Páginas



jueves, 13 de diciembre de 2012

Odios, amores, cáncer y Hugo Chavez.


Un mensaje de amor y sensatez al pueblo venezolano.




No obstante, el príncipe que se hace temer, sin al propio tiempo hacerse amar, debe evitar que le aborrezcan, ya que cabe inspirar un temor saludable y exento de odio, cosa que logrará con sólo abstenerse de poner mano en la hacienda de sus soldados y de sus súbditos, así como de despojarles de sus mujeres, o de atacar el honor de éstas. Si le es indispensable derramar la sangre de alguien, no debe determinarse a ello sin suficiente justificación y patente delito. Pero, en tal caso, ha de procurar, ante todo, no incautarse de los bienes de la víctima porque los hombres olvidan más pronto la muerte de su padre que la pérdida de su patrimonio. Si sus inclinaciones le llevasen a raptar la propiedad del prójimo, le sobrarán ocasiones para ello, pues el que comienza viviendo de rapiñas, encontrará siempre pretextos para apoderarse de lo que no es suyo, al paso que las ocasiones de derramar la sangre de sus gobernados son más raras, y le faltan más a menudo.
Nicolás Maquiavelo, El Príncipe, capitulo XVII

Las manifestaciones de “odio” que han brotado en las redes sociales y en algunos círculos, las cuales han sido “reciprocadas” por jerarcas del Gobierno Bolivariano, a consecuencia de la terrible decaída en la salud del Presidente Hugo Chavez, es algo que he advertido en este medio desde hace bastante tiempo con la publicación de estos temas:

- La muerte de Luis Tascon.

- Viernes Negro

- Lista negra del chavismo.

- Lista negra del chavismo II

- Lista negra del chavismo III

- Ha llegado la hora del perdón en Venezuela.

- Pacto de Punto Fijo II

Lamentablemente gracias a los altos niveles de inmadurez política que padece Venezuela en todos sus estamentos, hemos llegado a este lamentable punto.

Pero no crean, el Gobierno Bolivariano, se ha “ganado a pulso” estas manifestaciones de rabiosa irracionalidad, no solo por las razones que advertí en los temas indicados precedentemente, sino por otras tales como:

El lenguaje de odio empleado sistemáticamente en la “red de medios públicos” contra la oposición o cualquier persona que “disienta” sanamente contra el Gobierno.

El lenguaje rencoroso de importantes jerarcas en ruedas de prensa, reuniones y manifestaciones de masas, siendo el caso más emblemático la nauseabunda proclama de “odio” del Ministro Rafael Ramírez.

Las acciones de “odio”, arrogancia, petulancia, prepotencia, de altos, medianos y pequeños dirigentes del chavismo, a quienes nos les importa “cerrar calles y avenidas” sin previo aviso para montar sus “manifestaciones de apoyo a la Patria” o para meros asuntos proselitistas en horarios y días laborables… Hechos vergonzosos, como aconteció recientemente en Maturín, en donde el equipo de una candidata en plena “zona escolar” a partir de las 10 de la mañana colocaron a todo dar sus equipos de sonido, sin importarles que en ese momento se estuvieran impartiendo docencia.

El lenguaje de odio en las más recientes alocuciones del Presidente “en funciones” Nicolás Maduro en sus "informes" acerca de la salud del Presidente Hugo Chavez.

Situación que lo que hace es ECHARLE GASOLINA AL FUEGO.

A lo que acotamos:

Un cristiano de corazón, siempre perdona…

Pero, una persona que no lo sea del todo, jamás perdona.

Ejemplo: Si una persona era camarógrafo de RCTV, “capataz” de una prospera finca privada o simple perforador petrolero, con su empleo con el cual pagaba casa, electricidad, educación y comida para sus hijos + el seguro medico y otros beneficios colaterales, quizás con el dinero del “quince y ultimo” le proporcionaba el tratamiento medicinal a sus padres… Repentinamente, pierde todo eso, gracias a una de las tantas “expropiaciones” , posteriormente “pasando las de Caín” buscando donde sea “lo que se le ha perdido”, pasando hambre, penurias….

¿Acaso ustedes creen que no se alegraría por lo que está aconteciendo en estos momentos?

Extensiva dicha situación, a los miles que fueron despedidos de PDVSA, los presos y exiliados políticos, los antiguos trabajadores de RCTV y las más de 35 emisoras de radio y televisión a las que “no les renovaron las concesiones”

Agreguen también a quienes les expropiaron las gasolineras, fincas, empresas petroleras, marmolerías, supermercados, joyerías y cuanta empresa grande, pequeña o mediana el Gobierno Bolivariano ha encontrado en su camino.

No dejen de mencionar a quienes les han “invadido” sus casas y solares.

Sumen a los que se las han puesto “en China” cuando hacen diligencias diversas en las dependencias gubernamentales, tan solo porque aparece en la “lista Tascón” o Maisanta.

Con todo eso es que se ha “nutrido” la oposición durante 14 años: más de 6 millones de ciudadanos venezolanos, distribuidos entre propietarios expropiados o invadidos junto con sus trabajadores, amigos y familiares.

A los que les restamos los cristianos de corazón que han perdonado todo eso, pero quedándose esa “minoría” rabiosa, resentida, rencorosa…

2 millones de personas, maldiciendo, haciendo brujerías, misas negras y celebrando ruidosamente el mal que ha sobrevenido contra la persona a quien creen responsable directo de sus desgracias.

En la metafísica, ese “karma” es muy poderoso, imposible de revertir y por eso lo advertí oportunamente en los momentos adecuados y hasta el momento que escribo, los responsables directos de ello, persisten torpemente en incentivarlo.

Aprovecho para llamar a la sensatez a todos los venezolanos, que recuerden que somos hermanos, hijos de la misma tierra y que PERDONEMOS, nos abracemos en oración por el bien de todos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo