Páginas



domingo, 12 de septiembre de 2010

Venezuela, competitividad y socialismo.


Algunas sugerencias para que Venezuela logre repuntar en los indicadores económicos mundiales, convirtiéndola en próspera y atractiva para las inversiones aplicando correctamente los postulados de Karl Marx.


El “estatismo” lleva al fracaso: El Estado no puede ser dueño de todo..
Presidente Hugo Chávez.

Luego del reporte de competitividad global 2010, que coloca a Venezuela como el lugar menos recomendable para las inversiones en América, entre los peores del mundo.

Tomando en cuenta los ligeros pero significativos cambios en el modelo económico cubano + el derrumbe de los países de la órbita comunista + el despegue de China Socialista posicionada en la segunda economía del mundo, me voy a permitir dictarle algunas sugerencias al Gobierno Bolivariano de Venezuela para emular y superar a sus camaradas chinos, aplicando correctamente la filosofía socialista de “la dictadura de los trabajadores”

Regulación Estatal.

El Estado debe asumir plenamente sus potestades "regulatorias" de todo el aparato productivo nacional.

Pero antes que nada, los funcionarios estatales deben comportarse como TRABAJADORES AL SERVICIO DE LA NACION y no como oligarcas, amos y señores de los destinos de sus compatriotas.

En cuanto a política, el Estado venezolano debe desprenderse gradual, parcial y totalmente de todo aquello que lo distraiga de ese ineludible deber, como por ejémplo: Pretender ser propietario de todo.

Con excepción de lo fundamentalmente estratégico, como los recursos mineros, petroleros, etc.

De esta manera se concentra en darle parao a la especulación, la competencia desleal y mantener saneada la economía nacional. Evitando de paso, por pretender abarcarlo todo, los deprimentes espectáculos como los alimentos podridos de PDVAL.

Seguridad Jurídica

Nada mejor para las inversiones, que sanear y profesionalizar el sistema de Justicia venezolano que descansa en los Poderes Moral y Judicial.

Quienes deben impartir justicia, deben considerarse OBREROS DE LA LEY aplicándolas correctamente con prontitud y EN IGUALDAD DE CONDICIONES PARA TODOS.

He dicho que si hay algo que es socialista “hasta la tambora” es el sistema judicial.

Con ello se evitan espectáculos lamentables, como la huelga de hambre que cegó la vida a Franklin Brito, que con razón o sin ella, reclamaba un derecho que no fue respondido a tiempo.

Empresas mixtas.

El Gobierno Bolivariano ha implementado con éxito, contratos de explotación petrolera mediante “Empresas mixtas”, copiando el modelo cubano en cuanto a inversiones en el sector turístico.

Estos acuerdos comerciales, contemplan que el Estado se reserva el 51 % del capital accionario, mientras que el inversionista extranjero con el restante 49 %.

Si con los “de afuera” se puede llegar a tan beneficiosos acuerdos… ¿Por qué no con los de adentro?

Si con los extranjeros les ha ido tan bien… ¿NO LES IRIA MEJOR CON LOS VENEZOLANOS?

Las “empresas mixtas” que sugiero, pueden perfectamente extenderse del campo petrolero hasta abarcar a todas las empresas, haciendas, fabricas, manufactureras, ensambladoras, súper mercados, zapaterías y hasta “ventorrillos” que han sido confiscadas a los particulares y estatizados por el Gobierno Bolivariano, tal como ellos mismos han planteado con relación a las petroleras expropiadas.

Solo que para que sea más efectivo, los socios que quedarán con el 49 % necesariamente deben ser los propios trabajadores de la empresa expropiada, quienes al mismo tiempo elijan ENTRE ELLOS MISMOS al Consejo de Administración.

Cooperativas y compañías por acciones propiedad de los trabajadores.

Gradualmente, estas empresas mixtas, pueden ser cedidas por completo a sus trabajadores

Podrían convertirse en “cooperativas” o en “compañía por acciones”.

Para que no se pierda “la mística”, en caso de despido o renuncia, las “acciones” del trabajador cesante le deben “indemnizadas” junto al conjunto de sus demás prestaciones laborales correspondientes… Mientras que al nuevo trabajador, se le cede esas “acciones”.

No hay nada mejor que EL NEGOCIO PROPIO para “echarle ganas”.

El Consejo de Administración, tanto para la empresa mixta, cooperativa o compañía por acciones, debe pagar las ganancias como si fuesen “bonificaciones” o “utilidades” cada cierto tiempo o al final de año, junto con el bono navideño o el bono vacacional.

Empresas familiares

Me parece muy buena la idea de incentivar las empresas familiares, administradas y atendidas por miembros de una misma familia, quienes a su vez son sus propietarios.

Inversión local o extranjera:

En este punto, el Gobierno Bolivariano, puede mantener abiertas las inversiones extranjeras o nacionales.

Para ello, debe exigirle al inversionista, las mismas condiciones exigidas para las empresas mixtas, si se trata con empresas estatales en el ramo siderúrgico, petrolero, etc.

Mientras que si se trata de cualquier otra rama, debe convertir a los trabajadores de la empresa en “socios”.

CONCLUSIÓN

Aplicando correctamente el ideario marxista, subordinando el capitalismo al socialismo, con la participación protagónica de los trabajadores… Venezuela podría convertirse entre los mejores lugares del mundo para las inversiones.... Con reglas claras, regulación justa, trabajadores calificados, sistema judicial eficiente y oportunidades de negocios PARA TODOS.

Los chinos saben de eso.

TEMAS RELACIONADOS:

* Reporte de Competitividad Global 2010 -2011.

* ¿PORQUE FRACASA EL SOCIALISMO?

* ¿Por qué los países poderosos del G8 no son socialistas?

2 comentarios:

  1. Estoy seguro de que hice un comentario en este blog hace como una hora. ¿Los están borradno o hay un problema con el sistema?

    ResponderEliminar

Lectores en linea ahora mismo