Páginas



miércoles, 14 de abril de 2010

La infantil guerrilla comunicacional venezolana



La mente ociosa es taller de Satanás.
Benjamín Franklin.

Desde hace varios días he estado escuchando sobre la creación de la “Guerrilla comunicacional” auspiciada por el Gobierno Bolivariano de Venezuela.

Les confieso que no le había puesto atención a ello, porque pensaba que se trataba de estrategia comunicacional en base al reclutamiento de ciudadanos que libre y voluntariamente, postularían a favor del Gobierno venezolano en todos los medios de comunicación visuales, radiales, televisivos e internet.

Razonaba que el Emperador Leonel Fernández I, para lograr “enfriarse” con el Presidente Chávez y que este le comprara la Refinería, le había “exportado” la idea de los “interactivos” para que le coparan foros, blogs, diarios electrónicos, programas de radio y televisión con “comentarios” favorables a su gobierno.

Pero ni una cosa ni otra.

Coincidencialmente un chavista indignado fue el que me corrigió e informó que esas “guerrillas comunicacionales” estaban lejos de lo que pensaba, ya que las mismas estarían integradas POR NIÑOS.

¿Niños voceros y defensores del gobierno en los medios?

¡¡Efectivamente!!

Buscando y buscando, pude comprobar que para esa estrategia comunicacional “en contra de los poderosos medios de comunicación” serán usados niños.

El uso de niños y adolescentes para propaganda y uso político está prohíbida por los Tratados Internacionales y tácitamente por la Constitución Bolivariana al fijar en 18 años la edad mínima para ejercer el derecho al voto.

Pero no solo ello… ¿Lo que diga un niño o adolescente en materia política será tomado en cuenta por adultos?

¿Lo que diga un niño o adolescente en materia política podrá ser asimilado por otros niños?

¿Un niño o adolescente, puede asimilar, explicar y discutir con adultos asuntos políticos?

ADVERTENCIA

Le recomiendo a los promotores de esa “brillante idea” el retiro inmediato de esos niños y los pongan hacer cosas útiles como sembrar árboles y pequeños huertos, colaborar en el aseo de su barrio o escuela, donar sus juguetes o ropas a otros niños que lo necesiten, participar en actividades culturas promoviendo los valores patrios, etc.

Y si lo que quieren es el "bochinche mediático", para eso están los adultos.

A modo que les guste hacer el ridículo internacional, semejante a los chicos del exilio cubano con Elián González, al tomar a ese pobre niño como estandarte politiquero ante la carencia de ideas, propuestas y argumentos para supuestamente combatir la Revolución Cubana.

3 comentarios:

  1. Eso no es nada raro con Leonel F :o

    ResponderEliminar
  2. Respetado y estimadísimo amigo Manuel Miranda, tu artículo simplemente es un monumento a la verdad.

    Con el siguiente párrafo haz puesto el dedo donde duele, simplemente resulta terminante:"El uso de niños y adolescentes para propaganda y uso político está prohíbida por los Tratados Internacionales y tácitamente por la Constitución Bolivariana al fijar en 18 años la edad mínima para ejercer el derecho al voto".

    Nuestras más sinceras felicitaciones.

    Un fraternal saludo.

    ResponderEliminar
  3. Erimarte
    Hasta ahora en Dominicana eso no se ha dado...

    Arcangel
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo