Páginas



viernes, 19 de noviembre de 2010

Leonel Fernández I: ¡¡SE QUEDA!! (II)


Los posibles escenarios nacionales que analizan el Emperador Fernández I de Quisqueya y sus vasallos de la Fundación Global para perpetuarse en el Poder.



En mi reciente “safari” por tierras dominicanas atendiendo asuntos jurídico - personales, aproveché para girarles visita a algunos amigos… Uno de ellos es el dilecto Miguel 344 (Miguel Sosa) del desaparecido foro Clave.

A pesar de que la visita giraba fundamentalmente para “pasar revista” sobre la repentina y misteriosa desaparición de Clave Digital, nos centramos mayormente en cuanto a las posibilidades reales de que Su Alteza Leonel Fernández I, Emperador de Quisqueya “por la gracia de Dios y el PRD” optara por quedarse o no al frente de los destinos de la ex República Dominicana a partir del año 2012.

Al amigo Miguel, le expuse las tesis que he enarbolado en este blog y en facebook sobre el particular:

Tesis 1.
La fórmula Kirchner al estilo dominicano.

Tal como ha acontecido en la historia política de la humanidad, para tener el Poder, no necesariamente hay que ser Presidente de la República, Monarca o Primer Ministro, tan solo basta erigirse “Hombre Fuerte”, permitiendo que personas de su confianza, “nominalmente” encabecen la jefatura de los Poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Constitucional, Municipal, Electoral, etc.), pero sin ningún poder real… Supeditados a las órdenes o caprichos del “líder supremo”.

Acontece actualmente en Rusia, mediante la fórmula Medvedev – Putin, en que el primero ejerce la titularidad de la Presidencia, mientras el segundo se autoproclama Zar, ostentando el cargo de Primer Ministro.

Igual en la Argentina, con la fórmula de los esposos Kirchner: Cristina Fernández Vda. Kirchner ejercía la titularidad nominal de la Presidencia, mientras que su esposo el ex Presidente Néstor Kirchner era quien impartía las órdenes, mientas ostentaba la jefatura del Partido Justicialista (peronista).

En la ex República Dominicana durante “la Era” (1930-1961), el Generalísimo Rafael Leónidas Trujillo Molina, se alternaba entre la Presidencia de la República, Embajador Especial y la Jefatura Suprema de las Fuerzas Armadas, mientras que personas de su estrecha confianza (cuando no ostentaba la titularidad de esos cargos), se encargaban de recibirle ordenes y firmarles papeles en calidad de Presidentes “gomígrafos”.

Muy reciente, es la brasileña fórmula Lula - Rousseff , en la cual el primero se larga de “bonche internacional” a cobrar los réditos de su gestión, mientras que la segunda se encargará de “cuidarle el cargo” hasta el año 2016.

En este caso, Lula Da Silva, con la enfermedad de cáncer que padece su “guachimana”, garantiza regreso triunfal para la fecha prevista.

Regresando con lo dominicano, con la robo reforma constitucional, al eliminarse que los Presidentes en ejercicio se postulen a la Vice Presidencia, con los antecedentes antes señalados y el monumental triunfo electoral de Su Majestad Leonel Fernández I el pasado 16 de Mayo del 2010 sobre sus supuestos “opositores” (?) garantizando el control absoluto de todos los demás poderes del Estado… Podía “irse de parranda”, dejar a su esposa como “regente” del trono y dar las ordenes correspondientes “larga distancia e internet”.

La fórmula empleada hubiera sido Margarita Presidenta y Leonel Vicepresidente, obligando a la titular que le firmara “renuncia” pero “sin fecha” para que sus acólitos del Poder Legislativo se encarguen del “resto del papeleo”, por “si acaso” surge algún tipo de conflicto conyugal…

O en defecto, que tanto Emperatriz como Vicepresidente, firmen sendas “renuncias sin fecha”, para que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), presente a “su amado líder” como “candidato único” ante la Asamblea Nacional en la terna prevista en el Art. 129.6 de la Constitución.

En definitiva: La Emperatriz “firma los papeles”, mientras el Emperador continúa al frente de los destinos dominicanos en calidad de “hombre fuerte”, con “contraescritura” de garantía + el control de todos los demás poderes del Estado.

Tesis 2.
Granadazo económico + estallido social que provoquen el regreso del Emperador por elecciones anticipadas.

Tomando en cuenta que el Emperador Leonel Fernández I, durante su primera gestión gubernamental, le dejó a su sucesor Hipólito Mejía, el germen que desencadenó la mega crisis bancaria del 2003.

Tomando en cuenta, el histórico triunfo electoral del 16 de Mayo del 2010 + el tétrico pacto de las corbatas azules, que le garantizan el control absoluto de todos los Poderes e instituciones del Estado dominicano durante los próximos 10 años, léanse: Tribunal Constitucional, Poder Judicial, Junta Central Electoral, Tribunal Supremo Electoral, Cámara de Cuentas, Liga Municipal Dominicana, Junta Monetaria, Poder Legislativo, Fuerzas Armadas, Policía Nacional y hasta la mayoría de los empleados del Estado.

Tomando en cuenta que la nueva Constitución, ratifica el “Juicio político” contra cualquiera de los servidores del Estado, empezando por el Presidente de la República, a cargo del Poder Legislativo, controlado prácticamente en sus ¾ partes por el Emperador.

Tomando en cuenta que esa Constitución, consagra la figura del “plebiscito” o “referéndum” y que este en modo alguno prohíbe la convocatoria a “Elecciones anticipadas”, en caso de destitución previa (Artículo 210).

Creíamos, que Su Majestad Leonel Fernández I, Emperador de Quisqueya “por la gracia de Dios y el PRD”, perfectamente podía dejarle “el rancho ardiendo” a la persona que fuese electa Presidente de la República, para que le explote “el bombazo nuclear económico”.

Ese bombazo, está a la vista, con el hipotecamiento galopante de los esclavos dominicanos, con aumentos monstruosos de la deuda externa casi impagable, el déficit cuasi fiscal, deuda social y el robo descarado de los recursos naturales… La ex República Dominicana se encamina a la ruina total y al “default” internacional.

Mientras que el nuevo Presidente, al no contar con NINGUN PODER DEL ESTADO se verá atado de pies y manos para tomar las medidas pertinentes, que puedan por lo menos, frenar o “amortiguar” el impacto de la mega grave crisis que heredará… Al no poder “trancar” a los actuales responsables de la tragedia nacional, aprobar leyes de interés nacional ni moratorias ni nuevas deudas, ni tampoco poder satisfacer el voraz clientelismo de su propia parcela en el aparato estatal.

Todo ello, irremediablemente, traería como consecuencia, estallidos sociales que empujarían a juicio político, destitución y convocatoria a Elecciones anticipadas que traerían de regreso al trono “en los brazos del pueblo” a Su Majestad Leonel Fernández I “por los siglos de los siglos”.

Tesis 3.
Si el Emperador puede mantener la “estabilidad cambiaria” durante los próximos 4 a 8 años, ¡¡se queda!!

En vista que la nueva Carta Magna, proclamada el 26 de Enero del 2010, no le impide en modo alguno a Su Majestad Leonel Fernández I, nuevamente postularse en las elecciones del 2012, por razones requete explicadas.

En vista que el Emperador de Quisqueya, cuenta con el control absoluto de todos los Poderes del Estado, facticos, económicos + multi voluminosa clientela política y sin ninguna oposición real que le adverse.

Lo único que le impediría postularse, es que no pueda garantizar la estabilidad cambiaria ( +/- 37 pesos por 1 dólar) durante los próximos 4 a 8 años.

En cuanto al supuesto impedimento legal: Bastaría para derrumbarlo con sentencia favorable del próximo Tribunal Constitucional (que dominará a su antojo) o de los actuales incumbentes de la Suprema Corte de Justicia (dispuestos “a lo que sea” por mantenerse en sus confortables cargos, Ej. Caso Sun Land) o del Tribunal Supremo Electoral (que también dominará a su antojo) que declaren “no aplicable” la actual Ley Fundamental y/o “admisible” la probable candidatura de Su Alteza Imperial.

Y si lo que pretende es reelegirse consecutivamente en el 2012, 2016, 2020, 2024… “Hasta que el cuerpo aguante”… Tan solo le bastaría convocar la Asamblea Nacional (donde tiene prácticamente las ¾ partes de los votos para modificar la actual Carta Magna), para que le quite “esa y cualquier otra cosa que le moleste” de su camino y/o convocar a plebiscito que le otorgue "permiso" (El Art. 210 tampoco prohibe esa posiblidad)

El dominicano, con lo “ñoños” que son con “su estabilidad” + los “fracasos” del Partido Revolucionario Dominicano + los “éxitos” del Emperador + la “anexión” del Partido Reformista a la Monarquía = No se atreverían con otras opciones.

CONCLUSION:

Todas esas tesis fueron encontradas “interesantes, curiosas y sorprendentes” por parte de mi amigo Miguel 344.

Perooo, aunque admitió que estos escenarios son muy probables… Nos esgrimió “otras tesis” que apabullan, hacen palidecer y dejan en ridículo las de mi autoría.

En resumidas cuentas, todas ellas confluyen en que Leonel Fernández ¡¡SE QUEDA!!

Esas otras hipótesis, tesis, teoremas, maromas y misterios esgrimidos por ese amigo, los dejo para el próximo tema…

TEMA RELACIONADO:

* Leonel Fernández I: ¡¡SE QUEDA!!

2 comentarios:

  1. Miguel_3448:46 p. m.

    Mi Hermano manuel,Ya hice una cita con mi peluquera para darme un tinte morado en el cabello.

    EL Emperador Leonel se queda con la nona, por la Voluntad del Pueblo dominicano y por La Gracia de Dios.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo