Páginas



lunes, 16 de abril de 2012

La "Brahma" se traga a "Presidente".


Vida, pasion y muerte de la marca comercial mas exitosa de la historia dominicana.


¡Gloria al vencedor! ¡Honor al vencido!!
El Mariscal de Ayacucho.

“¿Quién da má$?” se llama uno de mis programas de televisión favoritos, en donde los protagonistas de la serie (Barry Weiss, Darrell Sheets, Jarrod Schulz y Dave Hester) participan en las subastas de los almacenes de depósito abandonados por sus dueños, para surtir sus tiendas de mercancías de “segunda mano” 

Un programa de televisión muy educativo, porque enseña como es el mundo capitalista de los negocios, al observar como los participantes de la serie, incurren en diferentes trucos, mañas, estrategias y artilugios para quedarse con la mercancía subastada o para destruir al rival.

Una de las tácticas “destructivas” es ofertar por el contenido de un almacén que en realidad no le interese  (bajo el entendido de que es mercancía de poca calidad) pero si le pueda interesar al rival (para llenar la estantería), para que lo compre por encima del valor real y no tenga ganancias en la reventa.

O en defecto, pujar por un almacén que tenga mercancía que valga la pena, para finalmente adjudicárselo, pagando cifras muy por encima del valor real, para que el rival no se quede con ella y desvalorizarlo moralmente… Y asi sucesivamente, en todas las demás subastas, hasta hacerlo “saltar” del negocio…

Ya fuera de lo que es ese programa, uno de los viejos trucos para destruir “la competencia” en el salvaje capitalismo neoliberal de los negocios, es vender el producto a precio de fabrica o subsidiado al consumidor durante un tiempo determinado…. Hasta doblegar al rival con quebrarlo, desaparecerlo o absorberlo, al no poder hacer lo mismo con sus productos… Y ya con el monopolio del mercado, abusar del consumidor o cliente a sus anchas….

Semejante situación acaba de acontecer al concretarse la transacción comercial más fabulosa de todos los tiempos en la ex República Dominicana, escenario de la última gran batalla entre los titanes cerveceros del mundo,  en donde el todopoderoso giga- monstruo consorcio Anheuser-Busch InBev N.V./AmBev (Brahma) triunfa al poner de rodillas y absorber a su rival local Cervecería Nacional Dominicana (Presidente), de paso humillando a su tercer más grande rival global Heineken International que pretendía quedarse con el negocio....
 
Historia Patria.

La Cerveceria Nacional Dominicana y su producto estrella “Presidentedesde 1935 ha sido amo y señor del mercado cervecero de la ex Republica Dominicana, extendiendo exitosamente sus operaciones al resto del caribe y Estados Unidos.

En ese camino, han vencido “intentos de competencia” como las cervezas Quisqueya, Soberana y Bohemia, las cuales han derrotado con la desaparicion o la absorcion como en el caso de la ultima marca... Valiendose para ello de metodos semejantes a los empleados por sus actuales propietarios (AmBev), mientras que tambien se afianzan en la mente del consumidor dominicano patrocinando eventos deportivos, culturales, generando empleos y organizando actividades artisticas, muy en especial al adueñarse de los Premios Casandra en ingeniosa operacion en la que registraron para si el nombre.

Hasta que en 2004 hace su aparicion AmBev Dominicana (Brahma) filial de AmBev (Compañia de Bebidas de las Americas) con su catalogo de productos encabezados por la legendaria cerveza “Brahma” creada en 1888.

Al principio de su llegada, se generaron algunos “runrunes” en el mundo financiero sobre sus pretensiones monopolicas en Dominicana, ya que esta empresa venia antecedida de adquisiones y fusiones (Brahma y Antarctica. Brasil, 1999), (Quilmes. Argentina, 2002) y coincidía con la fusión con InBev (Interbrew) realizada justo en ese año de su arribo.

Temores que se acrecentaron en 2008 al estos adquirir Anheuser-Busch (Budweiser) para convertirse en la más grande multinacional cervecera del mundo, para luego darle “caza” a su rival “Presidente” con el subsidio de su producto “Brahma” abaratándolo al consumidor a razón del 3 x 1 sobre su rival, creando un catalogo de artistas exclusivos para sus propias actividades, implementando agresivas campañas publicitarias, invitando con todos los gastos pagos a personalidades y periodistas a los carnavales de Brasil para “codearlos” con grandes celebridades mundiales en su “camarote” del sambodromo, etc. etc.….

Bombardeo inmisericorde que Cervecería Nacional Dominicana soporta estoica y heroicamente durante todo ese tiempo con jugadas de ajedrez como el colocar a “Bohemia” como el competidor de “Brahma” para proteger la marca líder, reincorporar el Festival Presidente de la Música, institucionalizar “El Verano Presidente”, capitalizar la empresa con la emisión de bonos, expandir operaciones en el Caribe y el recurso extremo de “vetar” a los artistas del catalogo rival en la alfombra roja y galardones de “El Casandra”

La agonía de Presidente.

- Tratándose de una empresa pequeña, en un paisaje pequeño, subdesarrollado y sodomizado como la ex República Dominicana frente a tan poderosísimo “competidor”, proveniente de uno de los países territorialmente más grandes del mundo y potencia económica emergente como Brasil… Con millones y millones de dólares, recursos y consumidores en todo el mundo. 

En consecuencia, con el poco apego, patriotismo y apego del dominicano hacia sus productos.

- Tomando en cuenta que los Hermanos León Asencio, son hombres y mujeres longevos, de la tercera y cuarta edad, sin fuerzas físicas y mentales para dar la batalla final.

- Tomando en cuenta que las empresas del Grupo E. León Jiménez, entre ellas la Cervecería Nacional Dominicana, desde hace pocos años, se encuentra bajo el control de la “nueva generación” de la Familia León…. Desprovistos de la experiencia, sabiduría, pasión, garra, combatividad, orgullo, sentido de propiedad, vocación de trabajo y sacrificio de sus padres.

Asi como los sucesores de Pedro A. Rivera a raíz de su muerte, optaron por el camino fácil de la venta de Industrias Veganas (INDUVECA) para vivir de la renta y el cuento…

- Ante el acoso implacable de los nuevos competidores… No tuvieron más remedio que irse por el camino fácil de la venta a favor del rival, en lugar del largo y doloroso camino de darles batalla por la supremacía del mercado cervecero.

LA BATALLA FINAL: Heineken  llama al diablo y sale “juyendo” al verlo llegar.

La claudicante Cervecería Nacional Dominicana al decidir sus dueños venderla, necesariamente debía pasar por todo un proceso técnico-administrativo-legal para concretizar esa venta.

1) Hace la oferta, 2) Las auditorias para determinar el real estado financiero de la empresa, 3) La tasación a cargo de peritos designados entre las partes para tener a mano el “estimado” con el cual harán las negociaciones.

Pero también hay otras condiciones indispensables que deben tomarse previamente, como es el ofrecimiento en venta al resto de los accionistas.

En este último caso, E. León Jiménez es propietaria del 83.5 % de la empresa, mientras que el resto se reparten entre 33 adineradas familias dominicanas, quedando un 10% a favor de la Heineken Internacional.

Tratándose de una empresa tan grande e influyente, la máxima contribuyente a las arcas del Estado… Es lógico suponer que en los Estatutos constitutivos, existan clausulas en donde se obligue a las personas propietarias de acciones que desean vender, ofertarlas al resto de los accionistas.

De esa premisa y tomando en cuenta que la Heineken International es el tercer consorcio cervecero más grande del mundo, se interesara y decidiera meterse formalmente en la puja, para evitar que su rival se alzara con la propiedad de la misma ante sus narices y se expandiera en el Caribe para su propia vergüenza.

Por ello, basándose en la tasación por 1200 millones de dólares, originalmente la venta fue fijada en 1300 millones a favor de Ambev, posterior sube a 1500 por contraoferta de Heineken… Luego la batalla prosigue entre ambos ofertantes hasta alcanzar la cifra de 1600 millones de dólares nuevamente a favor de Heineken…

Aparentemente el negocio queda cerrado, la Familia León Asencio logra un extra de 400 millones de dólares por encima del valor real de su empresa cervecera, unido al hecho de que Heineken como accionista tenía preferencia en la transacción… La venta era un hecho y se estaban haciendo arreglos finales para  cerrar el acuerdo el pasado viernes 13 de Abril…  Hasta que repentinamente AmBev “patea la mesa” para ofrecer la astronómica, fabulosa e increíblecifra de 3,500 millones de dólares¡¡MAS DEL DOBLE!! Desmoralizando al “cuasi” comprador, echándolo del negocio con una patada por el cul@ comprándole parte de sus propias acciones y obligando a carabina a los León a venderles a tan tentadora cifra.

Un traspaso y control “gradual” a los nuevos dueños en lo que se “familiarizan con el negocio” como han hecho en todas sus demás adquisiciones.

NOTA: La venta figura oficialmente en los 1.237 millones dolares de la tasación, por razones puramente legales-tributarias.

CONCLUSIONES:

Muy lamentablemente los sucesores de los hermanos León Asencio no tuvieron los pantalones y faldas de sus progenitores para hacerle frente al enemigo, sucumbiendo miserablemente ante este.

Muchos alegaran que conservan la Presidencia del Consejo Directivo, se echan al bolsillo 2 mil millones de dólares y preservan una buena tajada de acciones… Pero eso no es suficiente para el orgullo de esa familia que por primera vez sucumben ante el enemigo, pasando de “dueños” a empleados subordinados a las directrices de un nuevo amo extranjero.

Pero pudieron haber hecho más, pudieron haber agotado el resto de las municiones buscando verdaderas alianzas estratégicas con otras empresas similares en el mundo o atrayendo nuevos inversionistas, en lugar de lanzar “bonos”-

Debieron en su oportunidad, más temprano, insistir con Heineken o aliarse con el demonio, con quien sea  ¡¡MENOS CON EL ENEMIGO!!

Lo peor de todo esto, es que se acaba de perder el ultimo orgullo de la dominicanidad, porque si la “Presidente” por razones legales no desaparecerá (los monopolios privados están prohibidos en la Constitución) no es menos cierto que el producto, la marca, la calidad y su liderazgo pasara a un segundo plano por debajo de “Brahma”

Aparte de que a partir de mañana, los dominicanos dejaran de beber cerveza buena y muy barata, para beber rastrojos con “olor” a cerveza a precios abusivos.

Semejante a lo acontecido con CODETEL-VERIZON… Que ahora lo hacen “a lo Claro”, con su pésimo “servicio”, cuando en su oportunidad los dominicanos disfrutaban de la telefonía más moderna y avanzada de Latinoamérica, a la par con Estados Unidos y Europa.

Esta venta, aunque las bocinas de la Monarquía digan que es “signo de confianza en la salud económica del país y en las ejecutorias del Emperador”, perdemos competitividad y orgullo nacional ante tan irreparable pérdida de nuestra “marca líder” 

Por ello les invito a que nos tomemos nuestra cerveza “Presidente” antes que se encarezca y desmejore el producto, brindando por ella y exclamando:

¡¡GLORIA AL VENCEDOR Y HONOR AL VENCIDO!!

Nuevamente excusas por los errores, redacto en laptop y no entiendo esto.

2 comentarios:

  1. Anónimo11:02 a. m.

    Espero que los brasileños de Cerveceria no hagan como el amigo Carlos Slim, mexicano, de Codetel, que, segun comentarios, se llevaron las centrales modernas que encontraron en Codetel para la sede de Mexico y dejaron el pais con las viejas centrales analogas. Por eso el servicio de Claro en el pais es tan deficiente, pero no importa, su mexico tiene mejor servicio. Lo mas probable es que Orange tendra que comprar a Claro, un poco mas adelante, si es que Slim deja algo del antiguo explendor de Codetel.

    ResponderEliminar
  2. Por eso hago mencion de ese hecho, ahora estan "a lo Claro"... Ese pronostico que dices, podria ser, pero de aqui a 10 años, cuando Slim por su glotoneria se jarte de ganar dinero, se ponga mas viejo, enferme y vengan sus hijos a tomar el mando... Ojala que Orange compre eso y que lo convierta como su "plataforma" para extenderse al resto de America.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo