paro petrolero, el paro patronal. Tal como sucede ahora con lo del canal de televisión. El proceso se va radicalizando, pero la mayor parte del poder aún sigue en manos del pasado. La educación sigue en manos del pasado, con programas y una visión ideológica que son del pasado. La justicia también sigue en manos del pasado. La economía sigue en manos del pasado. La mayoría de los medios de comunicación –alrededor de un 80% de todo el espectro– sigue en manos del pasado, son los medios privados, comerciales. De tal manera que más allá de las denuncias asquerosas que hacen los medios privados de que esto es una dictadura y que el presidente, como tirano, controla todo el poder, más allá de esa mentira que difunden los medios, el gobierno apenas está controlando un poco algunos sectores del aparato de Estado, pero el peso del pasado controla casi todos los aspectos de la vida nacional.

    El gobierno, legalista como es, se va moviendo muy hábilmente para lograr transformaciones utilizando todo el marco legal que sigue siendo del pasado. La administración pública es toda heredada del pasado, por eso cada paso en el proceso de cambio cuesta esfuerzos terribles. Por eso fue necesario crear las misiones, porque los ministerios no servían para generar cambios, porque desde dentro mismo de la estructura de Estado se boicoteaban, se obstaculizaban. Pero justamente por toda esa pesada carga que se hereda y que el gobierno no quiere o no puede desechar, cada cambio cuesta tanto. Por eso esa lentitud para ir cambiando cada cosa, lentitud que a veces exaspera. Pero los cambios se van haciendo, sin dudas, aunque cuesten tanto.

    Afortunadamente Venezuela es un país petrolero, y eso posibilita que todo ese dinero que genera la riqueza del subsuelo ayude al proceso de cambio. Si no existiera toda esa riqueza y no hubiera mucho que repartir, el intento de transformación ya hubiera generado una contrarrevolución violenta o una guerra civil generalizada. Y más allá de estos grupos de disociados, que además magnifican su pelea a través de la prensa sensacionalista pero que en realidad son muy pequeños, la sociedad venezolana está en paz. La revolución se viene haciendo con una relativa paz.

    En un proceso de cambio como el que ahora vivimos sabemos que se benefician las grandes mayorías, y quienes pierden su protagonismo son los sectores más acomodados, siempre muy minoritarios. Es decir: la oligarquía. Pero sucede que en Venezuela tenemos una oligarquía extendida. Nos encontramos aquí con una clase media fuerte, reforzada en su cultura de clase media a través de los medios de comunicación. Resulta de todo eso que uno de los sectores más contestatarios de todo el proceso son, justamente, sectores de clase media. La clase media es una bolsa de retazos, no está muy claro qué es: todo lo que vaya hacia el centro del espectro político es clase media. En muy buena medida está disociada; tiene como modelo a los ricos, al empresariado, quiere imitarlos, pero no llega a ser aristocracia. Y por otro lado toma distancia de los sectores populares, porque teme el ascenso social de los grupos eternamente marginados y sobre los cuales se sentía superior. Todo ello acompañado de un racismo espantoso, pues en nuestros países latinoamericanos el color de piel se oscurece a medida que se baja socialmente. Es decir: esos sectores miran hacia arriba para imitar y miran para abajo para despreciar. Esa clase media está envenenada porque ahora los morenos que anteriormente les servían de maleteros en los aeropuertos, comparten el avión con ellos. Nuestra clase media es profundamente ignorante. Puede que algunos de ellos tengan maestrías y doctorados en el extranjero, pero en definitiva eso no significa nada: fuera de su espacio técnico son ignorantes e incultos. Toda esa gente, disociada y manipulada por el mensaje que le llevan estos medios-basura como el que ahora acaba de salir del aire, están envenenados contra la revolución, porque ahora ven que los sectores antes marginados también tienen beneficios, y eso los espanta. Pero ahí está su ignorancia, su incultura, puesto que la revolución también los ha beneficiado a ellos como clase media, por ejemplo acabando con los créditos hipotecarios indexados con los que estaban siempre ahogados pagando sus apartamentos. Este gobierno está abriendo fuentes de trabajo por todos lados, promoviendo el desarrollo tecnológico; es decir: ofreciendo posibilidades también para esa clase media. Y la prueba de ello es que se ven los aeropuertos llenos, los restaurantes llenos con gente de esa clase media. Pero están tan manipulados que todo ese sector odia visceralmente al gobierno de Chávez, aunque no sepa por qué. ¿Y por qué pasa eso? Porque repiten ciegamente el mensaje de la televisión, que aquí vivimos en dictadura, que no hay libertad de expresión, que se viene el comunismo feroz. Cosa que pueden decir dónde quieran y cuándo quieran sin que les pase absolutamente nada.

    Esos sectores, lamentablemente, son carne de cañón: los utiliza la oligarquía y el imperio. Y ahora, en estos días, con el proceso del canal al que no se le renovó la concesión, son algunos estudiantes de las universidades a los que se manipuló y se sacó a la calle tratando de hacer aparecer todo esto como una rebelión popular contra Chávez. Eso es resultado de 20 años de neoliberalismo donde las universidades fueron quedando en manos de esos sectores de clase media y clase media alta, totalmente despolitizados, manejados, sin la más mínima conciencia, recelosos de las clases populares a las que ven con terror y de un gobierno que va en beneficio de esos pobres históricos, siempre excluidos y marginados. Esa situación de disociación la estamos viendo aquí, donde ya va una semana de protestas de esos muchachos. Se los ha puesto a marchar para buscar algún muerto, un mártir que necesita la derecha para mostrar a la opinión pública internacional cómo aquí una dictadura sangrienta arremete contra la población indefensa. Durante la época en que esa derecha gobernaba hubo verdaderamente represión, y la lista de estudiantes muertos es interminable. Pero ahora hay la más absoluta libertad y democracia, más allá de ese show mediático que se ha montado. En una semana de supuestas grandes movilizaciones, tal como quieren hacer aparecer por la televisión, no ha habido un solo herido. Y hay algunos niños detenidos momentáneamente por las autoridades para ser entregados a sus padres, dado que son menores de edad que estaban manifestando. Insisto: no hay un solo estudiante preso ni herido, mientras hay en Caracas 25 policías heridos, uno de ellos a punto de perder un ojo. Y eso no lo dicen por la televisión golpista. Eso es manipulación. Además, con el manejo que hacen de las imágenes, mintiendo, poniendo a su gusto lo que se desea siempre fuera de contexto, presentan la imagen de enormes marchas multitudinarias y una policía brutal que los reprime. Esa es la televisión que no queremos. Es la que hace Globovisión aquí en Venezuela, y CNN en Estados Unidos transmitiendo para todo el mundo: una televisión mentirosa, manipuladora, amarillista. Una televisión que en vez de llevar información veraz y objetiva sirve sólo para disociar.

    ¿Qué hacer con todo esto? Afortunadamente no estoy en el gobierno para tener que tomar esa decisión. Creo que el presidente Chávez dijo algo muy importante: que se tiene que terminar la impunidad. Es decir: que no se puede seguir permitiendo que haya gente que no asuma la responsabilidad de sus actos, tal como sucede con esos canales televisivos golpistas. Uno tiene derecho a decir lo que quiera por televisión, incluso a llamar al magnicidio –eso es libertad de expresión, tal como pasa aquí–, pero luego hay que hacerse cargo de lo que se dice. Si las leyes condenan el llamado a la violencia, y en este caso al magnicidio, quien lo dice tranquilamente en forma pública utilizando un medio de comunicación tiene que responder luego ante la ley. Si no, estamos fomentando la impunidad. Actuar con las leyes en la mano de ninguna manera es coartar la libertad de expresión.

    Lo que veo es que el gobierno tiene una paciencia infinita. La tuvo durante todas las agresiones que ya ha sufrido, durante los 63 días en que duró el sabotaje petrolero, durante los días de llamado al golpe de Estado desde la plaza Altamira, luego del golpe de Estado: nunca tomó revancha contra sus adversarios. Tiene realmente una paciencia proverbial, sabe esperar y no se precipita. Y durante todos esos escenarios de desestabilización, de profunda agresión mediática, nunca suspendió las garantías constitucionales. Al contrario. Lo que menos se puede decir de este gobierno es que sea dictatorial, que viola la libertad de expresión de alguna manera. Se podría pensar que se mueve casi con ingenuidad; pero obviamente no es así, porque esa tranquilidad, esa paciencia siempre le ha resultado. El proceso, en vez de caer, se viene fortaleciendo. Aquí se podrían haber cerrado todos estos canales golpistas hace tiempo, porque había motivos más que suficientes para hacerlo. Pero no se hizo, dejó que se fueran desgastando solos. ¿Qué hacer, entonces, con esa clase media disociada, manipulada, engañada? Algunos se irán para Miami probablemente. Y algunos de esos volverán luego, porque allá les tocará hacer de cajeros en algún supermercado, aunque tengan un grado académico. Otros, probablemente, irán entendiendo la situación, y se darán cuenta que los cambios iniciados no tienen marcha atrás. Y otro grupo quedará loco, tal como sucede en cualquier sociedad: siempre hay un porcentaje de locos por ahí, eso es normal. Los neoliberales hablan de porcentajes normales de desempleo; pues bien: también hay porcentajes normales de locos. En ese caso habrá que plantearse una misión específica para atenderlos. Hasta hay quien, medio en broma medio en serio, lo planteó: la misión Loca Luz Caraballo, para atender a ese grupo de disociados que quedó por ahí. Pero el grueso de la población, la gran mayoría, creo que ya abrió los ojos y no se deja seguir manipulando por esa televisión basura.


    Vladimir Acosta es profesor de la Universidad Central de Venezuela, historiador, licenciado en filosofía y doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de París. Analista político, dirige varios programas de radio y de opi



    Envía esta noticia

    ResponderEliminar
  20. Disculpe que no te trate de tu pero usted en verdad que esta despistado, o sera que no sabe que no importa como se le diga es el resultado de la acción lo que se critica; claro que esta cerrada para los miles de venezolanos que no tienen la platita para tener TV por cable, como si la tienen los nuevos riquitos adeptos a este gobiernito que los mantienen bien atados dejandolos robar. Como te decia esta cerrada para estos hogares cuya unica señal abierta de televisión era RCTV. y por eso estos choros (espero que usted no seas de ese grupo) se quedan con los equipos (y que en prestamo) para entrar a esos hogares con una señal que ellos no pidieron y por si no lo sabes, es de tan mala calidad QUE LA GENTE PREFIERE VER A RCTV EN LAMINAS DE CARTON, TAL COMO LO VI EN EL ESTADO MERIDA. si no recorre Venezuela, le aconsejo que se de un paseo por la provincia para que sepa lo que hacen por estos lares con los intelectualoides, que para su información no es que apoyan a chavez sino lo que dice y nunca como ahora es tan cierto que entre el dicho al hecho hay mucho trecho. Y dejeme decirle que yo me considero una intelectual porque tengo intelecto para discernir, alla usted que parece no haber terminado de usar pañales que segurito salen pintados de amarillo con rayitas rojitas y con razón todavia no tiene formada toda su capacidad intelectual por eso tiene que seguir como rata al flautista. Pero yo no por que ni en los anteriores gobiernos ni en este me he dejado seducir, para eso tengo mi raciocinio bien cultivado, con bastante abono de letras habilmente hilvanadas y no como usted que a la distancia se le nota lo ignorante.
    Para despedirme dejeme agradecerle la oportunidad que me ha dado para esculpir en el ciberespacio la opinión que tengo de usted

    ResponderEliminar
  21. Todo lo que tu dices son chismes personales (opiniones personales), sin base ni pruebas. Yo si tengo pruebas de que Chavez ha bajado la pobreza en Venezuela, a diferencia de Carlos Andres Perez que era narcotratificante y ladron.

    El indice de pobreza (IP) en Venezuela ha bajado considerablemente desde que Chavez esta en el poder.

    ResponderEliminar
  22. La no renovacion de RCTV es un hecho revolucionario porque toca el corazon del capitalismo mundial

    07-06-2007
    Entrevista a Vladimir Acosta, analista político venezolano"La no renovación de RCTV es un hecho revolucionario porque toca el corazón del poder mundial"
    Marcelo Colussi


    Argenpress
    La salida del aire del canal televisivo RCTV ha producido enormes repercusiones políticas tanto en Venezuela como en el resto del mundo. Por lo pronto ha desatado un revuelo mediático inusual que está dando pie a la derecha para acusar al gobierno revolucionario de dictadura violadora de los derechos humanos; sobre estas acusaciones se está montando una enorme campaña que pide ya no la reapertura del medio en cuestión sino, lisa y llanamente, la salida del poder del presidente Hugo Chávez.
    Para conocer en detalle acerca de todo lo que se juega en esta decisión y las perspectivas futuras al respecto Argenpress, por medio de su corresponsal en Caracas, Marcelo Colussi, dialogó con Vladimir Acosta, historiador y analista político venezolano, uno de los más agudos observadores del proceso bolivariano en curso.
    Argenpress: ¿Qué significado tiene hoy, en términos políticos, sociales y culturales, la salida del aire del canal RCTV? ¿Por qué tanto revuelo, nacional e internacionalmente, en torno a esta medida?
    Vladimir Acosta: En el marco de todos los profundos cambios que se han producido estos últimos años en Venezuela, cambios favorables a las grandes mayorías, hay dos momentos que especialmente pueden ser calificados de revolucionarios: el proceso que permitió recuperar el petróleo y el momento actual. El proceso que permitió recuperar la empresa estatal PDVSA –Petróleos de Venezuela– se realizó en dos etapas: la primera fue apoyar una nueva ley petrolera y una nueva junta directiva dentro de la empresa, y eso costó un golpe de Estado, allá en el 2002. El gobierno fue derrocado, y la movilización popular logró reestablecerlo en el poder luego de dos días con apoyo de los sectores constitucionalistas de las fuerzas armadas. El presidente, luego de recuperar el poder, en forma generosa, y si se quiere hasta ingenua, le devolvió a la misma junta su situación anterior en PDVSA, con lo que esa gente se dedicó a conspirar, llegando así al sabotaje petrolero de diciembre del 2002/enero del 2003. Derrotado ese sabotaje a través de un período de intensa lucha, recién ahí, en una segunda etapa, el gobierno pudo tomar efectivamente el control de una empresa que, en realidad, ya era del Estado, pero estaba manejada por una élite llamada meritocracia que trabajaba para los intereses del imperialismo de Estados Unidos. Ese fue un momento revolucionario, dado que implicó tomar el control del petróleo y de la empresa que lo explota en contra de los enormes intereses del imperio y de la élite local que se beneficiaba a espalda de las grandes mayorías. Ese momento sirvió para comenzar a radicalizar el proceso que ya se venía viviendo en el país como respuesta a la agresión de la derecha, y profundizar el cumplimiento de una serie de tareas en función de transformaciones sociales. Surgen entonces las misiones, que se encargaron de llevar salud, educación, seguridad social, condiciones dignas de vida en general para una mayoría que estaba históricamente excluida. Es decir que, por primera vez en la historia nacional, la renta petrolera se ponía realmente al servicio del pueblo. Medida revolucionaria, sin dudas, que se acompañó de otras no menos importantes, como poner control de cambio para impedir que se siguiera saqueando al país, y además empezar a cobrarle impuestos a los ricos.
    En este momento se está planteando algo similar en términos de avance de la revolución: convertir una emisora privada de televisión, hoy día en manos de una familia acomodada por más de medio siglo, en una empresa de servicio público. Y ni siquiera se está expropiando; de ninguna manera, dado que esta es una revolución muy legalista. En Venezuela, como ocurre en casi todos los países del mundo, el espectro radioeléctrico es del Estado, es decir: de la sociedad. El Estado lo administra como expresión de esa sociedad. De tal manera que los que aparecen como dueños de televisoras en realidad no son dueños, son concesionarios. Las concesiones, como sabe cualquiera que tenga una mínima noción de derecho, son algo que se otorga por un tiempo y bajo determinadas condiciones. Cesado ese tiempo, si quien otorgó la concesión considera que el otro no ha cumplido con las condiciones pactadas, simple y llanamente no renueva la concesión. Si eso sucede no se está yendo contra la propiedad privada ni se está cometiendo ninguna arbitrariedad. Esto es lo que ha ocurrido aquí con el canal Radio Caracas Televisión –RCTV–, que durante 53 años estuvo explotando comercialmente el uso de la frecuencia y que luego de todo ese tiempo hizo creer que algo de orden público terminó convirtiéndose en algo privado, y que eso es eterno. E hizo creer que esa empresa es la dueña de ese canal. Manipulando los sentimientos y el pensamiento del público, como medio masivo de comunicación que es, logró ir creando esa imagen en amplias mayorías de la población. Pero la frecuencia no es de ninguna empresa.
    Ahora bien, que un Estado no renueve el uso de una frecuencia, ya sea de una radio o de una estación de televisión, es algo muy frecuente, algo de práctica común en todos los países del mundo. Por diversos motivos justificados legalmente los Estados, y de hecho eso sucede mucho, no renuevan concesiones. ¿Pero por qué se forma este escándalo con lo de RCTV? ¿Por qué la prensa de todo el mundo, por qué todo el poder mediático mundial y toda la derecha está convirtiendo este hecho en una bandera de lucha con la virulencia con que lo está haciendo? Vemos que en un problema estrictamente venezolano se pronuncian y toman posición parlamentos de distintos países, distintas organizaciones internacionales, la Sociedad Interamericana de Prensa, Reporteros sin Fronteras, organismos de los más variados, por todas partes y con una fuerza inusitada. Pareciera que la galaxia entera se está oponiendo a la no renovación de un canal de televisión privado. ¿Por qué? Porque es un hecho revolucionario. ¿Y por qué es un hecho revolucionario? Porque toca el corazón del poder mundial. Hoy el poder mundial depende fundamentalmente de los medios de comunicación.
    Cuando el sistema electoral político al que llamamos democracia, pero que en realidad no es tal –el sistema representativo de elección de autoridades por el que los pobres terminan votando por los ricos, los explotados votando por los explotadores–, cuando el sistema ese necesita de los electores, los manipula, los engaña. Pero anteriormente, cuando no existía esa parodia de democracia, cuando los pobres no tenían derecho al voto, no era necesario manipularlos. Con las sociedades modernas, cuando las grandes mayorías tienen acceso al voto con el que eligen a los mismos ricos de siempre en ese juego de supuesta democracia, ahí surge la necesidad de su manipulación. Ahí, entonces, se hace imprescindible para los grupos de poder manipular, domesticar a las grandes masas, engañarlas, disolverles el cerebro, llenarlas de imágenes banales para que no puedan pensar, embrutecerlas. Y para todo ese trabajo de manipulación los medios de comunicación son la clave. Sin medios de comunicación masiva, y más aún, sin la televisión, que ha pasado a ser de una importancia decisiva en el mundo de hoy día, sin esa manipulación espantosa el sistema se caería. Se caería porque sin esa invasión continua a que nos tiene sometidos la televisión comercial, sin esa presión continua para que no pensemos, sin ese lavado de cerebro reiterado a través de los valores que nos transmiten esos programas de adoctrinamiento como son las series, las películas, los noticieros engañosos, los programas de tan pésima calidad con que nos viven impidiendo ver la realidad, sin todo eso la gente empezaría a usar su propia cabeza. Los medios de comunicación, por tanto, y la televisión mucho más aún, son de importancia vital para la continuidad de ese sistema de explotación.
    Con esta medida Venezuela está dando un ejemplo que tiene alcance mundial. Se están tocando intereses sacrosantos de la empresa privada. Aquí no hay ninguna defensa de la libertad de expresión y todo esto que se está vociferando por ahí. Lo que esta empresa pierde es, entre otras cosas, una porción enorme de ganancias. Sólo a través de la venta de publicidad, según acaba de conocerse, dejaría de percibir una cantidad que ronda los 200 millones de dólares. No es la libertad de expresión lo que se está defendiendo a los cuatro vientos sino los intereses en juego. Si hay una ideología que se defiende es la ideología del billete, la ideología del poder para un pequeño grupo, para un élite. Eso es lo que está en juego. Entonces, transformar ese canal explotado por una empresa privada que hace fortunas, empresa ligada al imperialismo estadounidense y enemiga acérrima de los cambios revolucionarios que se están produciendo hoy en el país, transformar ese canal en un medio de servicio público, democrático y participativo a favor de las mayorías, es una medida que la derecha no tolera. Transformar ese canal que trabaja sólo para su lucro y que manipula y adormece a la población en un medio al servicio de una causa popular, eso es una medida revolucionaria. Y no sólo para Venezuela, sino un pésimo ejemplo para otros pueblos, según dice la derecha internacional. Ya lo dijo la SIP en estos días, muy claramente: están preocupados porque el ejemplo venezolano puede repetirse en otros países de América Latina, en Ecuador o Bolivia, que también están transitando procesos de cambio.
    Ojalá cunda el ejemplo, por supuesto. Ojalá puedan empezar a darse muchos casos de transformación de televisoras privadas en canales de servicio público al servicio de las mayorías, que defiendan nuestros valores culturales, que nos hagan conocer nuestra historia. Todos conocemos la historia y los valores de Estados Unidos, pero no nos conocemos entre nosotros. Su televisión está universalizada, la meten por todas partes del mundo y nos obligan a consumir sus valores, su estilo de vida. Con eso nos controlan. Nosotros no conocemos nuestras raíces, nuestros valores más propios, nuestras culturas. A través de la televisión, la estadounidense fundamentalmente, nos han metido una cultura a la fuerza, con valores que no son los nuestros. Y por supuesto que podemos hacer nosotros una televisión nuestra, basada en nuestras tradiciones y que atienda a nuestras verdaderas necesidades; una televisión cultural y no por ello reñida con la buena calidad y el entretenimiento. Ese es un mito que difundió esa televisión chabacana: que lo entretenido, lo divertido está en discordancia con el buen nivel cultural. Podemos, y debemos, hacer una televisión buena y al mismo tiempo amena, que atrape. Ahí está el caso de Telesur, por ejemplo. Ese es otro modelo de comunicación: es una televisión latinoamericana hecha por latinoamericanos, que nos puede ayudar a vernos y descubrirnos tal como somos y no como ciudadanos norteamericanos de tercera categoría. Nosotros, en Latinoamérica, por toda esa invasión cultural, no nos conocemos. Un venezolano conoce muchísimo más de los Estados Unidos que de Paraguay, o qué es Argentina o Brasil; pero conoce sólo estereotipos, que son justamente los que nos meten esos medios comerciales. Conocernos de otra manera es indispensable para funcionar como pueblos hermanos, unidos, haciendo un verdadero bloque, con objetivos comunes. Y con un enemigo común también. De eso es lo que se cuida el imperio, por eso nos bombardea con toda esa televisión basura que no sirve más que para confundirnos.
    En Venezuela, lo dijimos, se están dando cambios enormes, transformaciones profundas. En ese sentido es de importancia fundamental la educación. El sistema se mantiene, por un lado, con una represión siempre presente. Aunque no se haga evidente en todo momento, en las circunstancias críticas aparece con toda su fuerza; siempre hay un Pinochet por ahí esperando agazapado. La represión está siempre presente. Pero el sistema se mantiene en el día a día con otro tipo de represión que no es la física; son tres pilares: la iglesia, la educación y los medios de comunicación. La iglesia es para los niños más pequeños, para meterles desde muy temprana edad una serie de ideas en la cabeza que ya les echa a perder la posibilidad del espíritu crítico desde los primeros años de vida. Luego viene la educación primaria, y ahí reciben una alta carga de ideologización. Educar es siempre ideologizar, introducir valores. No puede haber educación que no sea ideológica. Y la educación a la que estamos habituados sirve para introducir las ideas de competencia, egoísmo, individualismo, consumismo, racismo. Es decir: todos los valores propios de una sociedad capitalista basada en esos principios. Y finalmente vienen los medios de comunicación, con una importancia especial de la televisión. Resulta que la iglesia se queda en la niñez; ya de adultos mucha gente incluso entra en contradicción con esas enseñanzas religiosas: el Papa prohíbe usar condones y la gente los usa, el Papa prohíbe el divorcio pero la gente se divorcia, el Papa prohíbe las relaciones pre o extra matrimoniales y la gente no le hace caso en eso. Pero de todos modos siguen siendo católicos. Por tanto, el poder de la iglesia no llega a tanto. La educación, por otro lado, se queda a mitad de camino, porque en el sistema capitalista no todo el mundo tiene acceso a una educación completa. Muchísima gente a duras penas termina la primaria, si acaso un poco pasa la secundaria, y muy pocos llegan a las universidades. Ahora bien: los medios de comunicación llegan a todos, absolutamente a todo el mundo. Llegan a los pequeñitos, a los adolescentes, a los adultos, a los ancianos, a los analfabetas, a los cultos: por tanto ese es el eje fundamental del poder hoy día. Nadie tiene tanta penetración: ni la iglesia ni la institución educativa formal. Incluso le compite a la escuela con muchas más posibilidades de éxito: si queremos construir un nuevo ciudadano, con nuevos valores, con una nueva ideología, lo que se construye durante el día la televisión se encarga de desarmarlo por la noche. Por todo eso es necesario, en función de crear el nuevo ciudadano, empezar a desarrollar una nueva televisión, una televisión de servicio público. Algo terrible que tiene este sistema y contra el cual debemos ir con toda la fuerza: los medios de comunicación no pueden ser privados. No puede ser que un grupo empresarial tenga los medios a su disposición para manipularle la cabeza a millones de personas a favor de sus propios intereses sectoriales, y haciéndolos pasar por intereses colectivos. Tampoco tienen que ser forzosamente del Estado, porque se puede dar la misma situación que si fuesen de propiedad privada. Tienen que ser de propiedad social. El peso tan grande que tienen hoy día hace que, por fuerza, deban ser administrados por la sociedad. Los ciudadanos tienen que fiscalizar la comunicación. Y más aún: tiene que hacerla. Aquí, en el oeste de Caracas, hay una televisora comunitaria llamada Catia TV cuyo lema me parece excelente: “no vea televisión. Hágala”. Eso es lo que tenemos que hacer, hacia ese modelo tenemos que encaminarnos. Hay que generar una nueva propuesta en el ámbito comunicacional.
    Argenpress: La revolución ya lleva algún tiempo desarrollando alternativas en el campo de la comunicación; de hecho tiene medios propios, en desventaja todavía en relación a la iniciativa privada, pero que ahí están. ¿Por dónde desarrollar esa nueva política en comunicación? ¿El nuevo canal TVes será el modelo a seguir? ¿Cómo considerar todo lo que se lleva hecho hasta ahora? ¿Cómo desarrollar una nueva propuesta para contrarrestar lo que ofrecen los medios comerciales y cambiar la matriz de opinión que ellos crean, tanto en Venezuela como con la opinión pública mundial?
    Vladimir Acosta: Los medios de comunicación que tienen que ver directamente con el proceso revolucionario enfrentan una resistencia terrible de los monopolios mediáticos comerciales y están intentando ir hacia un modelo participativo, de democracia participativa. Y eso se expresa en buena parte en todos los medios alternativos. Esto abre, sin dudas, un nuevo esquema. Es lo más saludable que le pueda pasar a una sociedad que existan esos medios alternativos, pues si no el Estado monopolizaría todo el espectro comunicacional, y no es ese el modelo que debemos buscar. Necesitamos medios de servicio social. El Estado debe financiar a esos medios comunitarios, alternativos; lo que hay que evitar es que el sector privado maneje esos medios alternativos, porque si no, los transforma en pequeñas empresas comerciales. Debe haber participación y actitud crítica permanente de la población para evitar que el apoyo del Estado no termine significando un instrumento de sujeción. Un nuevo canal de servicio público, como el que se pretende crear ahora con la nueva señal, no puede ser un boletín del Estado ni puede tampoco dedicarse las 24 horas de programación a presentar puros temas políticos a favor de la política estatal. En un sentido, debería ser lo menos política posible, lo cual no significa que se desinterese del hecho político. Debemos apuntar a una nueva televisión que ayude a desarrollar nuevos valores culturales, que nos ayude a conocernos, a criticarnos, a aprender de nosotros mismos. Todo eso, por supuesto que es política, pero no política partidista. Es una forma de crear una nueva ciudadanía y un nuevo ciudadano, responsable y crítico. Y desarrollando esa nueva televisión hay que buscar que eso sea agradable, que el público se entretenga y le guste lo que mira. Porque esos nuevos valores de ninguna manera están reñidos con lo divertido, con lo entretenido. Ahí tenemos un mito: que lo serio e importante es aburrido.
    Aquí tenemos ya desarrollada una buena cantidad de medios alternativos en el campo televisivo donde la gente sigue aprendiendo a hacer su propia televisión, como el caso que recién mencionábamos de Catia TV, más una serie de canales comunitarios que ya están bien encaminados: TV Petare, Ávila TV, etc. Hoy día la tecnología se ha simplificado muchísimo y cualquiera puede aprender rápidamente a manejar una cámara o a editar. Es decir: se le ha ido perdiendo el miedo a hacer todo esto que años atrás parecía una cosa inaccesible. La televisión tenemos que hacerla entre todos y debemos desmitificar esa idea que sólo puede hacerla un grupo de iniciados selectos dueños de una tecnología inabordable.
    Es cierto que con el nuevo canal que se abre ahora, TVes, se abren muchas esperanzas, quizá demasiadas. Pero está bien: así hay que hacerlo. Justamente de eso se trata: si se piensa en cambios, en revolución, en transformación de lo que existe, hay que ser optimista y apuntar a que es posible cambiar. Hay que ponerle toda la pasión a esos cambios. ¿Quién daba un centavo por Telesur hace un año? Nadie. ¿Cómo íbamos a enfrentar a CNN? Eso parecía impensable un tiempo atrás. Y ahí está hoy día Telesur desarrollando una televisión excelente que sigue creciendo cada vez más y quitándole espacio a la programación de la CIA que nos llega por las cadenas estadounidenses. Eso se puede hacer; se debe hacer, sin dudas.
    Está claro que estamos en desventaja. La televisora comercial que acaba de salir del aire tiene 53 años de desarrollo, y eso tiene un peso. Hay un desarrollo tecnológico que no se puede desconocer, y un canal que recién acaba de nacer, como TVes, todavía no tiene todo ese camino hecho. El canal RCTV, en términos ideológicos era una basura, pero tenía una calidad técnica que habrá que recuperar para esta nueva propuesta que ahora está naciendo. Es cierto que en el ámbito de la comunicación de todo el proceso que vivimos en el país, existen puntos débiles que hay que ir corrigiendo. La comunicación que manejan los grandes conglomerados comerciales de la televisión sabe manipular a la perfección las emociones de la población. Juegan con los sentimientos de la gente, por eso tienen tanto poder de penetración y de influencia y llevan a las masas de aquí para allá a su antojo. Y curiosamente todos esos grandes medios, todos y en todas partes del mundo, están contra el proceso venezolano, porque todos pertenecen a la misma mafia del poder, a los mismos grupos de propietarios globalizados. Pero lo reitero: si bien el enemigo mediático es muy grande, una falla grande que todavía tiene la revolución es la comunicación.
    La televisión que está brindando la revolución aún tiene muchas deficiencias. Sabemos que se están haciendo esfuerzos, pero aún existen muchas carencias por corregir. De los dos canales que tiene el Estado, hay que seguir mejorando aún. El canal 8, que sirve como vocero del Estado, tiene que seguir mejorando. Y Vive TV, si bien se presenta como una propuesta mucho más abierta, un canal popular, más comunitario, tiene todavía que mejorar su calidad.
    En alguna medida, todavía buena parte de lo que la gente piensa, gente que está disociada, enferma, es lo que les viene de canales como el que acaba de expirar y de otro como Globovisión. Este último es, lisa y llanamente, un canal de la CIA. Y esto no es un puro cliché. Hay datos evidentes que así lo hacen patente, demostrado con cifras y documentos en la mano, como por ejemplo todas las investigaciones de Eva Golinger. Sabemos, por esos datos, que hay periodistas pagados por Estados Unidos, que hay conexiones internacionales, que se hace lo que les manda hacer el Departamento de Estado. Con toda esta estrategia mediática se logra mantener disociada a una parte de la población venezolana, que no es poca por cierto. Pero por suerte eso se viene reduciendo día a día. De todos modos el grado de penetración, de disociación que ha logrado esta televisión basura, no es poca cosa. A tal punto que hasta se han propuesto desarrollar misiones sociales, como Barrio Adentro o Misión Robinson, para atender a toda esa población que terminó enferma. Pero salvo esos casos, con todos los errores del caso y todas las críticas que se deban hacer, se ha ido logrando desmontar la mentira mediática y hoy día la gente sabe mucho más a conciencia que la televisión comercial en muy buena medida miente, que no es la verdad revelada. Veinte años atrás la manipulación era muchísimo más burda, más macabra; la gente vivía dependiendo de esos shows televisivos tan chabacanos, pura rumba barata y manipulación sensiblera, sensacionalismo de lo peor. Hoy eso ha cambiado. En verdad la mayor parte de la población venezolana, con la revolución ha ido adquiriendo una gran madurez política y los medios de comunicación ya no tienen todo el peso absoluto que tenían años atrás. En otros términos, podríamos decir que aquí nos defendemos solos. Pero afuera no. Y el problema es que buena parte de las luchas en el mundo actual se manejan y condicionan a través de una opinión pública planetaria. Por eso es tan importante una política de comunicación hacia fuera de Venezuela.
    El gobierno Estados Unidos lo ha hecho siempre, y ahora más aún, en un mundo cada vez más unido por la comunicación global, cuando quiere aplastar a un gobierno que no le es favorable, cuando quieren invadir, ante todo monta una campaña mediática internacional para preparar las condiciones con que poder implantar su política. Ya sean las armas de destrucción masiva de Saddam Hussein, o su complicidad con Al Qaeda, las conexiones con cualquier guerrilla, las acusaciones de narcotráfico, etc., todo eso sirve para manipular las mentiras mediáticas con que llevar adelante su proyecto hegemónico. Lamentablemente buena parte de la población humana ha sido convertida en borrega, en tarada, por el poder de la televisión. Se ha logrado hacer creer que todo lo que vomitan por televisión es verdad. Aunque sepamos que muy buena parte de lo que se presenta en televisión es basura, tenemos el derecho a mirar televisión, ¿por qué no? Pero lo terrible es que uno tiene que terminar viendo lo que los grandes consorcios nos imponen y sobre lo que no podemos decidir. La mayor parte de la gente no sabe todo esto, no tiene desarrollado un pensamiento crítico. Por tanto se cree todo lo que ve y escucha, no tiene mayores instrumentos con que enfrentar tanta mentira. Ni siquiera sospecha que le están mintiendo y manipulando. Además la eficiencia de ese aparato que es el televisor es fenomenal. Si ese invento estuviera al servicio de la educación, de la cultura, del entretenimiento verdadero, tendríamos una humanidad distinta. Pero lamentablemente está en mano de unas poderosas mafias que buscan sólo su lucro, por lo que el efecto de la televisión se vuelve en contra del progreso de las grandes masas de la humanidad. Algo que podría ser positivo terminó siendo tremendamente negativo.
    Pero como decía, nosotros aquí nos sabemos defender y hemos desmontado toda esa basura informativa con que quieren llenarnos la cabeza. De todos modos, fuera del país circula una versión que no le es nada favorable al proceso que vivimos aquí dentro. Hasta ahora, los venezolanos que apoyamos este proceso revolucionario, no hemos sido lo suficientemente capaces de enfrentar todo esto. No para igualarnos con ese poder, que es demasiado grande. Aquí dentro lo derrotamos, pero tenemos que generar una corriente de información sobre Venezuela para que se difunda en el mundo, para que la opinión pública internacional tenga otra versión de la mentira que constantemente promueven esos medios poderosos. Toda la prensa de la derecha, es decir, los dueños de las grandes cadenas mediáticas y que en América son los que manejan la SIP, difunden puras mentiras sobre Venezuela. ¿Cómo contrarrestar eso? La revolución tendría que plantearse como una tarea de importancia fundamental generar una información alternativa a todas esas mentiras, a esa cantidad de embustes con que se desacredita todo el proceso que aquí se viene llevando adelante. Se hace algo al respecto, sin dudas; pero se debería profundizar mucho más. Eso, en definitiva, cualquier gobierno lo hace y está en pleno derecho de hacerlo. Es decir: difundir por todo el mundo información de lo que está haciendo, crear conciencia sobre lo que es ese país, tener un peso en la información que circula en el mundo, ayudar a crear opinión sobre sí mismo.
    Insisto: se está haciendo algo. Por ejemplo, tenemos el Instituto Pedro Gual para las Relaciones Internacionales; pero mucho de la estructura del Estado sigue estando en manos de las viejas prácticas de la derecha. Hay toda una cultura política que aún sigue metida en los funcionarios del Estado. En muy buena medida seguimos atados al pasado. Estamos luchando contra el pasado, pero en muchas ocasiones con instrumentos y metodologías de ese mismo pasado que se intenta modificar. Mucho, demasiado quizá de ese pensamiento burgués del pasado lo seguimos teniendo hoy, en el medio de la revolución.
    Argenpress: Eso nos lleva a entonces a una pregunta que tiene que ver con la construcción del socialismo hoy en Venezuela, pero que puede ser extensible a cualquier proceso de cambio. ¿Cómo plantearnos el trabajo con todos esos grupos que siguen dominados por el pasado? ¿Cómo cambiamos esa mentalidad que nos viene de atrás y que no termina de morir cuando lo nuevo no termina de nacer? En estos momentos tenemos en Venezuela protestas de grupos estudiantiles –sin dudas manipulados por factores de poder– que reclaman contra una supuesta falta de libertad de expresión. ¿Qué debe hacer la revolución con estos sectores de clase media confundidos, estupidizados en buena medida por la televisión que queremos combatir?
    Vladimir Acosta: Hay que entender que aquí, en Venezuela, este proceso llega al poder por medio de un triunfo electoral. Sabemos que las elecciones nunca son momentos revolucionarios; son sólo mecanismos de cambio de cara que el sistema se permite realizar cada cierto tiempo. Y si por ahí se filtra un presidente de izquierda, el poder mundial inmediatamente lo tumba, como sucedió en Chile por ejemplo con Salvador Allende. Eso, en todo caso, puede generar una situación conflictiva que podría llevar, o no, a un proceso revolucionario. En Chile, sin dudas, condujo a una contrarrevolución espantosa. Pero el caso de Venezuela fue distinto. Aquí, como Chávez lo explica citando a Trotsky, los latigazos de la derecha fueron radicalizando el proceso. Y algo que había nacido como un proceso confuso, tibio, sin ser claramente de izquierda, por los mismos ataques de la aristocracia, fue girando a posiciones cada vez más revolucionarias. Las leyes que se fueron aprobando, las leyes habilitantes, las leyes petroleras, la ley de agua, llevaron a la reacción de la aristocracia, y ahí vinieron el golpe de Estado, el paro petrolero, el paro patronal. Tal como sucede ahora con lo del canal de televisión. El proceso se va radicalizando, pero la mayor parte del poder aún sigue en manos del pasado. La educación sigue en manos del pasado, con programas y una visión ideológica que son del pasado. La justicia también sigue en manos del pasado. La economía sigue en manos del pasado. La mayoría de los medios de comunicación –alrededor de un 80% de todo el espectro– sigue en manos del pasado, son los medios privados, comerciales. De tal manera que más allá de las denuncias asquerosas que hacen los medios privados de que esto es una dictadura y que el presidente, como tirano, controla todo el poder, más allá de esa mentira que difunden los medios, el gobierno apenas está controlando un poco algunos sectores del aparato de Estado, pero el peso del pasado controla casi todos los aspectos de la vida nacional.
    El gobierno, legalista como es, se va moviendo muy hábilmente para lograr transformaciones utilizando todo el marco legal que sigue siendo del pasado. La administración pública es toda heredada del pasado, por eso cada paso en el proceso de cambio cuesta esfuerzos terribles. Por eso fue necesario crear las misiones, porque los ministerios no servían para generar cambios, porque desde dentro mismo de la estructura de Estado se boicoteaban, se obstaculizaban. Pero justamente por toda esa pesada carga que se hereda y que el gobierno no quiere o no puede desechar, cada cambio cuesta tanto. Por eso esa lentitud para ir cambiando cada cosa, lentitud que a veces exaspera. Pero los cambios se van haciendo, sin dudas, aunque cuesten tanto.
    Afortunadamente Venezuela es un país petrolero, y eso posibilita que todo ese dinero que genera la riqueza del subsuelo ayude al proceso de cambio. Si no existiera toda esa riqueza y no hubiera mucho que repartir, el intento de transformación ya hubiera generado una contrarrevolución violenta o una guerra civil generalizada. Y más allá de estos grupos de disociados, que además magnifican su pelea a través de la prensa sensacionalista pero que en realidad son muy pequeños, la sociedad venezolana está en paz. La revolución se viene haciendo con una relativa paz.
    En un proceso de cambio como el que ahora vivimos sabemos que se benefician las grandes mayorías, y quienes pierden su protagonismo son los sectores más acomodados, siempre muy minoritarios. Es decir: la oligarquía. Pero sucede que en Venezuela tenemos una oligarquía extendida. Nos encontramos aquí con una clase media fuerte, reforzada en su cultura de clase media a través de los medios de comunicación. Resulta de todo eso que uno de los sectores más contestatarios de todo el proceso son, justamente, sectores de clase media. La clase media es una bolsa de retazos, no está muy claro qué es: todo lo que vaya hacia el centro del espectro político es clase media. En muy buena medida está disociada; tiene como modelo a los ricos, al empresariado, quiere imitarlos, pero no llega a ser aristocracia. Y por otro lado toma distancia de los sectores populares, porque teme el ascenso social de los grupos eternamente marginados y sobre los cuales se sentía superior. Todo ello acompañado de un racismo espantoso, pues en nuestros países latinoamericanos el color de piel se oscurece a medida que se baja socialmente. Es decir: esos sectores miran hacia arriba para imitar y miran para abajo para despreciar. Esa clase media está envenenada porque ahora los morenos que anteriormente les servían de maleteros en los aeropuertos, comparten el avión con ellos. Nuestra clase media es profundamente ignorante. Puede que algunos de ellos tengan maestrías y doctorados en el extranjero, pero en definitiva eso no significa nada: fuera de su espacio técnico son ignorantes e incultos. Toda esa gente, disociada y manipulada por el mensaje que le llevan estos medios-basura como el que ahora acaba de salir del aire, están envenenados contra la revolución, porque ahora ven que los sectores antes marginados también tienen beneficios, y eso los espanta. Pero ahí está su ignorancia, su incultura, puesto que la revolución también los ha beneficiado a ellos como clase media, por ejemplo acabando con los créditos hipotecarios indexados con los que estaban siempre ahogados pagando sus apartamentos. Este gobierno está abriendo fuentes de trabajo por todos lados, promoviendo el desarrollo tecnológico; es decir: ofreciendo posibilidades también para esa clase media. Y la prueba de ello es que se ven los aeropuertos llenos, los restaurantes llenos con gente de esa clase media. Pero están tan manipulados que todo ese sector odia visceralmente al gobierno de Chávez, aunque no sepa por qué. ¿Y por qué pasa eso? Porque repiten ciegamente el mensaje de la televisión, que aquí vivimos en dictadura, que no hay libertad de expresión, que se viene el comunismo feroz. Cosa que pueden decir dónde quieran y cuándo quieran sin que les pase absolutamente nada.
    Esos sectores, lamentablemente, son carne de cañón: los utiliza la oligarquía y el imperio. Y ahora, en estos días, con el proceso del canal al que no se le renovó la concesión, son algunos estudiantes de las universidades a los que se manipuló y se sacó a la calle tratando de hacer aparecer todo esto como una rebelión popular contra Chávez. Eso es resultado de 20 años de neoliberalismo donde las universidades fueron quedando en manos de esos sectores de clase media y clase media alta, totalmente despolitizados, manejados, sin la más mínima conciencia, recelosos de las clases populares a las que ven con terror y de un gobierno que va en beneficio de esos pobres históricos, siempre excluidos y marginados. Esa situación de disociación la estamos viendo aquí, donde ya va una semana de protestas de esos muchachos. Se los ha puesto a marchar para buscar algún muerto, un mártir que necesita la derecha para mostrar a la opinión pública internacional cómo aquí una dictadura sangrienta arremete contra la población indefensa. Durante la época en que esa derecha gobernaba hubo verdaderamente represión, y la lista de estudiantes muertos es interminable. Pero ahora hay la más absoluta libertad y democracia, más allá de ese show mediático que se ha montado. En una semana de supuestas grandes movilizaciones, tal como quieren hacer aparecer por la televisión, no ha habido un solo herido. Y hay algunos niños detenidos momentáneamente por las autoridades para ser entregados a sus padres, dado que son menores de edad que estaban manifestando. Insisto: no hay un solo estudiante preso ni herido, mientras hay en Caracas 25 policías heridos, uno de ellos a punto de perder un ojo. Y eso no lo dicen por la televisión golpista. Eso es manipulación. Además, con el manejo que hacen de las imágenes, mintiendo, poniendo a su gusto lo que se desea siempre fuera de contexto, presentan la imagen de enormes marchas multitudinarias y una policía brutal que los reprime. Esa es la televisión que no queremos. Es la que hace Globovisión aquí en Venezuela, y CNN en Estados Unidos transmitiendo para todo el mundo: una televisión mentirosa, manipuladora, amarillista. Una televisión que en vez de llevar información veraz y objetiva sirve sólo para disociar.
    ¿Qué hacer con todo esto? Afortunadamente no estoy en el gobierno para tener que tomar esa decisión. Creo que el presidente Chávez dijo algo muy importante: que se tiene que terminar la impunidad. Es decir: que no se puede seguir permitiendo que haya gente que no asuma la responsabilidad de sus actos, tal como sucede con esos canales televisivos golpistas. Uno tiene derecho a decir lo que quiera por televisión, incluso a llamar al magnicidio –eso es libertad de expresión, tal como pasa aquí–, pero luego hay que hacerse cargo de lo que se dice. Si las leyes condenan el llamado a la violencia, y en este caso al magnicidio, quien lo dice tranquilamente en forma pública utilizando un medio de comunicación tiene que responder luego ante la ley. Si no, estamos fomentando la impunidad. Actuar con las leyes en la mano de ninguna manera es coartar la libertad de expresión.
    Lo que veo es que el gobierno tiene una paciencia infinita. La tuvo durante todas las agresiones que ya ha sufrido, durante los 63 días en que duró el sabotaje petrolero, durante los días de llamado al golpe de Estado desde la plaza Altamira, luego del golpe de Estado: nunca tomó revancha contra sus adversarios. Tiene realmente una paciencia proverbial, sabe esperar y no se precipita. Y durante todos esos escenarios de desestabilización, de profunda agresión mediática, nunca suspendió las garantías constitucionales. Al contrario. Lo que menos se puede decir de este gobierno es que sea dictatorial, que viola la libertad de expresión de alguna manera. Se podría pensar que se mueve casi con ingenuidad; pero obviamente no es así, porque esa tranquilidad, esa paciencia siempre le ha resultado. El proceso, en vez de caer, se viene fortaleciendo. Aquí se podrían haber cerrado todos estos canales golpistas hace tiempo, porque había motivos más que suficientes para hacerlo. Pero no se hizo, dejó que se fueran desgastando solos. ¿Qué hacer, entonces, con esa clase media disociada, manipulada, engañada? Algunos se irán para Miami probablemente. Y algunos de esos volverán luego, porque allá les tocará hacer de cajeros en algún supermercado, aunque tengan un grado académico. Otros, probablemente, irán entendiendo la situación, y se darán cuenta que los cambios iniciados no tienen marcha atrás. Y otro grupo quedará loco, tal como sucede en cualquier sociedad: siempre hay un porcentaje de locos por ahí, eso es normal. Los neoliberales hablan de porcentajes normales de desempleo; pues bien: también hay porcentajes normales de locos. En ese caso habrá que plantearse una misión específica para atenderlos. Hasta hay quien, medio en broma medio en serio, lo planteó: la misión Loca Luz Caraballo, para atender a ese grupo de disociados que quedó por ahí. Pero el grueso de la población, la gran mayoría, creo que ya abrió los ojos y no se deja seguir manipulando por esa televisión basura.
    Vladimir Acosta es profesor de la Universidad Central de Venezuela, historiador, licenciado en filosofía y doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de París. Analista político, dirige varios programas de radio y de opi
    Envía esta noticia

    Posted by duarte1 at 8:17 PM 0 comments



    Mitos y hechos sobre el canal capitalista RCTV, Y porque RCTV quieren derrocar a Chavez

    MITO: El Gobierno de Venezuela está cerrando a RCTV y a otros medios privados debido a sus críticas hacia el presidente Chávez.
    HECHO: 80% de los canales de televisión abierta de Venezuela y emisoras de radio pertenecen y son operados por el sector privado[2], ni mencionar el bien desarrollado sistema de televisión por cable y satélite. Los 118 periódicos que circulan en el país, tanto de cobertura regional como nacional, están igualmente bajo el control del sector privado. Los medios de comunicación de Venezuela disfrutan de la libertad de reportar, analizar y expresar opiniones sobre todos los temas de importancia sin interferencia del Gobierno. De hecho, la mayoría expresa de manera estridente su oposición al Gobierno y lo hacen sin ninguna amenaza o consecuencia. Actualmente, ningún periódico, canal de televisión o emisora de radio han sido cerrados por su visión política o por hacer oposición al presidente Chávez. Igualmente, ningún periodista ha sido puesto en prisión o castigado por hacer su trabajo. La Constitución de 1999 reafirma la libertad de expresión, la libertad de prensa y la libertad de información como libertades fundamentales que deben ser protegidas por el Gobierno.

    MITO: El Gobierno de Venezuela está cerrando RCTV ilegalmente
    HECHO: Como en casi todos los países, en Venezuela el espectro radioeléctrico es un recurso limitado que es regulado por el Gobierno con el objetivo de promover el interés público. El espectro radioeléctrico es una propiedad pública y, como otras propiedades de este tipo, debe ser regulado para equilibrar las necesidades de las empresas operadoras en relación con las necesidades del público.
    El artículo 156 de la Constitución de 1999 y otros artículos de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones dan al Gobierno el poder de garantizar y regular el acceso y uso del espectro radioeléctrico. El Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones e Informática es la institución encargada de garantizar acceso a los operadores de televisión y radio, y también de evaluar si un operador ha servido o no al interés general. En resumen, el derecho a acceder al espectro radioeléctrico es sopesado con las responsabilidades respecto al bienestar público. Si una empresa operadora incumpliese con las responsabilidades legalmente prescritas, perdería el derecho a acceder al uso del espectro radioeléctrico.
    En el caso de RCVT, el Gobierno de Venezuela decidió que la concesión no sería renovada, porque la empresa falló en cumplir con estándares acordes con el interés público y también porque de esta manera se puede ofrecer la concesión a otros operadores que no han tenido antes la oportunidad de usar este espacio. Esta decisión busca democratizar tanto el acceso como el contenido de la televisión pública. Por otra parte, RCTV podrá seguir transmitiendo su señal vía cable y satélite.

    MITO: Otros países no aplican estos estándares, en cuanto al interés público, a la radio y la televisión.
    HECHO: Casi todos los países se guían por estos estándares. En el caso de los Estados Unidos, las leyes establecen estándares a los cuales todas las empresas operadoras deben apegarse con la finalidad de mantener su licencia de uso del espectro. La Ley de Radio de 1927 deja claro que el espectro radioeléctrico es una propiedad pública y que todos los operadores que lo usen deben servir a “las necesidades y conveniencias del interés público”. La Ley de Comunicaciones de 1934, establecida por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), igualmente detalla estándares para operar de acuerdo al interés público, bajo el cual la aplicación para tener o mantener el acceso al espectro radioeléctrico sería juzgado. En 1960, la FCC estableció 14 elementos que la programación de televisión debía cumplir para alcanzar los estándares del interés público, incluyendo la oportunidad para la expresión libre a nivel comunitario, el desarrollo y uso de talento local, programas educativos y programas sobre asuntos de interés público. La FCC ha negado reiteradas veces la renovación de licencias basada en estos estándares.

    MITO: RCTV no ha hecho nada que violara el interés público en Venezuela.
    HECHO: Desafortunadamente, RCTV ha fallado recurrentemente en sus obligaciones y responsabilidades hacia el pueblo de Venezuela. En uno de los incidentes más perturbadores, la gerencia de RCTV sesgó su programación diaria para apoyar un golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez Frías y su Gobierno democráticamente electo en abril de 2002. RCTV participó en lo que se denominó como “el primer golpe de Estado mediático” del mundo, y prohibió a sus reporteros transmitir información alguna sobre el fracaso del golpe[3]. Esta información era importante para la sobrevivencia y restauración del Gobierno y las instituciones democráticas del país – el gobierno de facto había abolido la Asamblea Nacional, la Corte Suprema de Justicia y la Constitución — e innegablemente era del interés público la situación en la que se encontraban el Gobierno y sus líderes democráticamente electos. Al tomar esta determinación, RCTV negó al pueblo de Venezuela su derecho a ser informado. Un artículo del diario Houston Chronicle sobre el caso RCTV resalta que “las acciones de RCTV no habrían durado más de unos pocos minutos con la FCC” [4].

    MITO: La decisión de no renovar la concesión de RCTV tendrá un impacto negativo sobre la democracia en Venezuela.
    HECHO: La mayoría de las estaciones de radio y televisión abierta en Venezuela pertenecen al sector privado. De este número, una gran parte pertenece a un reducido número de corporaciones con múltiples intereses económicos y políticos. Esto ha llevado a una situación en la cual, de acuerdo a un editorial del diario The New York Times, “incluso los mejores programas de noticias tienden a ser abiertamente ideológicos y no separan las noticias de la opinión, al estilo estadounidense; de esta manera la visión de los dueños puede permear los reportes. Muchas publicaciones ofrecen noticias diseñadas especialmente para impulsar la agenda personal o política de sus dueños” [5]. Igualmente, Marta Colomina, una profesora de periodismo, columnista de varios medios y una conocida crítica del presidente Chávez, describió la situación así: “Los dueños de los medios están muy conscientes de su poder, y saben cómo usarlo. En Estados Unidos o Europa, hay grandes grupos corporativos de medios que se ven así mismo como servidores del interés general. En Venezuela, los medios están en las manos de pequeños grupos quiénes tienden a servir su propio interés” [6].
    Esta concentración en pocos dueños ha limitado el acceso de la ciudadanía a diversos puntos de vistas, dando a los dueños de los medios existentes un poder desproporcionado para estructurar la agenda política y económica de Venezuela. La decisión de no renovar la concesión de RCTV incrementará la democracia en el espectro radioeléctrico de Venezuela, tanto en el acceso a este espacio, como en el contenido que se transmite. Aunque los planes no han sido totalmente establecidos, el Gobierno de Venezuela ha anunciado que la concesión de este espacio será otorgada a una cooperativa de productores y periodistas independientes, la cual será usada para promover noticias, opinión, cultura y entretenimiento desde diferentes perspectivas.
    ___________________________
    [1] “Chavez’ Move Against TV Spurs Outcry,” The Guardian, January 16, 2007. http://www.guardian.co.uk/worldlatest/story/0,,-6349689,00.html
    2 http://www.rethinkvenezuela.com/downloads/Venezuela%20Update%20January%202007.htm
    3 Andrés Izarra, “El golpe desde la cabina 12 de RCTV,” Chávez y los medios de comunicación social, Marineáis Tremamunno, ed. (Caracas; Alfadil Ediciones, 2002), p. 84.
    4 Jones, Bart. “Chavez as Castro? It’s not that simple in Venezuela,” Houston Chronicle, 7 de febrero, 2007.
    5 “The Monochromatic Media of Latin America,” New York Times, 7 de mayo, 2001.
    6 Lugo, Jairo and Juan Romero, “From Friends to Foes: Venezuela’s media goes from consensual space to confrontational actor,” Sincronía (Invierno 2002), http://sincronia.cucsh.udg.mx/lugoromeroinv02.htm.

    ResponderEliminar
  23. "Como te decia esta cerrada para estos hogares cuya unica señal abierta de televisión era RCTV." <---si claro porque RCTV era objetivo y neutral. jajaja nada mas lejos de la realidad. RCTV y Globovision llamaron abiertamente al magnicidio de Chavez.


    Seniores: No jueguen con fuego !! Miren lo que paso en Chile, que con el odio que se impuso en contra de Salvador Allende por la propaganda derechista parecida a Globovision y RCTV, se impuso un demonio llamado Pinochet.

    Y un Pinochet en Venezuela seria fatal para la democracia latinoamericanan y mundial.


    Ah otra cosa RCTV no fue cerrada. RCTV se le termino su contrato

    Hay una gran diferencia entre cerrar un canal y el no conceder su renovacion de contrato

    Aprendan, aprendan sean objetivos y no tergiversen los hechos, ni mientan. Porque se le puede mentir a los brutos, pero no a los inteligentes, y parece que el pueblo Venezolano ya no es bruto al igual que otras sociedades como la Peruana, que se estan tragando al neoliberal oligarca Alan Garcia, o como la Republica Dominicana que esta azotada por 3 partidos politics tradicionales neoliberales que solo benefician a los ricos y joden a los pobres

    ResponderEliminar
  24. Si señor claro que bajo a los pobres,los bajo al nivel de los cubanos que para comer tienen que hacer enormes colas, meterse su orgullo en el palto inscribirse en un partido inutil, vender su alma al uno supremo y ademas de todo conformarse con la basofia que le venden. Y más aun, ha tratado de bajarlos mas y llevarlos a nivel de los pedigueños de la edad media una masa amorfa que solo sirve a sus propositos, pero esto no lo lograra, por que el venezolano tarda en recelar pero una vez ...... (ya sabe como termina ¿o no?).

    Le digo Duartico1 ocomo sea que usted se haga llamr, a ver si aprende a discernir, observe con atención y sepa leer entre estadisticas vacias, como criticaban los mismos que hoy estan en el gobierno las cifras macroeconomicas porque sabenos que son datos burdos, puro numero que nada dicen sobre lo que realmente pasa en nuestros hogares, vaya y digale a los niños de la calle, o a los ancianos de las esquinas que la pobreza bajo y seguro le responderan si bajo a los sepulcros donde ha sido enviada por la delincuencia desatada, esa que tiene la complacencia del proceso porque le aquieta los barrios y le saca las patas (literalmente) del barro cuando el agua le llega al cuello y hablando del cuello, espero que no sea usted uno de esos ....... de cuello rojo como les dice el padre Palmar "que estan desangrado las aracas de la nació¨".

    Reitero mis gracias por permitirme usar mi intelecto y capacidad por la cual le doy gracias a la vida que me ha dado tanto .... me ha dado la vista .... con ella distingo lo bueno del malo......
    Hasta el dosmilsiempre estare aqui por que a mi no callan

    ResponderEliminar
  25. Zuliana: Se ve que no eres ninguna intelectual, ni objetiva, ni cientifica, ya que no usas la ciencia (metodo cientifico y las pruebas) como un instrumento para medir la realidad, lo que pasa en nuestro entorno.

    Estas muy equivocada por eso mismo, por creer en los riquitos que protestan a favor del canal que llamo al magnicidio de Chavez (RCTV)

    Tu dijiste:

    "(espero que usted no seas de ese grupo) se quedan con los equipos (y que en prestamo) para entrar a esos hogares con una señal que ellos no pidieron y por si no lo sabes, es de tan mala calidad QUE LA GENTE PREFIERE VER A RCTV EN LAMINAS DE CARTON, TAL COMO LO VI EN EL ESTADO MERIDA" <---que senso y prueba tienes de eso? de la cantidad de persona que prefiere ver a RCTV?

    Como sabes si los venezolanos queremos ver a RCTV? a esa porqueria de RCTV. La gente prefiere la verdad, una television con un tono social, que la telebasura de RCTV

    duarte1

    ResponderEliminar
  26. El facismo estudiantil salio corriendo, chavez limpiara universidades

    (AUDIOS _ VIDEOS) Estudiantes de la derecha opositora expusieron y se fueron de la Asamblea Nacional, evadiendo el debate con los bolivariano

    Desperdiciaron la oportunidad de ejercer la reclamada libertad de expresión ante la nación en cadena nacional
    Por: Aporrea.org / RNV
    Fecha de publicación: 07/06/07


    El dirigente estudiantil de la opodición de derecha, Douglas Barrios, y otros representantes de este sector, se retiraron inexplicablemente de la Asamblea Nacional tras ofrecérseles la oportunidad de dirigierse a la la nación. No esperaron para debatir con los estudiantes defensores del proceso revolucionario.
    Credito: VTV




    La Asamblea Nacional aprobó darle a los estudiantes un derecho de palabra para hablarle a la nación en cadena nacional de radio y TV. Un hecho sin precedentes en la historia de Venezuela, algo jamás aceptado en la IV República.
    Credito: Archivo - RNV


    * Escuche a la estudiante progresista Alexandra Luzardo
    * Escuche a Libertad Velazco, estudiante progresista de la UCV

    * Estudiante Goicochea anuncia el retiro de grupo opositor

    * Escuche a César Tropiz, estudiante progresista de la UBV


    Caracas, 07 de junio de 2007.- La democracia y la plena libertad de expresión que impera en Venezuela, fue contundentemente demostrada ante el mundo, cuando este jueves, el Parlamento venezolano abrió sus puertas, a todos los sectores estudiantiles y transmitió en cadena nacional sus inquietudes en torno a diversos temas, entre ellos precisamente la libertad de expresión.

    Las organizaciones populares denuncian que lo que obstaculiza el total ejercicio de la libertad de expresión en Venezuela, es que el capital privado todavía acapara el 85 % del espectro radioeléctrico y los dueños de los grandes medios están empeñados en una "guerra mediática" contra el gobierno bolivariano y el proceso revolucionario. Es con este proceso vienen aumentando los medios comunitarios y alternativos, y se abre paso el enfoque de la televisión social de servicio público, pero las corporaciones capitalistas que comercian con la comunicación, excluyen al pueblo, manipulan la información y están involucradas en acciones conspirativas y golpistas, auspiciadas por Washington.


    La medida adoptada por la Asamblea Nacional, representa un hecho sin precedentes en la história del movimeinto estudiantil de Venezuela, sector que era rutinariamente ignorado y reprimido durante gobierno ateriores.

    Sin embargo, esta iniciativa fue claramente saboteada cuando después de que el representante del estudiantado opositor Douglas Barrios, estudiante de la Universidad Metropolitana, leyera su exposición, se retiró abruptamente del recinto, contradiciendo las peticiones de debate y discusión que habían exigido desde hace días.

    Los estudiantes habían hecho la solicitud para plantear su rechazo a la decisión del estado venezolano de no renovar la concesión de uso del espectro radioeléctrico la televisora privada RCTV propiedad del grupo 1 Broadcasting Caracas (1BC).


    Yon Goicochea, estudiante de derecho de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) y dirigente de este movimiento compuesto mayoritariamente por grupos de las universidades privadas, dijo: “No vinimos a la Asamblea Nacional (AN) a jugar a ser políticos porque somos estudiantes".

    Goicochea, quien tiene dos semanas sin asistir a clases, señaló: 'Vinimos a tender nuestra mano al pueblo de Venezuela y a la reconciliación nacional, es por eso que habiendo hablado una vez y escuchado una vez nos retiramos y abrimos el debate no en esta Asamblea sino en el pueblo de Venezuela, en las universidades y en cualquier espacio”.

    "Habiendo hablado una vez y escuchado una vez, nos retiramos," agregó.

    Por su parte, la presidenta de la AN, Cilia Flores, indicó que los estudiantes son libres y así como ellos solicitaron el derecho de palabra para hacer su planteamiento en ese escenario político, así también pueden retirarse del Parlamento.

    Flores reflexionó sobre la acción adoptada por este grupo de estudiantes que luego de tener la posibilidad de expresar sus opiniones ante el pueblo venezolano se retiró y no aprovechó la oportunidad de expresar sus opiniones ante el colectivo.

    “No queremos pensar que es que no tienen nada más que decir, cómo podemos no pensar que la retirada de los estudiantes que tienen criterio distinto a lo que ha sido el criterio de siempre y de las mayorías de este sector, hoy cuando democráticamente se le concede este espacio para que libremente expresen lo que han dicho en las calles de Caracas, se retiran', dijo.

    Flores indicó que esta actuación deja dudas sobre la conexión entre las manifestaciones de los últimos días y el plan desestabilizador de la oposición venezolana fascista.


    “¿Cómo no pensar que detrás de estos estudiantes, están los fascistas…Venir a la Asamblea Nacional y seguir desestabilizando los deja muy mal parados, podemos pensar que ellos no decidieron retirarse, sino que fueron llamados,” agregó Flores.

    A pesar, de este desplante, el debate continúo, y en este sentido, Robert Sierra, estudiante de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) mostró ante el recinto, pruebas audiovisuales, que demuestran que estos estudiantes vociferaban consignas políticas de oposición durante marchas que calificaban de apolíticas: “¡Y va a caer, este gobierno, va a caer”, decía.

    El estudiante calificó de déspota la actitud asumida por los estudiantes opositores, muy similar a ls de Condolezza Rice, Secretaria de Estado Norteamericano: “Tenemos que decirlo públicamente, dieron una marcha, pedían libertad de expresión y cuando se les concede,se retiran”, finalizó.

    Por su parte, la estudiante de la facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV) Andreína Tarazón, afirmó que “es una traición a nuestros propios ideales ponernos del lado de la burguesía y del imperialismo”, al referirse a la posición que mantienen sectores de oposición de apoyar al grupo económico privado 1 Broadcasting Caracas (1BC).

    la diputada iris varela


    http://www.youtube.com/watch?v=1xpPDeMZXfA

    Andreína Tarazon, estudiante de Derecho de la Universidad Central de Venezuela

    http://www.youtube.com/watch?v=NCeuB-S_HkM

    John Goicochea líder estudiantil derechista, emite breves palabras y luego el grupo de estudiantes oposicionistas deciden retirarse del

    http://www.youtube.com/watch?v=gor6sekgjQw

    Mayerling Arias, estudiante de la Universidad Bolivariana de

    http://www.youtube.com/watch?v=lWCZrfaZZmI

    Osly Hernández, estudiante de la Universidad Central de Venezuela

    http://www.youtube.com/watch?v=INXZ3vMLazE

    Yahir Muñozestudiante de la Universidad Santa maria

    http://www.youtube.com/watch?v=a-Y3Kn8ilG4

    Robert Serra, estudiante de la Universidad Católica andrs bello

    http://www.youtube.com/watch?v=q8bHmQSDYRY

    http://www.youtube.com/watch?v=O0kZXCVn8yM

    http://www.youtube.com/watch?v=V-TgQSRRSMA

    http://www.youtube.com/watch?v=mdyziSWssCw

    http://www.youtube.com/watch?v=Yl9ZPim4JGs

    http://www.youtube.com/watch?v=v8Kq4_wuhuk



    --------------------------------------------------------------------------------


    (Video) Estudiantes siguen al pie de la letra instrucciones de organización golpista ORVEX
    Por: Luigino Bracci / La Hojilla
    Fecha de publicación: 07/06/07

    Mario Silva, conductor de La Hojilla, mostró un documento extraído de Ruedalo.org, página de la organización ORVEX que promuevelas protestas en Venezuela, y asegura que los estudiantes están siguiendo paso a paso las instrucciones de esa página, cuyo paso final -señala- es la instalación de una junta cívico-militar en Venezuela, por lo que concluye que los estudiantes que siguen esa página sí son golpistas.

    http://www.youtube.com/watch?v=Qc5QrjKbZ_Q


    documento extraído de Ruedalo.org, página de la organización ORVEX que promuevelas protestas en Venezuela
    Credito: vtv



    --------------------------------------------------------------------------------


    Mario Silva denuncia fascismo de Webs opositoras por publicar datos personales de estudiante que intervino en Asamblea Nacional
    Por: Luigino Bracci / Aporrea / VTV
    Fecha de publicación: 08/06/07


    Mario Silva
    Credito: vtv


    El moderador de La Hojilla denuncia a Roger Santodomingo, propietario de Noticiero Digital, por permitir que allí se publiquen los datos personales (incluyendo dirección y teléfono) de Andreína Tarazón y Héctor Rodríguez, dos de los jenes bolivarianos que dieron sendos discursos este 7 de junio de 2007 en la Asamblea Nacional. Desde allí también son amenazados y descalificados.

    Igualmente, denuncia las descalificaciones que se le hacen en una noticia del sitio web Noticias24.com, donde se acusa a Andreína de "ladronzuela" (more)

    http://www.youtube.com/watch?v=PshD8xdeRho

    ResponderEliminar
  27. Oigan esto: La compañia Time Warner (La matriz de CNN) le regalo al Partido Republicano 59 millones de dolares para su campaña politica, es obvio que CNN trabaja para el imperialismo yankee y especificamente para el Partido Fascista Republicano de los halcones de neoconservadores de Bush-II

    Ese dato es para que los derechistas que odian a Chavez porque creen que Chavez es el malo de esta telenovela, y que CNN, RCTV, los "estudiantes" anti-Chavistas, y los propietarios de RCTV son los buenos se den cuenta de el mundo en que vivimos.

    Abran los ojos, yo no soy Chavista por fanatismo, pero porque se que lo que los gringos quieren es usar la misma tecnica que usaron y han usado con muchos paises, de crear una propaganda anti-socialista, anti-comunista, crear huelgas internas, revolotear la situacion, crear un estado de ingobernabilidad, y presentar a las masas ignorantes como a esos "estudiantes" de RCTV que se ven lo ignorante que son, un candidato neoliberal, derechista, pro-CAFTA, pro-NAFTA pro-Shell, y pro-EXXON y que le sirva exclusivamente a esas grades empresas del capital internacional.

    Esa es la gran verdad del caso de RCTV


    Abran los ojos !!


    Si los aqui que apoyan a RCTV se dan cuenta de lo que yo le digo, y si aman en verdad a Venezuela y a latino america, y se dan cuenta de lo diabolico que son los gringos, la EXXON, la SHELL, VERIZON, y demas empresas internacionales que manejan a este mundo, entonces se daran cuenta de como es este mundo, de como funciona la economia mundial, y porque se quiere odiar y tumbar a chavez

    Amen a Venezuela, y no a Bush

    ResponderEliminar
  28. Mi estimado amigo Duarte

    Como tienes un blog te recomendaria que pongas esos temas en el tuyo y luego lo enlaces con el mio

    Esa funcion esta al final de cada tema

    Con eso ganamos los 2 con mayor trafico.

    ResponderEliminar
  29. Sr. Manuel, respondiendo el post que dejó hace kilometros atrás. Le voy a exponer lo que considero sobre lo de la franela.

    Tomando en cuenta que ellos ya estan cargandos con cierto simbolos de los cuales se le han asignado durante todo este movimiento que se ha presentado en diversas partes del país. Cambia, en cierto modo, el significado de la franela roja al ellos tenerla puesta, y más luego de quitarselo en la manera en que lo hicieron, cayendo en diversas intepretaciones de la misma por parte de la población; tergiversando el objetivo que ellos querían cumplir con dicha actuación. Las personas con las que he hablado, me han dicho hasta que era una burla o un mal chiste.

    A base de lo que he dicho en el parrafo anterior, siendo ellos, no hubiera hecho tal actuación, para que mi mensaje llegara lo más claro posible a cada persona en que me estuviera viendo y oyendo.

    Y lo de dejar la Asamblea Nacional, independientemente cual fuera el objetivo de dicha asamblea y las personas con las que estaban envueltos, yo me hubiera quedado hasta el final, tomando en cuenta que es una gran oportunidad para expresarse como sea, si es debatir yo debato; no son los unicos estudiantes que han estado en una situación dificil.(ojo no les estoy diciendo cobardes, sino que estoy en desacuerdo como se actuó)

    Esta es mi opinión y espero que me haya explicado bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Se me olvidó acotar otra cosa, por lo mismo que yo opino lo de la asamblea, me alegro que se vaya a celebrar otra asamblea el miercoles.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo5:49 p. m.

    QUE FUE LO QUE MAS LES MOLESTO.....?

    1.- ACASO LES MOLESTO QUE LOS ESTUDIANTES SE LES APARECIERAN DISFRAZADOS DE ROJOS ROJITOS.....?

    2.- ACASO LES MOLESTO EL DISCURSO BIEN ELABORADO Y BIEN ESTRUCTURADOS DE LOS ESTUDIANTES......?

    3.- ACASO LES MOLESTO QUE ESE MISMO DISCURSO, FUERA LEIDO Y NO IMPROVISADO..COMO TODO LO REVOLUCIONARIO....?

    4.- ACASO LES MOLESTO QUE ALGUNOS DE LOS, ORADORES REVOLUCIONARIOS O MEJOR DICHO -PARA NO HERIR SUSCEPTIBILIDADES- LOS ESTUDIANTES REVOLUCIONARIOS LEYERAN SUS DISCURSOS Y NO IMPROVISARAN....?

    5.- ACASO LES INCOMODO LA ACTITUD DE LOS ESTUDIANTES, AL ENSEÑARLES QUE ...."QUIEN ME C.A.G.A. NO ME LIMPIA....2?

    6.- ACASO LES MOLESTO QUE EL ESTUDIANTE BARRIOS UTILIZARA O FINALIZARA SU DERECHO A PALABRA CON LA FRASE ..."POR AHORA"...?

    7.- ACASO LES MOLESTO QUE LOS ESTUDIANTES SE QUITARAN N SUS CARAS LAS FRANELAS ROJAS, COMO DESPRECIO A SUS DOCTRINAS REVOLUCIONARIAS...?

    8.- ACASO LES MOLSTO QUE ESTE ACTO DE SERES LIBRES Y CON CRITERIO PROPIO SE LO HICIERAN EN SUS CARAS....?

    9.- ACASO LES MOLESTO QUE DESIRE SANTOS AMARAL, APLAUDIERA CUANDO LOS ESTUDIANTES, SE RETIRARON....COMO DANDOLE UN ESPALDARAZO A ESTA ACTITUD....?

    10.- ACASO LS MOLSTO QUE LOS ESTUIANTES, NO VIERAN EL SHOW DE VIDEOS MANIPULADOS, DE LOS REVOLUCIONARIOS, ELABORADO POR MARIO SILVA?

    11.- ACASO LES INCOMODO QUE LOS ESTUDIANTES, NO SE HICIERAN PARTICIPES EN EL CIRCO QUE LES HABIAN MONTADO......?

    12.- ACASO LES MOLESTO HABERSE QUYEDADO CON LA CARPA MONTADA, LOS PAYASOS VESTIDOS Y EL SHOW SUSPENDIDO.....?

    13.- ACASO LES INCOMODO EL "SHOCK" CAUSADO POR LA ACTITUD DE LOS ESTUDIANTES, YA QUE LE DIERON EN LA MADRE, AL HABERSE.....Y PARA LA CUAL NO ESTAN PEPARADOS PARA CONTRARRESTAR LA MISMA...?

    O

    14.- TODAS LAS ANTERIORES.....?


    La verdad que esto LLAMA LA ATENCIÓN..............

    Entonces............

    QUE FUE LO QUE MAS LES MOLESTO AYER QUE ANDAN COMO DESESPERADOS.....?

    ResponderEliminar
  32. Anónimo6:22 p. m.

    Sr, Duarte, el mismo derecho que le respeto y que tengo por usted para que sea comunista, de izquierda,o revolucionario, lo exijo para mi de su parte, porque tengo derecho de ser lo lo que quiera, de derecha, de centro, de izquierda, hay matices ¿no le parece?.

    Además, usted habla de muerte, de odios, de ultraderecha,del derecho que tiene Chávez de actuar contra sus adversario (¿enemigos?)para hacerles lo mismo, es decir, usted habla de venganza, pero también de Jesucristo, de usar el latigo que parece suyo, habla también de aplastar al que piense diferente.¿Qué sugiere acaso la guerra fraticida, nos caemos atiros, no podemos convivir en pluralidad, debemos ser uniformes, defender un pensamiento único, el de ustedes los comunistas?

    Usted dice que es un intelectual, y le creo, pero su intelecto le juega una broma muy diabólica; creame no lo juzguo,sea lo que usted quiera ser, no hay ningún problema; ahora que, los demás también existimos, y no estamos pintados en la pared, para que personas como usted que se creen dueños de la verdad nos digan a todos los demás lo que debemos ser y hacer; no señor, usted está cometiendo un grave exceso, usted critica a los capitalistas, pero usted se cree superior a todo el mundo, y creame nadie es superior a nadie.

    Finalmente, noto que tal vez le haga falta una fuerte dosis de humildad, pero ese también es su problema.Sea comunista, pero no me obligue a serlo, somos libres de ser lo que queramos ser, incluso capitalistas, como en el fondo son muchos de los seudo revolucionarios que se han enriquecido en este gobierno que es su cómplice.

    ResponderEliminar
  33. Estos chaveceros si tienen guaramo hablan de los imperialistas y de donde saca los cobritos el uno supremo para pagar los favores de su gentica, del imperio, quien le vende el petroleo al imperio para que mueva sus aviones para ir a ,,,,,masacrar a la gente de Irak, si no lo saben se los vende el uno supremo. Este señor ha tenido casi 9 años en el poder y muchas cosas que critica siguen igual o peor y nada que hacen para resolverlo, caso de las prestaciones sociales o los niños de la calle o la mortalidad infantil o el emabarazo precoz o enfermedades infectocontagiosas , el paludismo, tuberculosis y ............. tantas mas. De boquilla todo esta muy bien pero por dentro Venezuela es un volcan que solo se mantiene sin explotar por los chorros de dolares que le llegan a Venezuela desde el imperio. Pero claro debemos comprender que el uno supremo es el rey de la doble moral, es decir fijate en lo que digo no en lo que hago. Pobres chaveceros solo ellos se creen las mentiras de su comandante. Chaveceros quedense con su rollo psicologico, sabemos que les gusta que les mientan y les ordenen alla ustedes, pero conmigo no se metan que yo no tengo ese trauma infantil, asi que digo y hago lo que libremente me sale en gana

    ResponderEliminar
  34. Amigos todos:

    Gracias por sus aportes y este tremendo debate.

    Malacondria:

    Que los jovenes se hallan despojado de sus franelas rojas y el retiro, era lo menos que podian hacer para contrarestar la trampa que precisamente "los rojos" quizieron tenderles.

    Su escacapada fue sensacional, semejante a la del mago Doumblendore en Harry Potter y La Orden del Fenix cuando quisieron atraparlo.

    En materia juridica existe la figura de "la declinacion por seguridad publica".

    Esta se da cuando NO EXISTEN CONDICIONES para un juicio justo y cuando el publico que pueda asistir a presenciar los debates, testigos, etc. es HOSTIL como en este caso.

    De ñapa, ni siquiera el arbitro (Cilia Flores) lo era.

    De ahi es que apoyo que los estudiantes se retiraran, tal como he narrado en este tema.

    ResponderEliminar
  35. Doumblendore en esa historia estaba en una situación muy diferente, de la que estaban mis compañeros estudiantes en la asamblea :D.

    Y entiendo muy bien lo que usted quizo decir. Pero, yo sigo sin estar deacuerdo con la actuación, sin contar que el discurso fue leido, que eso le quita cierta credibilidad. Ojo: yo no puedo juzgar si ellos de verdad lo escribieron o no(siendo yo una las que necesita un papel para guiarme en una exposición o si no me voy para el infinito y más allá :P)y que muchas gente se les olvida que son muchachos que no estan muy acostumbrado en manejarse en ese tipo de ambiente. En fin la cosa que critico es la manera en que ellos transmitieron dicho mensaje, hubo muchas cosas en la cual colaboraron que el mesaje no fuera captado como se debía, y ellos no tuvieron cuidado lamentablemente, porque el mensaje era bueno.

    Y que se fueran, tambien entiendo el porqué, pero sigo sin apoyarlo.Pero, ¿qué se va hacer?, cada uno pelea sus batallas con sus propias armas; y esa fueron las suyas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  36. Malacondria:

    Si la comparecencia de esos jovenes hubiera sido en un ambiente propicio estuviera de acuerdo contigo.

    Lamentablemente no lo era.

    Ademas al parecer te dolio mas eso que usaran la bandera al reves

    ResponderEliminar
  37. ¡¡jajajaja!!, oiga señor, si en el tema se hubiera metido lo de mi pobre y querida bandera nacional, les muestro sin lugar a duda mis argumentos ;), pero como no lo metieron no lo mencioné (aunque me pregunto si la gente que voltea la bandera ¿no tendrá curiosidad en saber qué mensaje le está dando al país al hacer eso?).

    Ya le dije "cada uno pelea sus batallas con sus propias armas", la verdad que no es algo que me quita el sueño, lo que pasó pasó, sino que es que como está la situación en el país donde hay grupos con ideologías muy radicales, creo que es muy difícil conseguir un ambiente propicio. Se lo digo porqué yo lo he sentido por todos lados, o digame el porqué no se ha manifestado grupos que no están deacuerdo con lo que está haciendo el gobierno pero tampoco con lo que están haciendo los estudiante, y los hay con propuesta y no les han dado el espacio y esas personas igual exponen sus ideas, aunque no sea escuchadas como tal, y son panas mio, no es solo con eso,sino con otros hechos, he visto hasta grupos que donde consigue espacio, ahí van para exponer sus inquietudes a pesar de las presiones.

    Por ello no me cabe en la cabeza lo del que no hubo un ambiente propicio.

    P.D.: Creo que me emocioné en este post XD.

    Saludos ;).

    ResponderEliminar
  38. Malacondria

    Eso depende desde que lugar defines de lo de "ambiente propicio".

    Desde el punto de vista de los estudiantes chavistas, ese era el mejor de los ambientes con Cilia Flores a su favor, con tener el ultimo turno, y con estudiantes y parlamentarios al 100% aplaudiendoles todo cuanto digan.

    En cuanto a la bandera, en los Estados Unidos LE PRENDEN FUEGO y todo el mundo lo aplaude, incluso existen sentencias emitidas por los tribunales yankees en donde lo reconocen como un DERECHO CONSTITUCIONAL A LA PROTESTA.

    ResponderEliminar
  39. Señor Manuel, tenga cuidado con las generalidades, que no todo el mundo lo aplaude la quema de una bandera (sea del país ue sea),entre ellos estoy yo (aunque sea un derecho constitucional,aunque lo respeto), tengo mis argumentos tambien, pero no lo voy a exponer para no cambiar radicalmente el tema. Lo que sí voy a decir,es que hay que tener mucho cuidado con esas cosas por muy pequeñas que sea,porque si vas a transmitir un mensaje para una determinada población, te puedes contradecir con tus acciones,y peor que no lo sepas, entre eso está en voltear la bandera. Esta bien se está en el derecho de hacerlo, pero tienes que saber que estas haciendo, aparte del para qué lo estas haciendo.

    Y lo que usted dijo:-Eso depende desde que lugar defines de lo de "ambiente propicio".-

    estoy deacuerdo con eso.

    pero vamos a poner un caso hipotetico en que las cosas se dé en la forma inversa, es decir, que la Asamblea Nacional fuera 100*100 oposición, en ese caso los estudiante chavista hubiera tenido las desventaja, y si hubiera tomado esa misma actitud de retirada, yo tendría esta misma opinión; ¿Por qué?, creo que como está la situación en el país,y además el radicalismo que está presente en la población, es muy dificil conseguir "un ambiente propicio" para que ese debate se dé; y si vamos ha estar en la busqueda de ese espacio, creo que va a pasar mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  40. Hola Malacronía:

    Ya viene en camino el tema sobre el uso o no de las banderas como señal de protesta, dedicado a ti.

    En cuanto a lo demas, creo que deberias ponerte en el lugar de esos estudiantes, pues ellos estaban en una situacion no apta para un debate, y la ESENCIA de lo que buscaban (transmitir su mensaje y ejercer el derecho a replica por ante el mismo escenario en que fueron vilipendiados por Santos Amaral) LO CUMPLIERON.

    Pero no solo eso, TAMBIEN SEÑALARON EL LUGAR DEL DEBATE que era la universidad, las calles y los medios.

    En ese sentido los estudiantes chavistas ACUDIERON A ESE LLAMADO, aunque SE PLUMEARON con el debate pactado el miercoles.

    Amiga
    Hasta ahora los estudiantes no afectos al chavisto, llevan la delantera.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo