Páginas



sábado, 20 de agosto de 2011

Los Jueces de las “Altas Cortes” ¡¡Ya están nombrados!!


* Historia y composición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) 
* Falta el “trámite legal” para que los dominicanos sepan quienes serán los próximos Magistrados de la Suprema Corte de Justicia, Tribunal Constitucional y Supremo Electoral. 



Observando a ciertas “fundaciones” y “personalidades” exigiendo “transparencia” en el proceso de selección de los Jueces que integrarán las “Altas Cortes” que supuestamente llevará a cabo “a puertas cerradas” el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), no puedo evitar pensar en la actitud hipócrita de esas entidades que andan “buscando lo suyo”

Porque si bien es cierto que cada uno de los integrantes del CNM son “representantes del pueblo” y que por tanto deben ser diáfanos, transparentes y rendir cuentas a sus representados… No es menos cierto que esas “fundaciones” en lugar de sumarse a la denuncia y protestas, se prestaron a coadyuvar en la redacción de la más mostrenca Constitución de la historia dominicana.

Mientras varios protestaban y denunciaban la “robo reforma constitucional”, esas “organizaciones civiles” colaboraron en darle forma al mamotreto que otorga “imperiales poderes” que hoy disfruta el nuevo Monarca de Quisqueya… Tal como lo demuestra la composición misma del CNM.

Agregamos el silencio cómplice ante el retardo en la conformación del Tribunal Constitucional, que debió haberse realizado a más tardar el 26 de Enero de este año, conforme al mandato del párrafo segundo de la disposición transitoria de la actual Carta Magna.

HISTORIA PATRIA: 

En 1997, Leonel Fernández, dada la composición de los Poderes Legislativo y Judicial controlados por Joaquín Balaguer (PRSC) y José Francisco Peña Gómez (PRD), se encontraba “acorralado” dentro del CNM, al disponer tan solo de su propio voto de los 8 que lo integraban en aquel entonces.

Para esos días, Balaguer le propone a Peña Gómez quedarse con todo el Poder Judicial, pero este último le advirtió al primero, que “no se podía irrespetar la investidura presidencial” y que por tanto, había que “darle oportunidad al Jefe de Estado de que pudiera señalar algunos jueces”. 

De ahí se pactó que PRD y PRSC se quedaran con 12 jueces, repartidos en mitades iguales, conservando el último las Presidencias de la Suprema, la Cámara Penal y la Laboral-Tierras… Mientras los primeros conservaban la primera Vice Presidencia y la Presidencia de la Cámara Civil… Mientras que al entonces Presidente Leonel Fernández le reservaban las restantes 4 plazas. En ese reparto nace la actual Suprema Corte de Justicia, en ese entonces, fuera del dominio e influencia del Poder Ejecutivo.

Ante la renuncia de 1 y muerte de 2 de los miembros de la Suprema Corte… Ese reparto nuevamente se repite en 2002 durante la administración de Hipólito Mejía, con las designaciones de Pedro Romero Confesor, José Enrique Hernández Machado y Darío Fernández Espinal… Mientras ascienden a Eglis Esmurdoc Castellanos a la segunda Vice Presidencia, quedando “fuera del concón” Leonel Fernández y su Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en ese entonces en la oposición sin influencia alguna en el Congreso y en la Suprema.

Nota al margen: En el proceso del 2002 los Magistrados antes mencionados ya estaban elegidos, por ello un veterano Magistrado Presidente de Corte que se encontraba entre los "preseleccionados" sorpresivamente no acudió a las "evaluaciones" transmitidas en cadena nacional, al serle notificado extraoficialmente la noticia sobre el particular, por parte de una poderosa Juez Suprema relacionada directamente con el Presidente Hipólito Mejía.

El Presidente de la República “amo y señor” del Consejo Nacional de la Magistratura. 

Leonel Fernández regresando al Poder en 2004, aprovechando el deceso de Balaguer y Peña Gómez, decide adueñarse del país para convertirlo en su finca particular, erigiéndose en Emperador, de ahí que se confecciona el traje a la medida que es la actual Constitución dominicana. 

 El hambriento gobernante, no podía dejar pasar por alto “la humillación” infligida en 1997 y 2002… Por lo que rediseñó a su gusto el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para que “solito y sin asistencia” pudiese elegir a los jueces que se le diera la regalada gana… En lugar de reajustar la antigua composición del CNM para que representantes del Colegio de Abogados, Universidades, denominaciones religiosas o ateas y otras entidades tuvieran participación en la selección de los Magistrados Supremos… Extensivo con representantes de los recién creados Tribunal Constitucional y Supremo Electoral a la par con los representantes de la Suprema Corte de Justicia…

En lugar de ello, Su Majestad Leonel Fernández I, impuso la canalla contrarreforma a ese ente:

- Incorporando al Procurador General de la República, funcionario designado por Su Alteza Imperial que lógicamente votará en consonancia junto a su amo + El voto que le corresponde como “Presidente de la República” + el “voto de calidad” en caso de “empate” en su condición de Presidente del CNM = De 2 a 3 votos consecutivos “uno detrás del otro”.

- A lo que sumamos, la compra de las Elecciones Congresionales del 2010 quedándose con el control absoluto del Senado y la Cámara de Diputados + El “tumbe” propinado a Amable Aristy Castro = 3 votos adicionales.

- Y como si todo fuera poco, manteniendo como “rehenes” al Presidente y representante de la Suprema Corte de Justicia, quienes como “jueces y partes” no se atreverán contradecir a la mayoría imperial, como lo demostraron en la elección del 2002 votando como mansos corderitos por los señalados por el PRD y PRSC (so pena de perder sus cargos como Amadeo Julián en 1997) + El hecho de que Víctor José Castellanos fue uno de los 4 Jueces designados por el Emperador en 1997 y de los que votó favorable en la monstrenca sentencia del caso Sund Land = 2 votos más.

Mientras que el PRD, en “agradecimiento” por darle la nalga para facilitar la robo reforma, como perros viralatas recibe las migajas del festín, otorgándole un representante.

EN RESUMEN: 

De los 9 votos del CNM… 8 le corresponden a Su Alteza Imperial Leonel Fernández I.

De los 6 votos para conformar el quórum… ¡¡LOS TIENE TODOS!!

De los 5 votos mínimos para elegir… ¡¡LOS TIENE TODOS!!

CONCLUSION: Los Magistrados de las Altas Cortes ¡¡ESTAN ELEGIDOS!! 

Ante la contundencia de los hechos que les he descrito, sería tonto pensar que “la elección de los jueces empieza ahora”.

Si el Emperador de Quisqueya, pisoteó su propia Constitución, aplazando hasta el momento que les escribo la convocatoria del CNM para que esta se avoque a designar formalmente a los Jueces de las “Altas Cortes” a pesar de ser amo y señor de esa entidad, era porque necesitaba “cuadrar” tranquilamente el negocio.

Si el Monarca de Quisqueya, dejó transcurrir completito el plazo de un año otorgado por la Carta Magna y de ñapa tomarse 8 meses adicionales… Era porque debía tomarse tiempo suficiente para escoger a sus “chopos supremos” sin los molestosos cabilderos, haciendo “lobby” en su ante despacho y ejerciendo “paracaidismo” en todas las actividades oficiales y privadas a las que debe asistir en su condición de Jefe de Estado.

Tenía que confeccionar 2 listados: Uno para la reelección y otro por si debía retirarse a la “oposición”:

En el menú reeleccionista: Manteniendo las 35 plazas vacantes como parte del botín para las negociaciones electorales con los futuros aliados, para repartir generosamente una gran tajada, mientras se queda con 2 de las 3 Presidencias y la mayoría simple en cada Tribunal Supremo.

En el menú oposicionista: Quedándose con todas las Presidencias, con 11 de los 16 Jueces de la Suprema Corte, con 7 de los 9 Jueces del Tribunal Constitucional y con 6 de los 10 miembros (3 titulares y 3 suplentes) del Supremo Electoral.

Mientras que “las sobras” repartidas equitativamente entre reformistas, perredeístas y la “sociedad civil”… Pa que no digan que es “agallú” y “comesolo”

Abortados sus planes reeleccionistas, desechando el primer plan por el segundo, para estructurar con sus “tanques pensantes” de la Funglode el “perfil” del Juez que se ajuste a sus intereses, preseleccionar, evaluar, señalar, convocar y ratificar a los agraciados.

Ya estamos en la convocatoria y solo falta ratificar lo que ya está elegido, entre ellos a los actuales magistrados de la Suprema Corte de Justicia que no serán jubilados que ya hicieron sus amarres.

La diferencia entre las selecciones de 1997 y 2002 con la que se realizará en 2011, es que ahora no hay acuerdo entre fuerzas partidarias para repartirse el pastel y luego montar el show televisivo, ahora la correlación de fuerzas recae en una sola persona.

RECOMENDACIÓN: 

Aunque el panorama luce definido, puede haber oportunidad para 2 plazas, entre candidatos señalados entre “los no seguros”.

Por ello invito a los que crean tener condiciones a que se postulen, echen el pleito y que se la jueguen por si acaso alguno de los pre-designados “resbala” y pueda caerle en gracia a algún poderoso sector que quiera impedirle el ingreso a algún fulano, "partirle la madre" a algún Juez actual de la Suprema o simplemente “llevarle la contraria” al Emperador y a su cortesano Subero. 

Y hasta para “legitimar” la vagabundería que se hará con las Altas Cortes, si usted es una persona honesta y capaz para que lo mencionen como “referencia de la pulcritud del proceso”.

Lástima que me falten semanas para completar los 12 años de ejercicio legal.

Suerte a los aspirantes, los de verdad.

TEMAS RELACIONADOS:

* ¿Será mejor la próxima Suprema Corte de Justicia con la incorporación de Jueces de “carrera”?

- Criterios para la selección de los Jueces de los Tribunales Constitucional, Supremo Electoral y Suprema Corte de Justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Lectores en linea ahora mismo