Páginas



lunes, 19 de octubre de 2009

LA VERDAD DEL “RETORNO” DE MANUEL ZELAYA A HONDURAS.


Pacto político electoral “por debajo de la mesa” auspiciado por Brasil.


Las recientes declaraciones del Presidente Manuel Zelaya en que tácitamente admite la “legalidad” de su destitución, confirman mis sospechas de “arreglo por debajo de la mesa” de este con el Presidente Roberto Micheletti y factores políticos hondureños…

Nosotros habíamos alertado en tema anterior, que el “regreso” de Zelaya a Honduras, con el auspicio del Presidente Lula Da Silva “no era gratuito” y que este último “no pierde” cuando se mete en algo.

La verdad:

En otro tema, habíamos analizado que por estar el Presidente Zelaya de “burro” al no aprovechar la presente coyuntura electoral de la República de Honduras, perdía la gran oportunidad de convertirse en factor decisivo para inclinar la balanza a favor de cualquiera de los candidatos en disputa, ganar espacios de Poder, conservar sus millonarias riquezas e inversiones personales y preservar su carrera política.

Al parecer hubo algunas personas allegadas que le sugirieron leerme y puso en marcha la idea.

Claro está, que en vista de que la comunidad internacional, encabezada por el Presidente Hugo Chávez y el ALBA, le han manifestado gran respaldo político, logístico y monetario + no “decepcionar” a su 15% de fanaticada, ha tenido que “verse obligado” montar grandes espectáculos, shows y eventos para “exigir a los golpistas su restitución incondicional”.

Todas esas maromas, brincos y saltos mortales, son conocidas y habían “fracasado”. No obstante quiero referirme a la más reciente:

Zelaya “regresa” a Honduras y “radica” en la Embajada Brasileña.

Mientras el mundo se convulsionaba con el “regreso” del Presidente Zelaya a “Honduras” pero en calidad de “huésped” en la Embajada de Brasil.

Mientras el destituido Presidente usaba las instalaciones de la Embajada como “fortín y comité de base” con la complicidad del gobierno brasileño, sus seguidores “celebraban en las calles” y el Consejo de Seguridad de la ONU emitía una “extraña” Resolución de respaldo a la República de Brasil por los incidentes dentro y fuera de su Embajada en Tegucigalpa…. El suscrito se limitaba analizar los acontecimientos y sacar conclusiones…

La llegada

Zelaya ingresa a territorio hondureño, en misteriosas circunstancias que este no ha querido informar, que ignoran sus propios amiguitos del ALBA y lo más intrigante: Que el mismito gobierno provisional de Roberto Micheletti “no ha querido” investigar, determinar responsabilidades, dictar sanciones y mucho menos dar a conocer, tratándose de un asunto de “seguridad nacional” que les compete y afecta directamente.

Desde el principio de “la llegada” me pareció muy extraño, que estando custodiada la Embajada brasileña por efectivos militares y policiales hondureños, el gobierno de Micheletti no se diera cuenta de “los movimientos” en torno a las inmediaciones de esas instalaciones y que esa “llegada” les tomara supuestamente “de sorpresa”

Si quien hubiese ingresado a esa legación, hubiese sido únicamente y exclusivamente el Presidente Zelaya, hubiese encontrado lógico y natural que así fuese, porque le hubiera bastado con hacerlo desde cualquiera de los vehículos de los funcionarios consulares y diplomáticos brasileños acreditados en Honduras, ya sea en el baúl de un carro o la comodidad de una furgoneta, camioneta o yipeta, como se estila en todos los casos “normales” de asilo y refugio.

Peroooo no es verdad que el gobierno de Micheletti, a quien le corresponde velar por la seguridad de esas instalaciones diplomáticas, no se iba a enterar en el mismo instante, que Zelaya ingresaba junto a 300 de sus seguidores… A partir de ese momento, empezaron mis sospechas.

Lula Da Silva

Señoras y Señores:

Si hay alguien que ha demostrado que no tiene nada de pendejo, que "no se mama el dedo" y que no hace nada gratis, es el Presidente Lula Da Silva.

Lula es tan tíguere que es capaz de "cobrarle" a Zelaya, Micheletti, los candidatos hondureños, Estados Unidos y Venezuela, quedando "jevi" con todos.

Zelaya no se fué con sus 300 seguidores a cualquiera de las Embajadas del ALBA, Costa Rica, Unión Europea o Estados Unidos, que son partes beligerantes en el conflicto y que “le hubieran dañado el negocio”

Por ello es que tomando en cuenta sus habilidades mediadoras, “las partes en conflicto” acudieron al Presidente Lula, para que “les diera la manita” para “arreglar las cosas”.

Zelaya admite la legalidad de su destitución.

El “retorno” de Zelaya a Honduras, no es más que la concreción del Pacto al que ha arribado con el gobierno provisional y alguna de las fuerzas políticas en disputa en las Elecciones Generales de Noviembre de este año.

No son casuales las infidencias y develaciones sobre informes "confidenciales" de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos y del Departamento de Asuntos Políticos la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en donde "reconocen" que la destitución del Presidente Zelaya es completamente "constitucional y legal", de los cuales las partes en conflicto han tenido acceso de primera mano.

Por ello, Zelaya ni tonto ni perezoso, pacta, regresa y se “constituye en prisión domiciliaria”… En esos casos, el “recinto elegido por las partes” son las cómodas instalaciones de la legación brasileña.

A pesar de estar fuertemente custodiadas esas instalaciones y sus alrededores por efectivos militares del gobierno provisional… Se le permite al Presidente depuesto, “complacer a sus seguidores” montando todos los espectáculos que quiera, desde mítines, protestas, recibir amigos, familiares, diplomáticos, candidatos y hasta periodistas que quieran entrevistarlo.

Zelaya puede dar conferencias de prensa, emitir alocuciones, tomarse fotos, recibir regalos, hacer y deshacer a sus anchas en la sede de esa Embajada, sin ser molestado… Por ello, es que actualmente los funcionarios brasileños se la han "entregado", ejerciendo sus labores en otros lugares…

Claro está que “pa que no digan” el gobierno provisional, ocasionalmente le corta la electricidad, teléfonos, agua e internet; echa gases y le “limita” las visitas para evitar sospechas. Por igual, acompañadas por pirotécnias verbales contra los brasileños y viceversa....

Por esas razones:

Zelaya retoma “las negociaciones” con el gobierno de Micheletti, le otorga y prórroga plazos.
Le enmienda la plana a su “canciller” la mamacita de Patricia Rodas, por ponerse a decir que “las negociaciones estaban rotas” y ahora se destapa con “poner en manos del Congreso su reinstalación”

Si precisamente ese Congreso fue quién lo “destituyó”, solicitarle a ese mismito Congreso “reponerlo”, es admitir la legalidad de la acción que lo puso “out” de la Presidencia Hondureña.

De paso, su regreso y “prisión domiciliaria” bajo el elegante nombre de "huésped" (ni asilado ni refugiado) legitiman las próximas elecciones de Noviembre de este año.

CONCLUSION:

Les reitero: Lula ha demostrado que es el Jefe de Estado "más vivo" de la bolita del mundo y no tiene nada de pendejo para que "así por así" arriesgue la faja en rebuses en donde puede salir trasquilado.

Y lo más importante: Son más las cosas que unen, que las que separan a Zelaya de Micheletti, ambos gladiadores pertenecen al Partido Liberal hondureño.

Ustedes ya saben como son los pleitos de familia.

El desarrollo de los acontecimientos me darán o negarán la razón.

Y si estoy equivocado... Zelaya es un pendejo que ha caído en la trampa.

TEMAS RELACIONADOS:

- ZELAYA: ¡¡No seas tan burro!!

- CHAVEZ vs. LULA: Pulseada en Honduras.

- CHINA vs. TAIWAN: Pulseada en Honduras.

Blogalaxia Tags:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo