Páginas



domingo, 9 de octubre de 2011

Los cargos influyentes o “premios de consolación” dentro del Poder Judicial para los que no sean elegidos para las Altas Cortes dominicanas




Muchas personas creen que los 35 asientos que en su totalidad conforman la Suprema Corte, Tribunales Supremo Electoral y Constitucional son la “casa de Poder”, por su carácter de “entes rectores” de todo el andamiaje judicial de la ex República Dominicana.

Pero lo que muchos profanos ignoran, es que aparte de esos codiciados y poderosos cargos, también existen otros que no tienen nada que envidiarles, por el poder e influencia que ejercen en todo el Poder Judicial, cuyos titulares provocan “temor” sobre los Jueces que integran los tribunales inferiores en todo el territorio nacional.

Cargos, a los cuales podrían aspirar los que no sean beneficiados con la investidura de Juez Supremo, que le podrían servir a Su Alteza Leonel Fernández I de Quisqueya, de “compensación” o “premios de consolación” para los suyos, veamos:

Procurador General de la República
Cargo equivalente al de Presidente de la Suprema Corte de Justicia, jefe del Ministerio Público en toda la geografía nacional y miembro de pleno derecho del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)

Director del Departamento de Prevención de la Corrupción (DEPRECO)
Cargo equivalente a Juez Supremo, con categoría de Procurador General adjunto, pero con autonomía adminsitrativa, presupuestaria y jerárquica… En términos prácticos, otro Procurador General de la República.

Director de la Carrera Judicial
El “Estado Mayor”, encabezado en estos momentos por el General ® Pablo Garrido, el cual ha instaurado la “obediencia debida” en todos los Tribunales de la República hacia los Lores Supremos.

Su titular es el capataz administrativo de la judicatura y "Comandante" de los tenebrosos "inspectores" que supuestamente "evalúan el desempeño" del resto de los Jueces del país, hasta la confección de amañadas investigaciones como las del caso de la "caliesada" Katia Miguelina Jiménez...

Tan poderoso es ese cargo, que todos los jueces inferiores, ven a su titular como el “Magistrado No. 17 de la Suprema Corte”, ya que imparte órdenes directas, pasando por encima de las potestades administrativas y jerárquicas de las Cortes de Apelación, las cuales son obedecidas sin chistar. Ejemplo es cuando ese “Magistrado”, en una de sus rondas, ordenó el cierre de una de las puertas de acceso del Palacio de Justicia de San Francisco de Macorís a la “Encargada Administrativa” de aquel entonces Enidia Olivares (mi "ex amiga" que me excluyó de su listado de amigos en facebook), procediendo esta al cierre inmediato, sin consultar Jueces y mucho menos a nosotros los Abogados, para jodienda de todos los usuarios de ese lugar.

Director de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ)
La “perversión” de la judicatura dominicana… Lugar en donde supuestamente enseñan a los Jueces a impartir justicia, pero que en la praxis centro de deformación al estilo “Escuela Militar de las Américas” en donde se “instruye a los soldados” a obedecer, obedecer y obedecer… Aparte de “muro de contención” violatorio de las Leyes de Carrera Judicial,  Organización Judicial y la Constitución para que los abogados en ejercicio jamás entren a sus recintos.

Tan poderoso es ese cargo, que no solo determina quién entra a la judicatura, sino que sin "calendarizar" ni mucho menos "consultar", cuando se les da la maldita gana, inventan algún curso, charla, congreso, seminario, sesión, bonches, lambonerías, etc. en días y horarios laborables, que obliga a los Magistrados de los Tribunales dominicanos a cancelar sorpresiva e intempestivamente las audiencias fijadas, para acudir como mansos corderitos a esas actividades, para desgracia de nosotros los abogados y clientes

El titular de ese ente, los jueces inferiores lo catalogan como el “Magistrado No.18 de la Suprema Corte”

El Consejo del Poder Judicial
El “delivery” de los Lores de la Suprema Corte… Compuesto por el Presidente y un Juez de la Suprema + representantes a razón de uno (1), de los Magistrados de Cortes de Apelación, Primera Instancia y Juzgados de Paz. De ahí el invento de crear el asiento No. 17 de la Suprema Corte de Justicia, bajo la excusa de que el titular representante no puede ejercer labores jurisdiccionales.

Pero aunque es la “bodega” y los jueces inferiores que están en ella los “deliverys” que entregan los mandados e instrucciones al resto de sus pares en todo el territorio nacional… En teoría tiene mucho Poder, ya que maneja todo lo disciplinario, administrativo, presupuestario, quitar o designar jueces, etc. De toda la judicatura dominicana. Por esas razones, a los Jueces provenientes de las instancias inferiores que lo conforman, los bautizo como los “Magistrados 19, 20 y 21 de la Suprema Corte”

El Procurador General Electoral
En vista de que ha sido creado el Tribunal Supremo Electoral y dada nuestra cultura clientelista -“botellera”… Aunque entendemos que perfectamente ese trabajo le corresponde exclusivamente a las partes en conflicto e “in extremis” al Procurador General de la República por sí mismo o por cualquiera de sus Adjuntos… Dentro de la “lógica politiquera” de la Monarquía, sin duda alguna crearán esta dependencia, para supuestamente “representar los intereses de la sociedad” ante esa Jurisdicción.

El Procurador General Constitucional.
Las mismas razones.

Esos “Procuradores Generales” lógicamente tendrían la misma jerarquía de los titulares de esos Tribunales Supremos.

Defensor del Pueblo
Todavía “enmarañado” en la Cámara de Diputados… Cargo poderoso, ya que estaría al mismo nivel que el de los “Procuradores Generales ante las Altas Cortes”, con facultades extendidas a todos los ámbitos judiciales, políticos, sociales, comerciales, etc. que atenten contra "los derechos del pueblo"

Presidencias de las Cortes de Apelación.
Si el Emperador de Quisqueya, los que le “harán el coro” en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y sus vasallos del Poder Legislativo me hicieran caso acogiendo mis sugerencias para restaurar y ampliar las potestades legales y administrativas de las Cortes de Apelación en todos los Departamentos Judiciales diseminados en toda la geografía nacional… Tendrían disponibles 11 apetecibles cargos extras....Ya que nuevamente sería incorporada la figura de “Presidente de Corte de Apelación” como era antes de 1997, con las nuevas atribuciones semejantes a sus homólogas chilenas, con plenitud y “unidad jurisdiccional”…

Un Presidente de Corte de Apelación no tendría nada que envidiarle a cualquier “simple Juez Supremo”, ya que sería la “cabeza del ratón y no la cola del león” dentro de todo el Poder Judicial, que era justo lo que acontecía antes del despedazamiento de esas instancias, lo que evitaba la "diarrea" de aspirantes a Jueces Supremos que vemos en este Proceso 2011.

Actualmente con las limitaciones legales y burocráticas fruto de la división alegre de las Cortes de Apelación en “Cámaras y Salas”, muy pocos Magistrados “Presidentes de Cámaras” tienen poder real en sus Departamentos Judiciales… Conozco 2 casos: Olga Herrera Carbuccia y Antonio Manuel Florencio Estrella, que han sido considerados para Jueces Supremos en varias oportunidades y “consolados” dejándolos “hacer y deshacer” en sus jurisdicciones. 

Otros “premios de consolación”
Cámara de Cuentas y Junta Central Electoral (JCE)… Pero “cheques futuristas” sin garantía, ya que a sus titulares les queda mucho tiempo en sus puestos…

Los Procuradores Generales adjuntos fruto de las vacantes que se podrían crear, en caso de “traslado” de algunos de sus Magistrados a las Altas Cortes y de las nuevas Procuradurías que podrían ser creadas ante esas nuevas Jurisdicciones.

Las Presidencias de los Tribunales Contencioso-Administrativo y Contencioso-Tributario. Con jurisdicción nacional para conocer de todas las impugnaciones administrativas de los "actos de gobierno"

CONCLUSIÓN:

Su Majestad Leonel Fernández I, Emperador de Quisqueya “por la gracia de Dios y el PRD”, tendría disponibles 10 cargos adicionales para designación inmediata + Algunas Procuradurías adjuntas + 11 Presidencias de Cortes al mediano plazo tan pronto sean reincorporadas al ordenamiento jurídico + Las 2 Presidencias de los Tribunales Administrativos = un promedio de 27 cargos extras…Para ser repartidos entre “sus fieles” como “premio de consolación” para los que no salgan “premiados” como Jueces titulares en las Altas Cortes.

Y que conste, que no he agregado la posibilidad de ratificar en los mismos cargos en que se encuentran la mayoría de los aspirantes a los Tribunales Supremos o ser promovidos a instancias de mediana jerarquía, ante la SEGURA BARRIDA que viene sobre todo el Poder Judicial, tan pronto sean designados los titulares de sus entes rectores….

Ya que en ese caso, ganarían casi todos los 300 aspirantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Lectores en linea ahora mismo