Páginas



martes, 21 de noviembre de 2006

EL CARDENAL CASTILLO LARA, EJEMPLO DE LO QUE NO DEBE SER UN SIERVO DE CRISTO.




Amigos:

Estando por estas tierras venezolanas, mi capacidad de asombro esta a punto de derrumbarse ante la enorme cantidad de politiqueros que infectan la sociedad venezolana, uno de esos politiqueros baratos es quien se hace llamar el Cardenal Rosalio Castillo Lara.

Este señor, supuestamente un hombre de Dios, Príncipe de la Iglesia, etc., ES EL POLITIQUITO MAS INFAME DE TODA VENEZUELA Y MAS ALLA!!!

El Monje Rasputín, asesor de los zares rusos, jamás había sido tan infame y despreciable como este supuesto representante de Dios, veamos en resumidas cuentas, de porque un siervo de nuestro señor Jesucristo, no debe seguir los pasos de ese individuo:

Denuncia a Chávez como TIRANO.

Solo un hombre mentiroso y canalla es capaz de soltar un disparate de esa naturaleza, acá ya he comentado de que salvo excepciones, existe una gran libertad de expresión, tan así que este cuando denuncia a Chávez como tirano y de no permitir la libertad de expresión? TIENE COBERTURA EN TODOS LOS MEDIOS.

Conspirador impenitente.
Participó de forma activa dentro de los conspiradores del golpe de Estado, perpetrado del 11- 13 de Abril del 2002, también apoyó de forma decidida los paros petroleros y cuanta manifestación antichavista habida y por haber, con el malsano objeto de que RENUNCIE y no para fines de reinvindicaciones sociales.

¿????
Me gustaría saber como un siervo del señor puede ostentar una residencia como la que este señor tiene, sin llevar una trayectoria de empresario, banquero, hacendado o algo parecido.

Una residencia llena de todos los lujos y confort de todo un Príncipe Terrenal!!!

De donde saco el dinero para comprarla??

De las ofrendas??

Del Banco Ambrosiano, del cual era uno de sus jefes??

CONCLUSION:

Un siervo del señor no debe ostentar los lujos que exhibe el indicado Cardenal, tampoco ser mentiroso.

Pero tampoco debe ordenar VOTAR por una de las opciones electorales como este de forma tan descarada hace.
Si estamos de acuerdo, con que los seguidores de Cristo, deben denunciar las injusticias que afectan a todo el mundo, creyente o no, así como lo hacia Cristo. Pero no ser cómplice de las mismas.

Por ejemplo:

Si existen actos de corrupción comprobables, necesidades de la comunidad, carencias, abusos, etc., es su deber denunciarlos, pero no tomar parte a favor de bandos políticos, no mentir, no fabular ni nada por el estilo.

Un siervo de Cristo debe SIEMPRE buscar la justicia y ser sobre ser un negociador y conciliador. Un ente de equilibrio en donde todos se sientan representados.

Aprovecho para destacar que el Cardenal Urusa Sabino ha sabido comportarse adecuadamente en eso último.

TEMA RELACIONADO:

http://manuel-miranda.blogspot.com/2006/11/ay-papa-el-presidente-de-la-sip-molina.html#links

1 comentario:

Lectores en linea ahora mismo