Páginas



domingo, 21 de agosto de 2016

Donald Trump y síndrome del empresario “enganchado” a político.


Jacinto Peynado, Miguel Vargas y otros más, han sufrido de esa “enfermedad”


Los empresarios están acostumbrados a mandar, dictar órdenes y ser obedecidos. No son personas capaces de “recibir órdenes” ni sentirse “subordinados” a directrices de organizaciones políticas ni a asesores o estrategas cuando se trata de actividades políticas partidistas.

Esa es la realidad monda y lironda.

Ahora, como son “empresarios” el ejercicio político partidista es “algo ajeno” y por ello al principio, se buscan a los mejores estrategas del mercado y obedecen al pie de la letra, todos los consejos u orientaciones que estos le van trazando. Luego que escalan algunos peldaños, creen que “aprendieron”, no se llevan de nadie y siguen sus propias pautas, creyendo que la política es “empresa”.

Ese "sindrome" fue el que padecieron Jacinto Peynado y Miguel Vargas Maldonado desde que fueron candidatos presidenciales y a partir de ese momento, todos saben la historia. Por ese camino va Donald Trump.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo