Páginas



viernes, 1 de abril de 2011

Trabajo en lugar de “movilizaciones de masas” en tiempos de emergencia




Luego de las torrenciales lluvias que azotaron a toda Venezuela, con la secuela de miles de damnificados, cosechas perdidas e infraestructuras destruidas o dañadas, ascendentes a miles de millones de dólares, que fue el principal argumento para decretar y promulgar “al vapor” la Ley Habilitante para que el Presidente Hugo Chávez Frías, dicte “decretos-leyes” durante 18 meses para paliar esos daños… He estado observando que las “movilizaciones de masas” convocadas por el Gobierno Bolivariano o el Partido Socialista Unido (PSUV) o los sectores de oposición, se han mantenido sin variar.

Movilizaciones de masas en Venezuela.

Dadas las peculiaridades en que se practica la política en Venezuela, usualmente oficialistas y opositores se las pasan realizando marchas, protestas, concentraciones, mítines, huelgas de hambre, homenajes, conmemoraciones, recibimientos, desfiles e infinitas variedades de manifestaciones…

El calendario venezolano está repleto de este tipo de actividades que en esencia son proselitistas, tanto porque prácticamente una vez al año, se celebran elecciones: Regionales y Municipales, Parlamentarias, Parroquiales y Presidenciales.

A lo que agregamos las concentraciones con motivos de “fechas patrias”, entre otras… Y las manifestaciones de protestas que ocasionamente convoca la oposición.

Improductividad de las manifestaciones de masas.

Un calendario tan concentrado de “manifestaciones populares”, celebradas constantemente, en lugar de contribuir a solucionar los males que trajeron las lluvias, entre otros tantos problemas estructurales de antaño, lo que hacen es entorpecer o retardar las soluciones que amerita la Patria de Bolívar en estos momentos.

Esas movilizaciones, usualmente traen parálisis en las ciudades en donde se celebran con los “embotellamientos” y distracción entre los empleados públicos y privados que logran llegar a sus trabajos…. Igual con estudiantes en todos sus niveles.

Aparte de que en ellas participan muchos funcionarios o empleados estatales, que forzadamente deben ausentarse de sus actividades, al verse forzados antes, durante y después a organizar la logística, seguridad, sonido, transporte, comida y hasta bebidas en que debe celebrarse el evento.

Tanto es así, que muchas veces son tomadas para “parrandear”, perdiendo el significado que se pretende llevar con la actividad.

Pero si a todas esas innecesarias actividades agregamos las festividades de carnaval (4 días), Semana Santa (7 días), vacaciones de verano, vacaciones judiciales, (con sus correspondientes días “A quo” y “Ad quem”), feriados bancarios + la jornada 40 horas de trabajo semanal en lugar de las 44 que regularmente se practican en muchos países… Colegimos que el desperdicio de recursos humanos o “fuerza de trabajo” es bastante grande.

Stalin y el desarrollo de la Unión Soviética.

De Josef Stalin, se han dicho muchas cosas… Pero hasta sus más enconados detractores, reconocen que gracias a él, es que la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas (URSS) de ser hato feudal se convirtió en la gran súper potencia mundial a la par con los Estados Unidos e Inglaterra.

Todo gracias al trabajo tesonero que “a las buenas o malas” puso en ejecución para levantar las infraestructuras, levantar su agricultura hasta llevarla a la autosuficiencia alimentaria y el desarrollo sostenido en cultura, ciencias y educación en general de la nueva Nación.

Para ello enarbolando la consigna primaria que caracteriza al socialismo: GOBIERNO DE TRABAJADORES.

Stalin puso a todos los ciudadanos de la Unión Soviética a TRABAJAR…. Ya sea forzadamente, cuando se trataba de los encarcelados o desempleados formales… Pero también de miles y miles de voluntarios, que de forma entusiasta construyeron con sus propias manos, obras maestras como el Metro y toda la ciudad de Moscú.

Mientras que otros fueron desplazados a las zonas rurales, para dedicarlos a labores de agricultura.

Solo después de la muerte de Stalin, es que la mayoría de sus sucesores, en lugar de proseguir ese legado e implementar prácticas democráticas, se dedicaron a la politiquería, la corrupción, los privilegios y otras lacras que dieron al traste con la Unión Soviética (URSS) para desgracia de la humanidad…

CONCLUSION: Algunas sugerencias.

Entendemos que el Presidente Hugo Chávez en su doble condición de Presidente del Partido Socialista Unido (PSUV) y Jefe de Estado, en el marco de la Ley Habilitante, de las potestades que le confieren los Estatutos de su organización política y la Constitución Bolivariana, puede dictar normas, entre ellas la de “Servicio Comunitario”.

Igual pueden hacer Gobernaciones, Alcaldías, Consejos Comunales y Asamblea Nacional, que pueden dictar normas de servicio comunitario, en las cuales en lugar de pretender “homenajear o conmemorar” gestas, héroes, batallas, matanzas o “repudiar el capitalismo e imperialismo” con actividades de masas… Convocar a todo ese caudal de recursos humanos a limpiar parques, sembrar árboles, crear hortalizas, construir o reparar casas, escuelas, hospitales o brindar servicios de consulta médica, legal, alfabetización, etc. A favor de los damnificados por las lluvias.

Extensiva esta propuesta a los chicos y chicas de la oposición, que en lugar de actividades de protestas, huelgas de hambre, cacerolazos y otros berrinches, sustituirlas por esas actividades que sugiero.

Mientras que las actividades de masas, reservarlas única y exclusivamente al proselitismo político, tan pronto sea abierta la campaña electoral por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE)

Es cuánto.

TEMAS RELACIONADOS:

*¿PORQUE FRACASA EL SOCIALISMO?

* VENEZUELA, COMPETITIVIDAD Y SOCIALISMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo